Especial La Festa d'Elx 2012
Información.es >La Festa d'Elx>La Festa d'Elx>Opinión>

La Festa d´Elx, única y viva

La Festa d´Elx, única y viva

Alberto Fabra. President de la Generalitat y Presidente de Honor del Patronato del Misteri d´Elx

08-08-2012TuentiMeneame

Es una emoción compartida que todos nos sentimos ilicitanos cuando presenciamos la representación del Misteri. Nos envuelve la solemnidad de cinco siglos de historia, la sensación de formar parte de aquella sociedad renacentista que acudía a ver exactamente la misma escenificación de la Asunción de la Virgen que hoy, más de quinientos años después, podemos disfrutar nosotros. Tal es la lealtad a la tradición.
Ésa es la Comunitat Valenciana real: la del respeto hacia la cultura, la que se mantiene fiel a sus tradiciones, la de la lengua valenciana, antigua, antiquísima, reflejada el libretto. La lengua que se habla en el Misteri es nuestro origen como pueblo.
El Misteri es una reliquia viviente, que respira, canta y representa la idiosincrasia de un pueblo y cuya continuidad sólo depende de la voluntad de las personas, que se ha demostrado férrea a lo largo de los siglos. La única muestra viva de las grandes celebraciones asuncionistas de la Edad Media demuestra que muchos de los valores que tenemos en esta tierra son algo único. Como el Palmeral. Como el Misteri. Ambos patrimonios únicos, ambos patrimonios, vivos. Como Elx, como sus vecinos. Como la Comunitat Valenciana.
En los tiempos que corren, la Festa d´Elx tiene un valor añadido a su reconocimiento por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad. El Misteri es un valor seguro, hace que la ciudad de Elx, que la provincia de Alicante, que la Comunitat entera dé la vuelta al mundo, cada año, mostrando lo mejor de sí misma.
Con todo, y siendo impresionante el valor artístico e histórico del Misteri, lo que más me llama la atención es la determinación de los ilicitanos: sólo el drama de la Guerra Civil impidió que el Misteri se representara y volviera a glorificar la asunción y coronación de la Virgen de la Bellísima Basílica de Santa María.
Aun así, el empeño de la ciudad consiguió que la tradición se recuperara inmediatamente después, que nunca se dejara morir. Ningún otro de los avatares históricos, económicos y sociales que ha vivido Elx durante más de 500 años ha supuesto la renuncia de los ilicitanos a celebrar el Misteri.
La determinación del pueblo d´Elx es, en sí misma, una seña de identidad de la Comunitat Valenciana y es nuestra principal arma para hacer frente a todas las situaciones, por adversas que sean.
Una determinación y una unidad en torno a un mismo sentimiento que demuestra que, unidos, podemos con todo.
Hay grandes cosas que nos unen. Una es el Misteri, sin duda; otra, seguro, es el deseo de todos de sacar adelante a la Comunitat por difícil que sea el reto, como mantener cinco siglos de grandeza en Elx.