14 de julio de 2018
14.07.2018

La defensa del Hércules busca un líder

El Hércules incorporará dos piezas antes de dar por cerrada su defensa

13.07.2018 | 23:11
La defensa del Hércules busca un líder

La renovación de Pol Bueso ayer por un año y Álvaro Pérez garantizan la competencia en el eje de la zaga. La posición del lateral derecho quedará sin doblar.

Todas las defensas necesitan un líder. De momento, el Hércules tiene garantizada la competencia en el centro de su zaga tras consumar ayer la renovación de Pol Bueso por una temporada más (será la tercera en el equipo) y presentar a Álvaro Pérez como un sub'23 atípico que desembarca con impronta de titular. El futbolista alicantino lo fue el curso pasado en el Mestalla, donde era uno de los capitanes, y espera reeditarlo ahora que ha llegado al destino que perseguía, en sus propias palabras, desde que tenía uso de razón: «De pequeño quería jugar en el Rico Pérez y ahora voy a lograr mi sueño», aseguró el central de 22 años, convencido de que el único objetivo «es el ascenso» y que saber convivir con la presión que eso conlleva «es fundamental para poder ser un buen profesional», admitió.

El precedente, en su caso, no le beneficia. Ocupa la ficha que dejó libre Adrià Vilanova, el hijo de Tito, exayudante de Guardiola y extécnico del Barça, que solo dispuso de una oportunidad en toda la temporada para mostrar el potencial que se le presuponía cuando progresó en la cantera blaugrana.

Javier Portillo le echó una mano para sortear ese mal preludio: «Se trata de un central derecho, pero que se adapta a los dos perfiles, incluso puede actuar de lateral diestro. Tiene una gran proyección, ganas de crecer con nosotros y buena salida de balón. No se trata, pese a ser sub'23, de un fichaje de relleno. Nos va a dar un salto de calidad en la defensa». Planagumà deberá ser capaz de habilitarle el espacio que reclamaba ayer el director deportivo para él.

La versatilidad de Álvaro Pérez, que el año pasado disputó 33 partidos como titular en el mismo grupo que el Hércules, permite al club olvidarse de fichar a un segundo lateral diestro. Es una demarcación que no le resulta extraña dado que ya ha jugado ahí en algunas ocasiones, o sea que podrá ocupar el hueco que deje Juanjo Nieto si llega el caso. En el flanco izquierdo, la situación cambia. Rubén Molina «Nani» ha convencido a Planagumà en su primera semana en el grupo, encaja perfectamente como titular y esa circunstancia no hace primordial fichar un lateral zurdo de caché alto. Lo que sí es seguro es que hay que doblar esa demarcación. De este modo, al muro defensivo del Hércules le hacen falta dos nombres propios más, un cuarto central y un lateral zurdo. Portillo insiste en convencer al Mallorca para que le ceda a Franco Russo, al que acaban de contratar los baleares, aunque pensando más en el futuro que en una inserción inmediata en el recién ascendido a Segunda. También sigue abierto el frente por Peris. El Elche inicia la pretemporada pasado mañana y se confía en que Cordero haga pública la lista de bajas. En ella debería figurar el lateral zurdo valenciano por el que estaba interesado el Hércules hasta que Nani empezó a ganarse la confianza de Planagumà en el comienzo de las cargas de trabajo.

7 candidatos

De entre todos ellos, los dos que restan por venir y los 5 que ya están asegurados, habrá de salir el líder de esta línea capital que el último curso no fue capaz de encontrar el equilibrio. Ni Samuel ni Mikel Santamaría (dado de baja) ofrecieron el nivel que se les presuponía, lo mismo que el portero titular, Ismael Falcón. Eso cebó un desenlace decepcionante que no se debería volver a repetir. Por eso es capital acertar, que no haya fiascos y que todo el mundo ofrezca una versión tolerable de su fútbol. De momento ya hay una variación con respecto a la última defensa: nadie está para hacer bulto, y eso, como principio categórico, ya es mucho.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF
Enlaces recomendados: Premios Cine