Especial La Festa d'Elx 2012

Un canto a la esperanza

Jesús Tadeo Pastor Ciurana. Rector de la Universidad Miguel Hernández

08-08-2012TuentiMeneame

El Misteri es tradición, es presente, y sobre todo y especialmente es futuro. Por tanto el Misteri d´Elx, nuestra Festa, es esperanza. La Virgen María, la María, pronuncia al comienzo de su intervención unas palabras que hoy suenan con fuerza: «Ai, triste vida corporal!/Oh, món cruel, tan desigual!/Trista de mi! Jo què faré?». En similares términos se lamenta San Juan, el primero de los apóstoles llamado al lado de María.
Bien iniciado el s. XXI vivimos tiempos de incertidumbre, de desánimo, de una triste vida material, de un mundo cruel y desigual y ¿yo qué haré? ¿Y dónde iré? Incógnitas que nos plantemos todos; los que por desgracia se han quedado sin trabajo, y los que podemos con el nuestro aportar y ayudar, en mayor o menor medida, a salir de esta endemoniada crisis. Pero para ello nos necesitamos todos. Ayuda, colaboración mutua, solidaridad en último término.
Los apóstoles en la representación del Misteri acuden junto a María empujados por una incomprensible fuerza, salvando para ello todo tipo de obstáculos: «Cert és aquest gran misteri/Ser ací tots ajustats./De les parts d´aci estranyes son vengues molt prestament, passant viles i muntanyes en menys temps d´un moment».
A ellos se unirán más tarde los judíos, y todos juntos, apóstoles y judíos, llevarán a cabo el entierro de la Virgen y contemplarán también todos, el éxito, el triunfo, representado por la ascensión y coronación de María.
Se produce en esos momentos la imagen con más impacto visual de unidad. Todos, apóstoles y judíos sobre el cadafal, en la vida terrenal, mirando y con los brazos alzados al cielo, y el oropel que cae sobre sus cabezas, símbolo de gozo, de fiesta, de alegría, de su participación, de su unión en esa vida terrenal.
Las representaciones y manifestaciones culturales producen en el hombre una evasión de sus problemas cotidianos, pero el Misteri, su contemplación, no sólo nos transporta a un contexto distinto al que vivimos, sino que resulta modelo, ejemplo de una actitud, de una forma de entender la sociedad actual. Hay que alejarse del individualismo y pretender la conjunción.
La Festa o Misteri d´Elx es un tesoro cultural del pueblo ilicitano y una de las joyas más preciadas del patrimonio cultural valenciano. Sin duda su inclusión, en el año 2001 como primera proclamación de las Obras Maestras del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, por la UNESCO, marca un hito en la conciencia de todos, en cuanto a la necesidad de su preservación.
A este propósito responde la creación de la Cátedra Misteri d´Elx en el año 2006. De la misma forma que las demás Cátedras especiales de la Universidad Miguel Hernández, con una vocación de promover la creación, desarrollo, transmisión y crítica de la ciencia, la técnica y la cultura, en estrecha relación con el resto de la comunidad científica y cultural, así como la proyección de actividades culturales hacia la sociedad y de ésta hacia la propia comunidad universitaria. En concreto se pretende incentivar los estudios e investigaciones relacionadas con la Festa o Misteri d´Elx, acercar la Universidad Miguel Hernández a la sociedad y difundir la Festa o Misteri d´Elx entre la comunidad universitaria.
A lo largo de estos seis años de trabajo de la Cátedra se han llevado a cabo congresos, conferencias, exposiciones, cursos de verano, convocatorias de ayudas a la investigación con los objetivos marcados; y esperamos en el futuro no sólo consolidar los proyectos iniciados sino fomentar nuevas líneas de investigación en torno al Misteri, para coadyuvar a esa preservación y promoción de la Festa. La manera de conservar la tradición es hacerlo presente a través del estudio e investigación con el rigor científico que el ámbito universitario puede proporcionar.
De esta forma, el Misteri es tradición, es presente y es futuro, es esperanza. Cuando este año contemplemos la representación, y apóstoles y judíos entonen el Gloria Patri, pensemos que esas manos alzadas y la lluvia de oropel son un canto a la esperanza. Todos juntos saldremos adelante.