10 de noviembre de 2019
10.11.2019

Crevillent se convertirá en una comunidad energética de referencia en Europa

Enercoop fomentará el autoconsumo colectivo en edificios públicos y privados. Además ha presentado una APP que posibilitará que el cliente esté informado de su consumo y su factura e instalará paneles digitales con información energética

10.11.2019 | 04:15
De izq. a dcha., de pie, el presidente de Enercoop, el alcalde de Crevillent, el conseller de Economía y el director del IDAE.

El grupo Enercoop de la Cooperativa Eléctrica de Crevillent, en colaboración con el Ayuntamiento del municipio, y con el apoyo de la Generalitat Valenciana y el Instituto para el Ahorro y Diversificación de la Energía (IDAE), ha lanzado un proyecto pionero para la consolidación de Crevillent como una comunidad energética local de referencia en Europa.

Comptem (Comunidad Para la Transición Energética Municipal) es el nombre de esta iniciativa que persigue afrontar con garantías el reto de la transición energética desde el ámbito local. «En este nuevo escenario, todos los agentes involucrados, incluyendo a nuestra casi centenaria cooperativa eléctrica -la mayor del país- y a los propios municipios, debemos estar preparados para evolucionar hacia un nuevo modelo energético justo, democrático, descentralizado, limpio, renovable y digital, en el que el consumidor será el indiscutible protagonista», aseguraba en su discurso Guillermo Belso, presidente de la compañía eléctrica de mayor facturación con sede en la Comunitat Valenciana.

La compañía eléctrica reunía en su sede el pasado lunes a los principales representantes del sector energético autonómico y estatal para presentarles las actuaciones programadas. La mesa presidencial del acto la componían el director general del IDAE, Joan Groizard, el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, el alcalde de Crevillent, José Manuel Penalva, y el presidente de la entidad.

El director general de Enercoop, Joaquín Mas, desgranó los pilares y objetivos de la iniciativa para crear una comunidad ciudadana de energías renovables. En primer lugar, la entidad fomentará el autoconsumo a través de instalaciones fotovoltaicas colectivas, con una configuración celular en forma de cuadrículas, en edificios públicos, contando con la colaboración del Ayuntamiento, y en bloques de comunidades de vecinos o industrias. «Será Enercoop quien realice la inversión y ejecute los proyectos. A cambio de la utilización de las cubiertas para generar energía, ciudadanos y empresas podrán reducir de forma considerable su factura eléctrica», apuntaba Mas.

La App en la que el consumidor puede consultar su consumo y factura

Joaquín Mas presentó una segunda herramienta para el empoderamiento de los ciudadanos, una aplicación de telefonía móvil pensada para que el cliente esté informado al detalle de su consumo y su factura. Esta app posibilitará al consumidor conocer la estructura de su factura y pondrá a su disposición un asesor personal para optimizar la potencia contratada o elegir la tarifa más adecuada, «lo que se traducirá en ahorros económicos interesantes para el cliente», apunta Joaquín Mas.

La tercera herramienta de Comptem será la instalación de paneles informativos digitales en espacios exteriores y edificios de gran afluencia. Este sistema público de información energética «persigue introducir la variable divulgativa y cultural como un elemento más de la idiosincrasia del municipio, de tal modo que esté presente en la toma de decisiones de sus habitantes y que estos puedan decidir cómo y cuándo consumen energía», señalaba el presidente de Enercoop, Guillermo Belso.

Las pantallas ofrecerán información sobre el consumo de energía diario, semanal y mensual, la demanda máxima o mínima de energía, la distribución por sectores económicos o la cantidad producida a partir de fuentes renovables en las instalaciones fotovoltaicas de la propia localidad.



Horizonte 2030

El proyecto Comptem de la Cooperativa Eléctrica de Crevillent nace con un horizonte 2030. En esa fecha está prevista la instalación de hasta 5 MW en el entorno urbano de Crevillent entre instalaciones de autoconsumo y plantas fotovoltaicas de titularidad de Enercoop.

De esta manera se podrá cubrir al menos la mitad de las necesidades energéticas de la población con generación renovable propia «hasta donde razonablemente podamos y complementar el resto con la electricidad que generemos con otras fuentes limpias como nuestras centrales hidráulicas o con nuestra planta solar de El Realengo de 13 MW», apunta Mas, quien asegura que «en este último caso la energía será asignada a los consumidores finales empleando tecnologías de la información de última generación y, concretamente la tecnología blockchain, que permitirá asignar físicamente la energía al consumidor final en tiempo real garantizando la trazabilidad del origen de la misma. Si bien técnicamente esta acción no sería autoconsumo colectivo en términos administrativos».

La iniciativa de convertir Crevillent en una comunidad ciudadana de energías renovables con instalaciones de autoconsumo tiene una inversión prevista de entre 3 y 4 millones de euros. Joaquín Mas añade que «hemos conseguido financiación propia gracias a que nuestra cooperativa tiene unas cuentas muy saneadas y ajena, de entidades financieras de la Comunitat Valenciana principalmente, así como el apoyo de fondos europeos».

Enercoop ha crecido por los extremos de la cadena de valor del sector eléctrico, generando energías renovables y se ha extendido como comercializadora, llegando a una facturación cercana a los 90 millones de euros al año, siendo uno de los grupos cooperativos más importantes de España, gestionando energía para usuarios finales, realizando contratos bilaterales y participando como agentes de mercado para otras comercializadoras.

Crevillent será sede del I Congreso Nacional de Comunidades Energéticas en 2020

Belso y Penalva tras sellar el acuerdo

El Grupo Enercoop y el Ayuntamiento de Crevillent firmaron el lunes un convenio de colaboración para poner en marcha el proyecto Comptem. El presidente de la compañía, Guillermo Belso, agradecía el apoyo del alcalde y emplazaba a todas las administraciones a colaborar en la iniciativa.

«Es fundamental el apoyo de todos. Con este proyecto hemos iniciando el reto en el campo de las comunidades energéticas pero a partir de aquí debemos intensificar los esfuerzos en este ámbito para posicionar a la Comunitat Valenciana en el centro del desarrollo del autoconsumo compartido», apelaba Belso, quien solicitaba «una nueva cooperación de IDAE y Generalitat, proponiendo a Crevillent para la realización y organización, en 2020, del que sería el I Congreso Nacional de Comunidades Energéticas». Los responsables públicos no dudaron en ofrecer su colaboración.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook