Revista Tendencias Verano 2017

Por un mar libre de plásticos

Toneladas de plástico se vierten cada año al mar y no somos conscientes de la gravedad del asunto. Te damos algunos consejos que puedes aplicar fácilmente desde casa

29-06-2017Meneame

TANIA JIMÉNEZ BENITO

Océanos limpios. Cada año ocho millones de toneladas de plástico acaban en los océanos, lo que equivale a vaciar un camión de basura en el mar al minuto, o lo que es lo mismo, cinco bolsas de plástico por cada 30 centímetros de costa en todo el planeta. Los últimos datos recogidos por los científicos especifican que a día de hoy, hay unas 150 millones de toneladas en los océanos. Los expertos predicen, que a este ritmo, habrá más plástico que peces en los mares para el año 2050 si no se actúa ya.


 

El pasado 8 de junio se celebró el Día Mundial de los Océanos y el principal objetivo planteado es la prevención de la contaminación causada por los plásticos y la limpieza de los residuos marinos.


 


 

 

Una Volvo sostenible

Destaca que para la edición 2017-18 la Volvo Ocean Race ha reafirmado su compromiso con la sostenibilidad lanzando una estrategia que ayude a atajar el problema con los plásticos. Van a amplificar la campaña «Clean Seas» (Océanos limpios) y propagar el concepto de «Turn the Tide on plastics» (Cambia la Tendencia con el Plástico) a través de tres pilares clave: por un lado, minimizar la huella de la regata eliminando el plástico no reutilizable; por otro, maximizar el impacto de la regata para concienciar a la sociedad y recabar datos en el mar a través de los barcos Volvo Ocean 65; y por último, dejar un legado positivo gracias a la creación de «Ocean Summits» (Cumbres Oceánicas) se pretende reunir ciencia, gobierno, deporte y negocios para que todas las partes consigan acciones positivas ante la sostenibilidad.


 

La Volvo Ocean Race trabaja colaborando con 11th Hour Racing, el programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas y AkzoNobel para conseguir estos tres pilares que se han fijado para esta edición.


 

A la hora de hablar del futuro, la Volvo Ocean Race aprovechará el hecho de que su barco es un monotipo para hacer todo lo posible para reducir y, posteriormente, eliminar los combustibles fósiles a bordo de los barcos en el futuro. El uso del hidro-generador por primera vez en esta edición es un primer paso para la reducción del uso de combustibles fósiles, hasta llegar, a largo plazo, a eliminar su uso en futuros barcos.


 

Un futuro sin plásticos

Recientemente, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA en inglés) ha incluido al bisfenol A (BPA) en la lista de «sustancias altamente preocupantes» debido a que este compuesto químico ampliamente utilizado en la producción de plásticos es un disruptor endocrino, es decir, es capaz de alterar el equilibrio hormonal en humanos. Esta decisión ha venido propiciada por una propuesta presentada por Francia, país donde en el año 2020 prohibirá los vasos, platos y cubiertos de plástico no reutilizables. La nueva ley obliga a que en 2020 todo el menaje desechable esté hecho al 50% por materiales biológicos que se puedan convertir en abono en casa. En 2025 se espera que el porcentaje suba al 60%.


 

Hay que tener en cuenta que la industria del plástico utiliza tanto petróleo como el sector de la aviación. El 6% del consumo global de petróleo se usa para los plásticos, se espera que siga subiendo pudiendo llegar al 20% para el año 2050. Pero hay esperanza, puesto que los científicos han revelado que algunos plásticos biodegradables podrían fabricarse en el futuro con azúcar y dióxido de carbono, en vez de con petróleo. Este nuevo plástico es biocompatible, por lo que podría ser usado en un futuro para implantes médicos y otros usos.


 

Pero primero, dejemos los océnaos libres de plásticos para que lo que se vea en el agua sean peces y no bolsas.


 

 

5 cambios sencillos para empezar a reducir tu consumo de plástico

1- Usamos de media 3 ó 4 cepillos de dientes al año, generalmente de plástico. ¿Y si fueran de madera o bambú? Biodegradables, compostables e igual de eficientes para mantener tus dientes limpios y sanos.


 

2- Pasa de las botellas de agua de plástico. Tienes opciones como el acero, el alumino libre de BPA o el cristal. Además, algunas de estas botellas de acero son termo, así que puedes disfrutar de agua fresca todo el día. Lo mejor del acero es que es resistente y no deja sabor metálico.


 

3- Si eres de los que no pueden pasar sin pajita para beber el refresco o el cóctel de verano, puedes optar por las pajitas de acero, bambú o papel. Las más duraderas son las de acero. Puedes llevar una contigo en el bolso o en la mochila y así evitar que más pajitas de plástico acaben en el mar.


 

4- ¿Te acuerdas de los mecheros de metal? Son recargables, y bien cuidados duran toda la vida. Los mecheros de plástico a la larga salen más caros y su impacto en el medio ambiente es mucho mayor.


 

5- Los envases de cristal quieren volver a conquistar las cocinas. Reutilizar los botes de cristal para guardar pasta, legumbres, harina, azúcar... no solo es más cómodo, sino que evitarás que insectos como las polillas lleguen a ellos.

¿La última tendencia? Tuppers de cristal para comer en la oficina.