05 de junio de 2011
05.06.2011

"Me voy porque me ha llamado alguien importante en mi vida"

Sergio Fernández se despide del Real Murcia antes de embarcarse en el "ilusionante reto" del Hércules hasta 2014

02.06.2011 | 02:00
Sergio Fernández, ayer, durante su rueda de prensa de despedida del Real Murcia, ofrecida en la sala de prensa de la Nueva Condomina.

Pocas horas después de acordar su salida del Real Murcia, el próximo director deportivo del Hércules quiso explicar ayer en la Nueva Condomina los motivos que le han llevado a rescindir los dos años de contrato que le quedaban con la entidad pimentonera. El técnico leonés evitó, en la medida de lo posible, hacer demasiadas referencias al Hércules para no herir susceptibilidades, aunque dejó claro que la propuesta blanquiazul hasta 2014 le ha seducido.

"La llamada de alguien importante en mi vida me hizo pensar que era el momento idóneo para embarcarme en otro proyecto", señaló Sergio Fernández, quien ejercerá de director deportivo del Hércules durante las tres próximas temporadas como mínimo.

El ex capitán blanquiazul se despidió ayer por la tarde de la plantilla del Murcia e insistió en que ha cerrado "un ciclo corto pero exitoso" como máximo responsable deportivo del club pimentonero. "El objetivo era ascender en tres años y lo hemos conseguido en uno. Deseo al Murcia el mayor de los éxitos, pero había llegado el momento de seguir caminos diferentes", destacó Sergio.

El director deportivo acordó el martes con Jesús Samper, dueño del Murcia, la rescisión de los dos años de contrato que tenía por delante, pero el empresario le pidió que siguiera en el club hasta el próximo 15 de junio debido a que el equipo de Iñaki Alonso todavía debe disputar dos encuentros intrascendentes ante el Sabadell, el otro conjunto que ha ascendido a Segunda. Sergio queda ahora en una situación delicada en las oficinas murcianistas, ya que su marcha al Hércules es un secreto a voces, y no se descarta que le pida a Samper acelerar unos días su salida para evitar situaciones incómodas.

Sergio agradeció el "apoyo incondicional" de "toda la familia murcianista" durante esta temporada, la primera como director deportivo de su carrera, ya que ascendió al despacho tras el descenso a Segunda del equipo. "Este club, y más en concreto la familia Samper, me dio una oportunidad que nunca olvidaré y sinceramente pienso que para el Murcia es un lujo contar con unos propietarios como estos", señaló.

El futuro director deportivo del Hércules, que dejó claro en repetidas ocasiones que todavía no ha firmado con el club alicantino ni lo hará hasta el próximo día 15, aclaró que todo el trabajo realizado durante la pasada campaña "se quedará en la base de datos del Real Murcia". Sergio también descartó que vaya a traerse a Alicante al entrenador Iñaki Alonso y desveló que su familia no era muy partidaria del cambio de Murcia por Alicante. "Mi propia familia me dio una opinión bastante diferente a la que quería escuchar y esperaba, pero el cuerpo me pedía un cambio", añadió.

Sergio Fernández, de 36 años, está viviendo una semana frenética en Murcia. Su equipo certificó el pasado domingo el ascenso en Lugo, pero su marcha ya era un secreto a voces. El lunes participó discretamente en los actos oficiales previstos por el ascenso, con visita al Ayuntamiento incluida, y el martes se desplazó hasta Madrid para hacerle saber a Jesús Samper que tenía tomada la decisión de fichar por el Hércules hasta 2014. Ayer ofreció su rueda de prensa de despedida y ahora deberá esperar unas dos semanas para desembarcar oficialmente en el Rico Pérez.

El ex jugador leonés, que vistió la camiseta del Hércules durante seis temporadas, llegará al club blanquiazul acompañado por Carlos Castro y también por un cuerpo técnico más amplio. Su apuesta es por Juan Carlos Mandiá como entrenador, con quien comparte metodología de trabajo. Las negociaciones con el técnico gallego discurren por un camino paralelo, por lo que es probable que sea presentado como nuevo preparador del Hércules antes que el director deportivo.

Será su tercera etapa en Alicante. La primera, hace seis temporadas, quedó rubricada con el ascenso a Segunda tras superar al Ceuta y al Alcalá. Y la segunda, hace sólo dos años, estuvo muy cerca de culminar en otro ascenso, en este caso hubiera sido a Primera, ya que el equipo blanquiazul finalizó la Liga con 78 puntos. Esta campaña fue, curiosamente, la última de Sergio como jugador en el Hércules, ya que el leonés no llegó a un acuerdo para su renovación con Enrique Ortiz y se marchó al Murcia.

El cambio de equipo no le pudo salir peor al ex central, ya que el Hércules subió a Primera y el Murcia descendió a Segunda B. Pero sólo una temporada después, ambos clubes se reencontrarán en la categoría de plata. Sergio regresa a la entidad alicantina reforzado por su buen trabajo en el Murcia y con la garantía de que trabajará con independencia, es decir, que las habituales injerencias de los dirigentes en la parcela deportiva no tendrán lugar a partir de ahora.

El nuevo hombre fuerte blanquiazul, Perfecto Palacio, y el vicepresidente Juan José Huerga, le han prometido que pelearán, en la medida de lo posible, para que pueda confeccionar una plantilla de garantías que pueda optar al ascenso, aunque siempre teniendo muy presente que la situación económica es delicadísima porque el Hércules arrastra una deuda superior a los 20 millones de euros y está en concurso voluntario de acreedores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

participación
Elige tu once histórico del Hércules CF