20 de junio de 2010
20.06.2010

"¡Som, som, som de Primera Divisió!"

La locura se desata en el césped del Stadium Gal tras la consecución del ascenso

20.06.2010 | 02:00

El pitido final de Ceballos Silva desató la locura sobre el césped del Stadium Gal, donde los futbolistas del Hércules explotaron de alegría por la consecución del ascenso catorce años después. Abrazos, felicitaciones y muchas lágrimas se derramaron sobre el césped del estadio irundarra, que fue invadido de inmediato por los 1.400 seguidores blanquiazules desplazados con motivo del trascendental encuentro. Los seguidores presentes, que se agolparon en la boca de vestuarios, fueron los primeros en festejar con la plantilla el hito conseguido y levantaron a hombros a algunos futbolistas, como Tote o Portillo. El delantero de Aranjuez se ha convertido en el nuevo ídolo de la masa social alicantina, que no cesó de animar a su equipo durante los noventa minutos.
"Lo hemos dado todo y hemos demostrado que somos un equipo con personalidad", aseguró Tote a la conclusión del partido. "No sé si es mi logro más importante, pero sí puedo decir que ha sido la temporada que más he disfrutado de mi carrera deportiva. Hemos sufrido mucho, sobre todo en la segunda vuelta del campeonato pero hemos podido conseguir el ascenso", añadió. Tote emplazó a todos los herculanos a "disfrutar" y "saborear" este éxito "porque la afición se lo merece más que nadie ya que siempre han estado apoyándonos en los buenos y en los malos momentos".
Los futbolistas descorcharon el cava de la victoria en el palco de autoridades. Desde allí fueron jaleados por los aficionados blanquiazules que se agolparon en el césped: "Som, som, som de Primera Divisió". Al son de "que bote la alcaldesa" consiguieron que Sonia Castedo, que portaba una camiseta con el lema "El cielo ya es nuestro", se uniera a la fiesta. A pocos metros de distancia, las lágrimas de José Alcaraz, consejero de Peñas y principal artífice del extraordinario crecimiento de la masa social en los dos últimos años, brotaban de sus ojos. Algunos jugadores, como Kiko y Edu Moya, portaron banderas de sus lugares de origen mientras otros, como Delibasic y el propio Kiko se quedaron en paños menores.
Según el lateral Juanra, "el equipo merece el ascenso porque ha soportado mucha presión en el tramo final del campeonato pero ha demostrado su entereza y al final el acenso pienso que es del todo merecido. Es una alegría tremenda y un día especial para el herculanismo que tenemos que disfrutar todos".
Tras corear al unísono el himno del Hércules desde el palco del Stadium Gal los futbolistas regresaron a las duchas. Ya en la zona mixta, Esteban Vigo se fundió en un efusivo abrazo con el presidente, Valentín Botella. "Ya puedes estar tranquilo", manifestaba el técnico malagueño al empresario oriolano, quien aún mostraba los ojos empañados de la emoción. "Dedico este triunfo a la afición porque se lo merece. Ha estado dándonos siempre su apoyo, incluso hoy en Irún, y tiene que disfrutarlo". Respecto al partido, opinó que "marcar un gol tan temprano nos ha ayudado a quitarnos los nervios y sentirnos cómodos sobre el campo". También reconoció que "tiene mérito el hecho de haber conseguido dos ascensos consecutivos con dos equipos diferentes, pero el mérito es de todo el equipo, no sólo mío". "El año que viene tenemos que disfrutar de Primera División y yo tengo que cumplir con lo que se le exige a un cuerpo técnico", concluyó.
Después la comparecencia del técnico, los últimos jugadores en abandonar el vestuario fueron Delibasic y Portillo, quienes durante el encuentro protagonizaron una de las estampas más bonitas de la tarde cuando se fundieron ambos en un intenso abrazo después del primer gol. El delantero madrileño se mostró satisfecho por "haber tenido la suerte de marcar varios goles fundamentales para el ascenso", aunque matizó que "no lo habría hecho si no es gracias al equipo. El éxito es de todos y ahora vamos a disfrutarlo". El madrileño aseguró también que "nunca" dudó de sí mismo. "Los que lo hicieron tendrán que comerse sus palabras".
Delibasic también recordó que han sufrido "mucho este año y nos merecemos estar en Primera". "Todos los jugadores estamos muy orgullosos de haber contribuido a la historia del Hércules".

Sendoa renueva un año más
El vasco Sendoa Aguirre manifestó la "tremenda" alegría que supone celebrar su renovación por otra temporada. "El equipo ha demostrado su fuerza en el tramo final y aunque hubiese preferido subir antes, la alegría que sentimos todos es inmensa. Alicante se merecía tener un equipo en la máxima categoría". A pocos metros de distancia, el padre de Kiko Femenía lloraba por la gesta que había conseguido su hijo, la misma que predijo tiempo atrás.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

participación
Elige tu once histórico del Hércules CF