19 de septiembre de 2012
19.09.2012

La CAM ejecuta el aval y el Consell paga los 18 millones prestados al Hércules

Dos cuotas impagadas provocaron que la entidad bancaria reclamara la totalidad de la deuda al avalista, el Instituto Valenciano de Finanzas, que desembolsó el dinero a principios de año

19.09.2012 | 02:00
La CAM ejecuta el aval y el Consell paga los 18 millones prestados al Hércules

Dos cuotas impagadas por un valor total de 445.598 euros provocaron que el crédito concedido por la CAM al Hércules entrara en mora y, por consiguiente, la entidad bancaria acabara ejecutando el aval para recuperar el préstamo por el total: 18,4 millones de euros. Con ello, el Instituto Valenciano de Finanzas, organismo dependiente del Consell, ya ha tenido que desembolsar la totalidad del crédito a la Caja del Mediterráneo, según consta en la Memoria de las Cuentas Anuales de la Generalitat Valenciana.
En la citada memoria se hace constar que el 22 de junio de 2011, el IVF hizo frente al pago de obligaciones "no atendidas" por la Fundación Hércules por importe de 263.515 euros y, posteriormente, el 9 de agosto del mismo año se repitió la operación por idéntico concepto por un importe de 182.082 euros. Tras ello, en la memoria de cuentas se refleja que el 24 de enero de este año se ejecutó la totalidad del aval (18.390.891 euros).
Ante esto, el Instituto Valenciano de Finanzas ha movido su primeras piezas para intentar recuperar el dinero. En ese sentido, el IVF presentó alegaciones sobre la calificación de la deuda en el proceso concursal al que se ha acogido Aligestión, sociedad propietaria del Rico Pérez y vinculada a Enrique Ortiz, que ejerció como contravalista únicamente durante un breve periodo de tiempo para que el Consell avalara el crédito. Ese movimiento, sin embargo, puede quedar corto para recuperar la totalidad de la deuda dado que Aligestión únicamente ejerció como contravalista durante unos pocos meses, en tanto se procedió a cubrir el proceso de ampliación de capital en la Fundación Hércules, entidad que recibió el dinero. Ahí sí que los abogados de Ortiz obraron con diligencia para sacudir las responsabilidades de Aligestión acordando dejar sin efecto el contraval una vez cubierta la ampliación de capital en la Fundación, que abrió la ventana para tomar el relevo del contraval dotando al IVF del derecho a pignorar el cien por cien de las acciones como único recurso en caso de que no se hiciera frente al crédito concedido. Así las cosas, el Instituto Valenciano de Finanzas sólo podría recuperar una pequeña parte de los 18 millones por la "vía Aligestión", aunque le quedaría la posibilidad de ejercer su derecho y hacerse con el control del club pignorando las acciones, camino este último que todavía no se ha decidido a recorrer.
Curiosamente, se da la circunstancia de que el Hércules también ha iniciado acciones legales contra la Generalitat para reclamar una deuda de 2 millones de euros por impago de patrocinio.
Entretanto, la coalición Compromis solicitó ayer públicamente a la Generalitat un plan que "garantice" la viabilidad del Hércules y que se defina sobre si piensa hacerse con el control del Hércules "como hizo con el Valencia y el Levante".

Cortés y Pamarot vuelven al Hércules sólo para entrenar
Los exjugador del Hércules David Cortés y Noé Pamarot tienen previsto incorporarse a finales de semana a los entrenamientos del Hércules, pero no podrán competir con la camiseta blanquiazul. Ambos jugadores no pueden fichar por ningún equipo ya que fueron despedidos por el Granada el 31 de agosto y se encuentran en pleno proceso judicial. Hasta que éste no finalice, no podrán comprometerse con ningún club. El Hércules peleó sin éxito durante todo el verano para conseguir el fichaje de David Cortés, quien siempre mostró su predisposición a volver al Hércules, pero no a cualquier precio. Así las cosas, todo parece indicar que el lateral extremeño podría incorporarse al Hércules una vez finalice su juicio con el Granada, ya que era el jugador preferido para Mandiá para completar la defensa. De llevarse a cabo su contratación, que no sería antes de enero en el mejor de los casos, el Hércules podría juntarse con tres laterales derechos específicos como Pere, Juanra y el citado Cortés, además de Arbilla, que jugó buena parte de la temporada pasada en esa posición. Por su parte, Noé Pamarot ya está en Alicante porque inauguró recientemente una clínica de fisioterapia y ve con buenos ojos ponerse a tono físicamente a las órdenes de Mandiá. Su posible contratación, que deberá decidir Pitarch, reforzaría el eje de la defensa, que ahora sólo cuenta con Mora y Cabrera, ya que Sergio Díaz sufre una hernia discal y está de baja. redacción

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook