30 de marzo de 2017
30.03.2017

En continua incertidumbre

La afición herculana muestra su preocupación pero confía en que se alcance un acuerdo con el fisco

30.03.2017 | 00:18
En continua incertidumbre

Desconcierto en la grada. Acostumbrados a vivir todo tipo de angustiosas situaciones, los seguidores del Hércules recuerdan que en el verano del 2000 los problemas del club eran mayores que los que tiene ahora con Hacienda y esperan una solución que espante los fantasmas de la liquidación. La confianza en la labor de Ramírez es unánime.

Los aficionados del Hércules las han visto de todos los colores en cuanto a problemas extradeportivos del club del Rico Pérez. El último ha llegado esta semana con la exigencia por parte de Hacienda de un aval de cuatro millones de euros para saldar la deuda, una situación que deja a la entidad blanquiazul al borde de la liquidación. La afición, curada de espanto, reclama cautela y confía en que se alcance pronto un acuerdo de pago. Más de uno, incluso, recuerda que lo vivido en el 2000 fue mucho peor, cuando los alicantinos rozaron el descenso administrativo a Tercera.

«Al final se pagará, no sé si en el último minuto del partido o en la prórroga, pero se pagará», asegura el abonado número 537 del Hércules, Mariano Soriano. «Los aficionados estamos acostumbrados al peligro, así que nos mantenemos tranquilos. Hacienda juega su papel y al final acabara siendo más flexible. Estoy tan seguro de que se encontrará una solución que, si hoy saliera la campaña de abonos para la próxima temporada, me sacaría mi carnet», afirma el seguidor.

En la misma línea apunta otro incondicional del Rico Pérez, el abonado número 240, Luis Hernández: «Es un momento complicado pero está lejos de ser el más delicado de nuestra historia. Ese llegó en el 2000, cuando rozamos el descenso a Tercera. Los herculanos somos unos supervivientes y estamos acostumbrados a estas situaciones críticas. Hacienda acabará permitiendo que se fraccione la deuda».

Desde la peña Pericana de Alcoy se expresa su presidente, Antonio Soriano: «Al principio veía un panorama más complicado. Ahora estoy convencido de que Enrique Ortiz acabará respondiendo y de que Juan Carlos Ramírez dará un paso al frente. A Hacienda no le conviene liquidar el club y quedarse sin beneficio. También entiendo que debe exigir unas garantías mínimas».

Son más los aficionados que confían en la figura de Ramírez, como es el caso del secretario de la asociación Herculanos, Manolo Piera: «Es un dirigente que nos gusta porque está implicado, es cumplidor y le vemos como un hombre de fútbol. Hay aficionados que no le apoyan por su pasado en el Elche, cuando su apuesta por el Hércules es decidida. Desde que llegó al club ha hecho una gestión impecable».

Concluye el debata, volviendo al conflicto con Hacienda, el presidente de la peña Herculanos Sin Fronteras, Luis Mascaraque: «Hemos vivido situaciones complicadas y esto te permite estar relativamente tranquilo. Más difícil que en el 2000 no va a ser. Pensamos que todo se arreglará y al final llegará la cordura».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook