22 de marzo de 2011
22.03.2011

Los capitanes se reconocen culpables de la destitución de Esteban

Rufete, Peña y Calatayud piden unión dentro y fuera del vestuario para sacar al equipo de la zona de descenso

22.03.2011 | 14:50

Francisco Joaquín Pérez 'Rufete', Francisco Peña y Juan Jesús Calatayud, los tres capitanes del Hércules, reconocieron hoy la responsabilidad de la plantilla en la destitución del técnico Esteban Vigo y pidieron unión dentro y fuera del vestuario para sacar equipo de zona de descenso a Segunda.

"Nosotros somos bastante más culpables que él (Esteban Vigo) desde mi punto de vista", apuntó Peña, quien instó al equipo a "apretar" porque considera que "queda margen de mejora" para eludir el descenso a Segunda División.

El defensa extremeño hizo hincapié en que la permanencia pasa más por los jugadores que por el entrenador que llegue ahora al banquillo, aunque admitió que dicho técnico tiene que dar "ese plus" al conjunto, "al que le falta solo un buen resultado".

Rufete abogó por la unión de todos los estamentos del Hércules y su entorno por el bien del equipo e incidió en la necesidad de que cada futbolista asuma la responsabilidad que le corresponde.

"Hay que pensar que durante dos meses y medio, lo más importante de nuestra vida es hacer todo lo posible para quedarnos en Primera, por prestigio y trabajo, y, en mi caso, como alicantino", manifestó.

"Hay que tener equilibrio y asumir responsabilidad, los jugadores los primeros. Tenemos que estar todos unidos. No vale que uno se queje porque el que haga eso se verá muy claro que no quiere que el Hércules esté en Primera División", continuó.

Comentó que el Hércules no puede vivir de su victoria ante el Barcelona en la segunda jornada, aunque si trabajan por encima del cien por cien sí que tienen "muchas opciones de salvarse" porque cuentan con futbolistas "de calidad".

"Cada uno, si es inteligente, tiene que saber cuál es su responsabilidad", dijo Rufete, quien aconsejó: "Tenemos que ser inteligentes y pensar que todo el mundo comemos de un escudo que se llama Hércules y un sentimiento que se llama Hércules. Todos nos jugamos mucho y es la hora de apostar por club y escudo y no por lo que cada uno tiene en su cabeza".

En este sentido, apuntó que si hay algún jugador que no piensa de esa manera "se verá muy claro quién quiere tirar hacia delante y quién no", comentó el de Benejúzar, quien admitió que "la situación es complicada", pero que: "lo mejor es que depende de nosotros y eso es un estímulo".

Rufete, por otro lado, opinó que el entrenador que llegue "no va a ser el salvador", aunque sí que será una pieza importante, sobre todo en el aspecto psicológico.

"Ahora mismo, puede venir el mejor jugador del mundo aquí y no aportar nada por la situación que tenemos. Lo importante es que nos demos cuenta todos de que tenemos que dar el do de pecho", sentenció.

Calatayud, por su parte, consideró a los jugadores los "culpables máximos" de la destitución de Esteban y dejó claro que, en su opinión, el Hércules no está en descenso por una cuestión de "fútbol" sino por otros aspectos por los que instó a sus compañeros a "ser hombres y mirarse a la cara".

"Con fútbol hemos demostrado que podemos salir, pero sólo con fútbol no podemos. Si fallamos en intensidad y concentración somos un equipo como el del domingo, en el que sentí ridículo", en referencia a la derrota ante Osasuna (0-4).

"Si uno mira hacia dentro sabrá en qué ha acertado y en qué se ha equivocado. Yo no soy padre de ningún jugador y cada uno sabe lo que ha hecho mal y en lo que debe mejorar", dijo el portero, quien, no obstante, apostó por hacer "borrón y cuenta nueva".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
participación
Elige tu once histórico del Hércules CF