20 de octubre de 2010
20.10.2010
Información

El francés no jugará ante el Almería y el Málaga

El Hércules asume la sanción de dos partidos a Trezeguet

20.10.2010 | 02:00
Peña y Drenthe intentan tranquilizar a Muñiz Fernández, durante el Hércules-Villarreal.

Una vez asumido que Trezeguet llamó "cagón de mierda" y "loco" al colegiado Muñiz Fernández, sólo quedaba ayer encomendarse al alguna divinidad para que el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol juzgara de manera benévola el exabrupto del veterano delantero.
En las oficinas del Rico Pérez asumieron con resignación y alivio la sanción de dos partidos y de hecho no la recurrieron. Así, Trezeguet cumplirá su castigo frente al Almería, en Liga, y ante el Málaga, en la Copa del Rey, ya que alicantinos y malagueños se verán las caras el próximo miércoles 27 de octubre (21.00 horas). Al cuerpo técnico blanquiazul le ha sonreído la fortuna, ya que el ariete iba a descansar en el choque copero, ya que Esteban aprovechará esta competición para dar minutos a los habituales suplentes.
Al término del entrenamiento matinal de ayer, Trezeguet censuró de nuevo la actuación del colegiado Muñiz Fernández sin saber todavía su sanción de dos partidos. "Fue una decepción muy garnde para mí y seguramente también para los dos jugadores del Villarreal que fueron expulsados (Borja y Musacchio). Lo que hizo el árbitro no se puede aceptar. Debió expulsar a Borja en la primera parte y, sin embargo, el que vio la roja fui yo", destacó Trezeguet.
El ex jugador del Juventus insistió, como ya hizo tras el choque del lunes, en que los colegiados deben darse cuenta de que "los protagonistas de los partidos no son ellos, sino los jugadores".
Trezeguet reconoció, sin embargo, que insultó al colegiado en la acción que supuso su expulsión: "Seguramente le llamé cagón de mierda porque tendría que haber expulsado a Borja. Si cometo un error, lo reconozo, pero espero que él admita el suyo, ya que el jugador del Villarreal debía irse a la calle con la segunda amarilla. El partido hubiera sido otra historia si el árbitro hubiera hecho bien su trabajo", insistió el veterano ariete, de 33 años.
Al margen de la polémica arbitral, Trezeguet se mostró muy satisfecho por su rendimiento y el del Hércules en este inicio de curso: "Estoy realizando una temporada importante en una liga que quería conocer y que representa algo muy importante para mí. Hasta la noche del lunes todo era muy positivo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook