29 de marzo de 2017
29.03.2017

Hacienda esgrime el papel moroso del Hércules para rechazar el pago sin aval

La Agencia Tributaria declina una contraoferta en la que el club iba a abonar de inmediato 560.000 euros - Los pagos a la entidad están ya embargados y sus cuentas lo estarán el 5 de abril si no hay acuerdo

29.03.2017 | 00:12

La Agencia Tributaria tardó ayer apenas 27 minutos en declinar la contraoferta realizada por el Hércules para saldar la deuda de cuatro millones que aprieta cada vez más la soga del club blanquiazul. Hacienda recordó a la entidad sus «antecedentes de incumplimientos» para no tener en consideración el nuevo acuerdo singular propuesto por el presidente Carlos Parodi y que presentaba importantes novedades. Los ingresos del Hércules están embargados desde la semana pasada por valor de 2,3 millones de euros y el club dispone de una semana, más en concreto hasta el 5 de abril, para llegar a un acuerdo con Hacienda, ya que de lo contrario sus cuentas será definitivamente embargadas, lo que podría provocar la liquidación de la entidad.

Los dirigentes del Hércules han emprendido una lucha contra el reloj y ayer mismo remitieron a José María Cañadillas, subdirector de Recaudación Ejecutiva, una propuesta que no fue tenida en cuenta y cuya principal novedad era el abono inmediato de 560.000 euros, correspondientes a las siete mensualidades de 80.000 euros que se adeudan a Hacienda desde el pasado septiembre.

Condiciones

El nuevo acuerdo singular que pretendía firmar el Hércules tenía una duración de cinco años y el club se comprometía al pago del 5% de la deuda pendiente mientras el equipo siga en Segunda B, con un máximo de cuatro temporadas.

Por último, la entidad del Rico Pérez garantizaba el pago íntegro de la deuda de cuatro millones si el equipo militaba en Segunda División.

El presidente Parodi y el apoderado Ramírez confiaban en un acercamiento de posturas con la Agencia Tributaria pero a los 27 minutos recibieron un escueto correo del subdelegado de Recaudación Ejecutiva en el que insistía en que el Hércules debe pagar los cuatro millones o bien avalarlos antes de establecer un nuevo convenio. Punto y final. El abatimiento se instaló inicialmente en los dirigentes, que ayer mismo se reunieron con el alcalde Gabriel Echávarri para pedir su intermediación.

En la propuesta del Hércules también destacaban las garantías ofrecidas, como la cesión de los derechos televisivos en caso de ascenso a Segunda o el 50% del beneficio que el club pudiera obtener de cualquier traspaso.

Tras la nueva negativa de Hacienda, los dirigentes han pedido el amparo de las diferentes instituciones y hoy está previsto que el presidente Carlos Parodi rompa su silencio.

El Hércules critica que la Agencia Tributaria incurre en un grave agravio comparativo ya que, en su día, el Deportivo de la Coruña o el Cádiz firmaron convenios en condiciones mucho más ventajosas.

El club blanquiazul ha abonado 10,2 millones en cuatro años y ahora no entiende que desde Madrid se nieguen a rebajar esa mensualidades de 80.000 euros (960.000 anuales) que asfixian a la entidad. El problema es que en el convenio firmado en 2013 no se contemplaba la posibilidad del descenso a Segunda B y esa cantidad de 80.000 es la misma que se debería cumplir si el equipo militara en Segunda División, lo que pone de manifiesto el desajuste ya que la categoría de bronce es deficitaria por la falta de ingresos mientras que, en la de plata, el Hércules ingresaría un mínimo de 8 millones en concepto de derechos televisivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook