31 de enero de 2012
31.01.2012

Larsson, última apuesta

El Hércules tiene hasta las doce de la noche para reunir 300.000 euros que facilitarían la cesión del delantero internacional sueco

31.01.2012 | 01:00
Larsson, última apuesta

Si antes de las 12 de la noche aparecieran 300.000 euros, Daniel Larsson, delantero sueco del Malmö, podría jugar los próximos seis meses con la camiseta del Hércules. El asunto radica, como siempre, en el dinero. Dos únicas fórmulas existen para cristalizar esta operación contrarreloj, a pocas horas de que se cierre el mercado futbolístico.

A): Que Enrique Ortiz haga frente al desembolso. (Difícil).
B): Que los administradores judiciales den el visto bueno y abran la caja del club para asumir el nuevo cargo. (Poco menos que imposible).
Así las cosas, la confianza en reforzar el ataque herculano era prácticamente nula ayer. Pese a ello, se iniciaron negociaciones para concretar una cifra que permitiera la adquisición de Daniel Larsson, delantero sueco de 25 años que milita en el Malmö, que ha sido cinco veces internacional con la selección de su país y que ha disputado partidos de la Champions League. Este futbolista, también pretendido por el Racing de Santander durante este mercado de invierno, ya estuvo a punto de recalar en el fútbol español el pasado verano al quedar incluido en la agenda del Betis. Por entonces, el dinero marcó la distancia con la entidad heliopolitana dado que el Malmö solicitó unos dos millones de euros por su jugador y el Betis no consiguió rebajar ese precio.

Distintos informes describen a Larsson como un buen delantero. Se inició en el año 1992 en la cantera del Goteborg, y de allí recaló en el IK Zenith , un club modesto de Suecia que le llevó de las categorías inferiores al primer equipo.

Tras destacar por su calidad y olfato goleador fue fichado por el Malmö en 2009. Veloz y con capacidad de desborde, Larsson no sólo se hizo un hueco en el club sueco sino que también llegó a vestir la camiseta internacional en cinco ocasiones.

Antes que Larsson, el Hércules tocó otra puerta: La de Álex Geijo, jugador del Granada que durante los últimos años ha sido pieza codiciada por el club alicantino. Juan Carlos Mandiá, técnico herculano, llegó a hablar con el hispano-suizo, dispuesto a negociar su viaje al Rico Pérez, pero las cifras que se manejaron se antojaban inalcanzables (alrededor de medio millón de euros) teniendo en cuenta que con anterioridad se había servido en bandeja a Carlos Aranda por 300.000 euros y el fichaje se deshizo en el último momento.

Algunas fuentes apuntaron que Carlos Parodi, director general del club herculano, insistía ayer tras contactar con personas afines en que Ortiz iba a hacer un esfuerzo para apuntalar el equipo antes de que se cancelara el permiso para fichar, que concluye esta medianoche. Con ello, ese tiempo es el que resta para comprobar si cristalizan las palabras del fiel escudero de Ortiz o, como marca la tradición, la prometida carroza vuelve a convertirse en calabaza.

Quien sí se ha reforzado es el Cartagena, próximo rival del Hércules (domingo, 12 horas, Canal Plus) con Braulio Nóbrega, uno de los jugadores que el club alicantino también incluyó en su baraja, pero que descartó tras sopesar su larga inactividad y sus problemas pendientes con la justicia. Sobre este jugador pesa una denuncia por acoso sexual que tuvo lugar el pasado mes de septiembre cuando militaba en el Zaragoza.

Braulio es el tercer fichaje realizado por el club blanquinegro en el mercado de invierno y se suma a los del centrocampista Héctor Font y el también delantero Nicolás Raimondi, futbolista uruguayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook