09 de marzo de 2020
09.03.2020
Medidas

Estrategias para liquidar tus deudas personales

Las deudas personales pueden convertirse en una montaña infranqueable y así lastrar nuestros planes

09.03.2020 | 21:22
Las deudas personales pueden convertirse en una montaña infranqueable.

Es posible que alguna vez te hayas sentido superado por el exceso de cargas económicas. Dentro de la planificación financiera resulta fundamental establecer un control de lo que se tiene, pero también de lo que se debe. Las deudas personales pueden convertirse en una montaña infranqueable y lastrar nuestros planes de futuro. ¿Qué medidas se pueden tomar para liquidarlas?

Siempre que se comienza a realizar cualquier análisis económico hay que fijar cuál es la casilla de salida. En este caso, como comentan los expertos de BBVA, "el punto de partida financiero consiste en elaborar un balance de nuestra situación económica". Y es que es muy importante para fijar cuál es la realidad que nos encontramos.

Según José María Luna, asesor y agente financiero de Caser Asesores Financieros, lo primero que se ha de realizar para establecer esta situación que tenemos es "hacer un presupuesto". De este modo, se disgregarán los ingresos y los gastos. Aquí se han de "establecer objetivos" que "sean realizables", en relación al dinero que entra en el hogar mensualmente. Con ellos podrás visualizar "la consecución de los mismos". Un factor importante para concienciarnos de lo que se debe y lo que no.

Con ello, tal y como sucede en los balances contables, sabremos cuál es "la fotografía real de nuestras finanzas", describe José Luis Herrera, analista financiero independiente. Por ello sabremos donde está el problema, en este caso la deuda que tengamos, para "enfrentarnos tomando algunas medidas que pueden servir para reducirlas", añade.

 

Cómo eliminar las deudas

Liquidar las deudas personales ha de ser uno de los objetivos prioritarios que se deben tener dentro de nuestras finanzas personales. En este sentido, hay algunas estrategias que puedes llevar a cabo y que pueden echarte un cable para que la amalgama de pasivo financiero que estás generando no termine por hundir tu economía.

Una de las más relevantes es la estrategia llamada "bola de nieve", tal y como analizan los expertos de BBVA. Esta consiste en eliminar primero "la deuda que nos suponga un cargo mensual más pequeño".

A este respecto, Luna realiza un ejemplo para resaltar ese efecto: "Imaginemos que nos hemos comprado una vivienda o un vehículo; además, decidimos irnos de viaje a través de financiación y la compra de la semana la financiamos con la tarjeta de crédito". En su opinión, eso "no es viable" y se debe evitar que "el apalancamiento se convierta en más deuda".

Efectivamente, el experto reafirma la tesis de la entidad bancaria. Desde su punto de vista hay dos maneras de evitar esa tendencia: "O incrementamos ingresos o reducimos gastos". La manera de aumentar nuestra retribución puede ser ver si tengo alguna posibilidad de que crezcan, bien sea porque podamos "optar a un trabajo mejor" o haciendo horas extras "haciendo otras actividades", que nos permitan nuestra actividad actual.

Mientras, dentro de la reducción de gastos mensuales entra esa opción de nuestros endeudamientos más bajos. De ese modo, poco a poco podrás conseguir retomar el control de tus cuentas.

Para los expertos de BBVA también puedes optar por la estrategia "tsunami". ¿En qué consiste este método? Básicamente en ordenar las deudas "según la tensión psicológica que nos produzcan de más a menos".

Para Herrera el factor mental es "determinante para conseguir los objetivos que nos hemos planteado". Es por eso por lo que la disminución de las cargas que generan "un mayor estrés" puede interiorizarse como un "premio que se ha logrado" y mantener la dinámica será mucho más sencillo.

Asimismo, también está la alternativa de "los tipos de interés más altos primero", según la entidad bancaria española. Esta se centra en ordenar las deudas según el tipo de interés y en eliminar primero "las que pagan una mayor tasa de interés". Algo que afecta igualmente a la "psicología para alcanzar los objetivos", en opinión de Herrera.

Otra alternativa, tal y como indica Luna, es la estrategia de "revisar nuestro presupuesto e intentar ver qué gastos podemos reducir", dentro de aquellos que no sean vitales. Así, el ahorro que consigamos lo utilizaríamos para disminuir "el volumen de deuda que tenemos".

Las herramientas de control

Cada vez hay más aplicaciones que se pueden descargar y que te permiten una gestión de las finanzas. Luna expone que hay agregadores con los que permites acceso a tus cuentas y de esta manera "controlan los gastos que vas teniendo y los ingresos". Estos sirven de ayuda para ver la evolución de "las finanzas personales" entre lo que entra y lo que gastas, aproximadamente.

Otra forma, si no quieres descargar este tipo de Apps es el método "de toda la vida", comenta Luna, un Excel. Desde su punto de vista esta posibilidad "ayuda mucho", pues columna a columna y mes a mes vas reflejando los ingresos y todos los gastos. Desde la comida, la luz, hasta la hipoteca.

Lo normal es a principios de año es estimar cuánto más o menos estimar cuánto crees que vas a ingresar y a gastar. Si eres trabajador por cuenta ajena es más sencillo con la nómina y si hay otro miembro de la familia en la misma situación sería sumarle su salario. Nunca debe de faltar una planificación para saber en qué situación se está, lo cual puede ayudar a hacerse una composición de lugar, ver "los excesos que se están teniendo", y poder reducir los niveles de deudas personales, concluye el experto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook