17 de marzo de 2020
17.03.2020

CRC comprometida con la protección de sus socios, clientes y empleados

17.03.2020 | 11:35

En Caja Rural Central son conscientes de la responsabilidad que tienen de apoyar a las personas de nuestro entorno en estos momentos difíciles y de gran incertidumbre por la expansión del coronavirus. Ante esta situación de emergencia sanitaria que afecta a todos y en todos los ámbitos de nuestra vida (salud, familia, trabajo y también económico), Caja Rural Central va a realizar su función desde la responsabilidad y el compromiso de proteger a las personas, comprometidos con la protección de sus socios, clientes y empleados.

En Caja Rural Central han puesto en marcha una serie de medidas especialmente dirigidas a proteger a las personas, tanto empleados como socios y clientes, porque para ellos son lo más importante.

Empleados de la entidad

 -Los empleados de la entidad pertenecientes a los colectivos de riesgo (con inmunodeficiencias, diabetes, enfermedades crónicas graves o embarazos) no tendrán que acudir a trabajar.

-Han habilitado el teletrabajo, para que los empleados puedan trabajar en remoto desde el domicilio.

-Dependiendo de las circunstancias familiares de cada compañero han fijado flexibilidad en el horario laboral de los centros de trabajo, tanto en la red comercial como en servicios centrales.

-La actividad comercial fuera de las oficinas de trabajo no se realizará presencialmente, sino haciendo uso del teléfono, videoconferencias o mediante otros medios disponibles.

-Se aplazan actos, grupos de trabajo y eventos de formación con asistencia presencial y se sustituyen por el uso de medios remotos y telemáticos disponibles.

Han activado un comité de seguimiento diario que monitoriza la evolución del Covid-19 que les mantiene informados periódicamente con el objeto de paliar los efectos y consecuencias que pudieran darse por las acciones del virus COVID-19.

Relación con socios y clientes

Mantienen la atención en oficinas y aconsejan utilizar el cajero automático para realizar las operaciones más habituales, así como el pago con tarjeta frente al uso de efectivo. En caso de que el cliente tenga que ir a su oficina, seguirán las recomendaciones sanitarias, de salud pública y de distanciamiento social.

Además, sus clientes pueden aprovechar todas las funcionalidades que tienen disponibles a través de la banca electrónica y banca móvil.

Pymes, micropymes y autónomos

Ponen a disposición de pymes, micropymes y autónomos una línea de financiación ágil y favorable que les ayude a gestionar su liquidez a medio plazo y sobrellevar este periodo. Se trata de una línea especial de préstamos personales para para paliar los efectos que pueda tener el coronavirus en el tejido empresarial dirigida a sus autónomos, personas jurídicas con facturación hasta 2 millones de euros y personas jurídicas con facturación de 2 a 10 millones de euros.

Las medidas irán cambiando y adaptándose en función de cómo evolucione la declaración del estado de alarma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook