Especial La Festa d'Elx en informacion,es
Manuel Rodríguez Maciá, Vocal del Patronat de la Festa

La fiesta de la Asunción, un mensaje para estos tiempos

La celebración de esta fiesta, que se vive como un rito comunitario, traspasa las fronteras de nuestro mundo local

01-08-2019Meneame
La Festa d'Elx nos hermana con muchos pueblos en la fiesta de la Asunción de la Virgen.
La Festa d'Elx nos hermana con muchos pueblos en la fiesta de la Asunción de la Virgen. . Antonio Amorós.

Estos versos del Ternari, uno de los pasajes del Misteri que más impresionan al público asistente a la representación, me lleva a la reflexión de cómo la Festa d'Elx, que es la manifestación más plena de nuestra identidad local, nos hermana con muchos pueblos en la fiesta de la Asunción de la Virgen compartimos tradiciones religiosas y culturales con muchos de nuestros pueblos vecinos y en la representación del Misterio de la Asunción que todos los años llevamos a cabo, ponemos de manifiesto nuestra tradición europea a través de las manifestaciones asuncionistas.

Los misterios de la Asunción que se celebraban en muchas de las ciudades europeas, como era el caso de York en Inglaterra, de Montouban en Francia, de Orvieto en Italia o las de Valencia, Castellón o Tarragona en la antigua Corona de Aragón, por citar solo algunos de los lugares en los que se llevaron a cabo estas representaciones.

Además, nos sentimos unidos a una antigua tradición enraizada en la liturgia de la Iglesia, una tradición probablemente surgida en la iglesia de Jerusalén en el siglo IV y que fue instituida como fiesta en el Imperio de Oriente por el emperador Mauricio el año 525 y también en el Patriarcado Occidental se instituye con carácter general en el siglo VII por decisión del Papa Sergio I.

La celebración de la fiesta de la Asunción tal como la celebramos en nuestra ciudad de Elche y que la vivimos como un rito comunitario, traspasa las fronteras de nuestro mundo local. Al celebrarla cada año nos hace intérpretes, en palabras de Joan Fuster, de una liturgia universal.

La celebración de la fiesta patronal es la manifestación más plena de la identidad de nuestra comunidad local, pero al profundizar en esta fiesta, lejos de encerrarnos en el localismo, nos lleva a darnos cuenta de que participamos de la cultura de muchos pueblos; ello no significa en modo alguno que seamos menos originales, por el contrario, la originalidad es aquello que tiene origen y aquello más original, más propio nuestro, es lo que compartimos con los otros.

Conviene tener esto muy presente cuando se alzan por doquier las voces de quienes defienden la idea de una identidad europea cerrada, en el que el mar Mediterráneo por el que nos llegaron todas estas tradiciones que son parte de nuestra más profunda identidad, se está convirtiendo estos momentos en un foso de separación para blindar la fortaleza europea. Quienes están preconizando en Europa cerrar nuestro mar para preservar lo que llaman la civilización europea, no entienden que el principio de toda civilización es la hospitalidad, pues en el reconocimiento del otro se halla el comienzo de la civilización; este es un mensaje muy presente en las grandes culturas del Mediterráneo, tal como nos lo expresan los textos clásicos griegos y latinos, así como los escritos bíblicos.

Es curioso que muchos de estos movimientos que preconizan el rechazo al inmigrante, hablen de defender la identidad cristiana de Europa. No sé cómo se puede se puede defender esta identidad si se rechaza una de las máximas del cristianismo: "era extranjero y me acogisteis". También María fue emigrante en tierra de Egipto y conoció los sinsabores de una inmigrante pobre. Sor Isabel de Villena, uno de los personajes cumbres de literatura valenciana, escribía en el siglo XV, cómo algunos en la tierra de Egipto, acogían a la Sagrada Familia de mala gana "ven-los estrangres i pobres".

Es la pobreza lo que nos asusta en una sociedad en la que se confunde el valor con el precio de las cosas y donde la persona se tiene en consideración en tanto en cuanto tiene. Frente a ese rechazo a tantos inmigrantes a quienes se les condena a la muerte en el Mediterráneo, la imagen de María, que al igual que ellos nos vino por el mar, es una bella metáfora del valor del que son portadoras las personas que vienen pidiendo refugio.

En una pobre barca se hallaba "el tresor encontrat". No siempre lo valioso nos viene envuelto en ropajes lujosos. Se trata de saber reconocerlo. Ante esta situación tan dramática que se da en nuestro mar Mediterráneo, la fiesta de la Asunción cobra todo su sentido reivindicativo: la salvación debe ser total, de lo material y de lo inmaterial, de cada persona concreta, de cada comunidad humana y de sus manifestaciones culturales que son también las nuestras.

Aeme Aigües d'Elx

Anis Tenis Anton Blanco

Autobusos elx Ayuntamiento Elx

Bricodepot La Sabata

Cruceros24 Clínica Dental Machado

Elche cf Esteban Parres

Grupo Anton J'hayber

Jmp La Devesa

Laljub Leroy Merlin

Maria Jesus Coll Narcea

Panama Jack Paredes

Pikolinos Pirotecnia Ferrandez

Segurlab Grupo Serrano

UMH Urbaser

Valentin Sanchez Vicente Gandia