¿Cómo pagar menos en la próxima declaración?

Conoce todas las opciones disponibles que tienes para poder desgravarte en la Declaración de la Renta del próximo año y que no te pille por sorpresa

por Gema Carrasco | BeContent

Hacienda es un organismo que despierta amor/odio entre los españoles, o ‘amodio’ (como decían en el anuncio de Campofrío de la Navidad pasada). Todos los años entre los meses de abril y junio tenemos que presentar la Declaración de la Renta, y según nuestra situación familiar y económica, Hacienda nos devolverá dinero del que hemos pagado en impuestos en el ejercicio del año anterior o, por el contrario, nos tocará a nosotros abonarles una cuantiosa (o no) suma que nos puedes dejar la cuenta en números rojos.

Principalmente para que esto no pase, tienes que pedir en tu empresa a la persona encargada de recursos humanos, que te ajusten el I.R.P.F. según tu situación familiar, y así pagarás a Hacienda mensualmente, en vez de todo de una tacada (bueno, siempre puedes fraccionar el pago y abonarlo en dos veces).

Además, existen otras opciones para desgravarte en la declaración de la renta que debes conocer para tenerlo en cuenta de cara al próximo año. Las aportaciones a cualquier partido político te dan derecho a una reducción del 20% de las cuotas de afiliación, con una base máxima de 600 euros al año. Además, también hubo mejoras con la última reforma fiscal para las deducciones por donativos, siempre y cuando estén certificadas por la entidad beneficiaria.

Los planes de pensiones también cuentan con beneficios fiscales que permiten rebajar la base imponible, con un límite de 8.000 euros o del 30% del rendimiento del trabajo y de las actividades económicas. El ahorro fiscal de las inversiones en planes de pensiones puede suponer entre el 19% y el 48% de la inversión.

Existen una serie de gastos deducibles que seguramente muchos desconocíamos, como por ejemplo las cuotas sindicales o la afiliación a colegios profesionales, cuando la inscripción es obligatoria para ejercer la profesión y con un límite de 500 euros. También son deducibles los gastos en abogados si tienes un un pleito contra la empresa con un máximo de 300 euros al año o los gastos por movilidad geográfica por motivos laborales, pero si estabas inscrito en la oficina de empleo antes de aceptar el puesto de trabajo.

Foto: iStock

Cabe recordar, que aquellos que compraran su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 pueden seguir con la deducción estatal de hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de 9.040 euros. Los que están viviendo de alquiler, es importante que investiguen los requisitos establecidos en su Comunidad Autónoma porque pueden encontrar beneficios fiscales, especialmente los menores de 35 años.

Por otro lado, las familias numerosas con ascendientes o descendientes con discapacidad y los hogares monoparentales con dos hijos sin derecho a pensión alimenticia, también podrán verse beneficiados al deducirse en la cuota estatal del IRPF. Las madres con hijos menores de 3 años que estén trabajando obtendrán 1.200 euros al año o 100 euros al mes.

Estas son algunas de las ventajas fiscales a las que puedes optar en la declaración de la renta, pero si no es tu caso, tienes hasta diciembre para abrirte un plan de pensiones, ser solidario y colaborar con alguna asociación, apuntarte al sindicato o afiliarte al partido político con el que más te identifiques. Y de cara al año que viene, recuerda mirar los beneficios fiscales de tu Comunidad Autónoma ya que varían de una a otra e igual te llevas una alegría.

Si quieres conocer más sobre los beneficios fiscales de los planes de pensiones puedes hacerlo en la web “Seguros y Pensiones para Todos” o en La Guía para tu jubilación de Fundación MAPFRE.

compartir  
BeContent