Especial Responsabilidad Social Corporativa en informacion.es

Responsables de que se cumpla la RSC

Los «dirse» son los encargados de velar por que las empresas desempeñen de forma correcta la RSC, pero su trabajo no siempre se valora como se debería dado el esfuerzo

28-09-2015TuentiMeneame

La pérdida de capacidad de los gobiernos para regular en una economía global, la proliferación de las subcontratas y el creciente interés de los ciudadanos por las vulneraciones sociales y medioambientales ha incrementado la importancia de la labor de las organizaciones sin ánimo de lucro. Los actividades desarrollados en el marco de la RSC han de estar vinculadas a la actividad básica de la empresa, tener una vocación de permanencia e implicar un compromiso de la alta dirección.

Ante este compromiso, han ido surgiendo en las organizaciones profesionales que se han responsabilizado de la misma en paralelo a la evolución del concepto (los llamados dirse). Las organizaciones que cuentan con la función de RSE formalmente definida son, por lo general, organizaciones que perciben y definen el dirse como algo positivo.

El perfil de estos profesionales, las responsabilidades encomendadas, las relaciones con su entorno –interno y externo-, sus competencias, etcétera, han sido muy variados. Ahora empiezan a verse con claridad los resultados de la existencia de esta función en las empresas. Todos los dirse comienzan haciendo las mismas actividades, pero con el tiempo algunos van abordando otras distintas.

En el dirse confluye la responsabilidad de gestionar nuevos aspectos en la empresa. Las funciones del dirse son muy variadas y no siempre fáciles. Además, generan valor a la compañía más allá de la acción social y la gestión ambiental y de personas ya que se relaciona con todos los departamentos de la empresa, por lo que debe tener más presencia en la toma de decisiones estratégicas de la organización.
También introduce innovación en la gestión del negocio y genera un interesante y positivo networking.

El dirse tiene una visión integral y global de la empresa. Expresa una interesante y positiva relación entre la convicción personal sobre la necesidad de una ética y gobernanza adecuadas y el necesario pragmatismo del negocio. Es el gestor de la nueva narrativa de la empresa, rompiendo zonas de confort de otras funciones. Y por último, el discurso del dirse expresa un optimismo prudente, situación muy favorable en la actual situación de crecimiento empresarial.

Objetivos de la RSC

-Servir a la sociedad con productos útiles y en condiciones justas.

-Crear riqueza de la manera más eficaz posible.

-Respetar los derechos humanos con unas condiciones de trabajo dignas que favorezcan la seguridad y salud laboral y el desarrollo humano y profesional de los trabajadores.

-Procurar la continuidad de la empresa y, si es posible, lograr un crecimiento razonable.

-Respetar el medio ambiente, evitando en lo posible cualquier tipo de contaminación, minimizando la generación de residuos y racionalizando el uso de los recursos naturales y energéticos.

-Cumplir con rigor las leyes, reglamentos, normas y costumbres, respetando los legítimos contratos y compromisos adquiridos.

-Procurar la distribución equitativa de la riqueza generada.[2]

-Seguimiento del cumplimiento de la legislación por parte de la empresa.

-Mantenimiento de la ética empresarial y lucha contra la corrupción.

-Supervisión de las condiciones laborales y de salud de los/as trabajadores.

-Seguimiento de la gestión de los recursos y los residuos.

-Revisión de la eficiencia energética de la empresa.

-Correcto uso del agua.

-Lucha contra el cambio climático.

-Evaluación de riesgos ambientales y sociales.

-Supervisión de la adecuación de la cadena de suministro.

-Diseño e implementación de estrategias de asociación y colaboración de la empresa.

-Implicar a los consumidores, comunidades locales y resto de la sociedad.

-Implicar a los empleados en las buenas prácticas de RSE.

-Marketing y construcción de la reputación corporativa.

-Mejorar las posibilidades y oportunidades de la comunidad donde se establece la empresa.

Preguntas clave

¿Qué NO es RSC?
No se debe confundir la RSC con acciones de patrocinio, donaciones puntuales o estrategias de una corporación tendenles a un lavado puntual de imagen o de mejora de su reputación corporativa. Tampoco puede asociarse al denominado marketing con causa, herramienta mediante la cual una empresa se compromete a colaborar con un proyecto social cambio de beneficios de imagen y suponiendo una diferenciación de marca.

¿Tienen todas las empresas la misma responsabilidad?
La RSC a aplicar por las empresas variará en función de múltiples parámetros, entre otros el sector en el que desarrolle su actividad, tamaño o las áreas geográficas en donde se opere. No es comparable la RSC de una entidad financiera a la de una empresa del sector energético, ni de una micropyme no se puede comparar con la de una multinacional. La implicación de la empresa y la exigencia de gobiernos y ciudadanos debe ser radicalmente diferente.

¿Hasta dónde alcanza la responsabilidad social de la empresa?
La responsabilidad social de la empresa alcanza a todo su cadena de suministros.

¿Que posición mantiene el saciar empresarial en relación a la RSC?
Por norma general, las empresas no asumen la RSC como parte integrante de la estrategia te de gestión de la empresa. Al tratarse de concepto amplio, cada empresa adapta la RSC a sus condiciones particulares y al proceso más sencillo posible.

¿Es necesaria una regulación en materia de RSC?
Es necesario el establecimiento de reglas y mecanismos comunes para todos los actores. Surgen iniciativas desde instituciones y organismos supranacionales y multilaterales (Líneas Directrices para Empresas Multinacionales de la OCDE).

¿Qué podemos hacer como ciudadanos y consumidores?
Los ciudadanos tenemos la obligación de promover, garantizar e incentivar a las empresas a que desarrollen prácticas comerciales responsables. Se hace necesaria la sensibilización y educación sobre la necesidad de ser más críticos y conscientes con las decisiones y actos diarios, para hacer ver a alas empresas que la RSC no es más que hacer las cosas bien respetando a clientes y trabajadores.

HIDRAQUA - Home Hidraqua

Universidad Miguel Hernández

COES: Comedores escolares

Grupo SIFU

Fundación Terra Mítica

Fundación Aqualandia

Fundación Manuel Peláez Castillo | Sitio web oficial de la Fundación Manuel Peláez Castillo