25 de agosto de 2009
25.08.2009
En Brooklyn, Nueva York

Una estación de metro en honor a Michael Jackson

La demócrata Letitia James propone que la estación donde el "rey del pop" grabó el vídeo-clip de "Bad" en 1987 lleve su nombre

24.08.2009 | 22:58

Letitia James quiere convencer a los responsables del extenso sistema suburbano de Nueva York para que la estación de Hoyt-Schermerhorn, en el barrio de Brooklyn, sea conocida a partir de ahora con el nombre del artista, fallecido de forma repentina el pasado 25 de junio en Los Ángeles.

En esa estación, el director neoyorquino Martin Scorsese dirigió a Jackson en el aplaudido vídeo clip con el que el cantante popularizó el tema "Bad" a finales de la década de los 80 y en el que interpretaba a un joven llamado Daryl que intenta convencer a un grupo de pandilleros de que él es tan "malo" como ellos.

"Que Michael Jackson viniera a esta estación y bailara el 'moonwalk' fue algo muy importante no sólo para Brooklyn, sino para todo Nueva York en los años 80", dice James en las páginas del diario sobre un rodaje que también contó con el entonces desconocido actor Wesley Snipes.

La concejala asegura que bautizar la estación "en honor de Jackson, la situaría en el mapa y ayudaría a que nadie lo olvidara", pero la Autoridad Metropolitana de Transportes (MTA), que gestiona el metro de la ciudad, se ha mostrado hasta ahora reticente a aceptar la iniciativa, según el diario.

James, que representa al distrito de Brooklyn, incluso ha sugerido que la MTA al menos acceda a colocar una placa que rinda homenaje al paso de Jackson por la estación, pero el portavoz de la MTA, Kevin Ortiz, aseguró al Post que la agencia prohíbe ese tipo de iniciativas.

Ortiz, sin embargo, dijo al diario que la agencia estudia "pautas para llegar a acuerdos para gestionar los derechos de los nombres de las estaciones".

Hasta el momento no hay ninguna estación en la ciudad cuyo nombre se deba a una persona concreta, sino que las paradas del extenso sistema corresponden a las calles o cruces en las que se encuentran, una razón que hace pensar a la MTA que aceptar peticiones como la de James podrían desorientar a sus usuarios.

El pasado junio la MTA aceptó por primera vez negociar con el nombre de una de las estaciones, de forma que el promotor Bruce Ratner tiene previsto pagar 200.000 dólares (139.000 euros) al año durante dos décadas para que la parada de Atlantic Pacific, una de las más transitadas de Brooklyn, añada una alusión explícita al Barclays Center, el futuro estadio del equipo de baloncesto de los Nets.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook