13 de diciembre de 2013
13.12.2013
QUIQUE HERNÁNDEZ

«Soy optimista, hay un buen bloque para darle duro ya»

Sostiene que la coyuntura económica actual y el control que realiza la LFP para mantener un «orden necesario» obliga, más que nunca, a girar la vista hacia la cantera

13.12.2013 | 00:51
«Soy optimista, hay un buen bloque para darle duro ya»

Entrenador del Hércules. Quique Hernández sostuvo ayer que la coyuntura económica actual y el control que realiza la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para mantener un «orden necesario» obliga, más que nunca, a girar la vista hacia la cantera. En ese sentido, el técnico se muestra «optimista» sobre el futuro y aclara que dispone de un buen bloque «para darle duro ya».

No queda otra que mirar dentro de la casa. Así lo entiende Quique Hernández que, lejos de quejarse ante la posibilidad de no poder contar con un refuerzo foráneo para cubrir la vacante en defensa que deja el lesionado Borja, ve en la cantera el recurso idóneo para clubes del perfil del Hércules. «Hay que mentalizarse de que el fútbol ha cambiado su gestión y ahora las entidades no tienen las manos libres para hacer y deshacer a su antojo sino que tienen unas limitaciones», arguye el técnico herculano.
No puede contar con Escassi, sancionado. ¿Ha llegado el momento del canterano Carbonell?
Si tiene que jugar Carbonell no es porque no exista otro remedio. Está en disposición de jugar y si lo hace es porque se lo merece y está trabajando para ello.
¿Qué destaca del jugador?
Es un buen central, agresivo, con sentido de la anticipación. Tácticamente ha mejorado mucho. La gente joven pide paso.
La hora de la cantera...
Siempre ha dado buen rédito la cantera. Y en los tiempos que corren es necesario. El control de la Liga, la situación económica... No se puede hacer lo que se hacía antaño, endeudarte, buscar un central de donde fuera y luego ya se vería si se paga o no. Si se trabaja la cantera con dedicación es una gran solución para los clubes.
¿Quiere eso decir que podría no llegar ningún refuerzo para cubrir esa plaza de central que deja vacante Borja?
Hay que mentalizarse de que el fútbol ha cambiado el modelo de gestión. Salimos de un concurso y tenemos que cumplir con los acreedores. Hay orden y me parece perfecto. Esas son las bases y hay que adaptarse. En cualquier caso creo que tenemos mucho ganado. El periodo de adaptación ha concluido. Soy optimista, tenemos un buen bloque, con gente apretando atrás. Estamos en disposición de darle duro ya.
Si debuta Carbonell este sábado en Alcorcón será el tercer jugador del filial (tras Álex y Sugi) que llega esta temporada al primer equipo. ¿Hay más canteranos tocando a la puerta?
Un Hércules que históricamente no tiene instalaciones, muchas dificultades, que funciona a base de trabajo de entrenadores, delegados y padres, ha ido sacando jugadores. Si mejoramos el tema de instalaciones todavía podría ser mejor. Hay un grupo de chavales pisando fuerte en la cantera. Y en un futuro próximo se verá. Hay muy buen trabajo a pesar de los problemas y deficiencias que tenemos.
En el partido ante el Sporting de Gijón se volvió a sufrir una herida en una acción a balón parado...
A todos nos preocupa padecer en acciones que son evitables. Incidimos: al final todo es atención, concentración, estar muy vivos. Todos los equipos reciben goles así, pero es cierto que nosotros hemos sido duramente castigados y culpa tenemos de ello puesto que hay situaciones evitables. Eso se trabaja, por supuesto.
¿Del Alcorcón?
Es uno de los equipos que más gratamente me ha sorprendido año tras año. Arrancó con más dudas, lógicas en un cambio de entrenador, pero creo que están en el mejor momento de la temporada. Es ya un clásico, con un gran rendimiento en Segunda estos últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook