06 de octubre de 2018
06.10.2018


Antonio García Lozano, CEO& Founder Grupo Azeta

«España debe invertir mucho más en I+D+i para poder competir con los países que sí le dan prioridad en sus presupuestos»

06.10.2018 | 04:15
Antonio García, CEO & Founder de Grupo Azeta, durante la celebración de la I Edición del Summit Tecnológico del Mediterráneo (STM)

Alicante acogió el pasado miércoles la I Edición del Summit Tecnológico del Mediterráneo (STM), un encuentro organizado por Grupo Azeta en las instalaciones del Auditorio de la Diputación de Alicante (ADDA).

En él se analizó el impacto que tiene la tecnología en las empresas y se pudo conocer de qué modo la transformación digital puede mejorar la eficiencia y eficacia de las compañías. Hablamos con Antonio García Lozano, CEO &Founder Grupo Azeta.

- ¿Qué valoración hace del evento?

Todavía estoy de «subidón»... Cuando empezamos a organizar el STM nos pusimos objetivos muy concretos como el de que las ponencias trataran sobre temas de mucha actualidad y los ponentes fueran de primera línea. Pero, además, no sólo queríamos dirigirnos al mundo empresarial sino que buscábamos que estuviera representada toda la sociedad, con especial interés el mundo académico.

En el evento se ha podido explicar para todo el mundo qué es esto de la Transformación Digital y cómo afecta a nuestras vidas. También era importante que la gente se lo pasará bien, por lo que hicimos algo muy diferente a lo habitual e incorporamos una banda en directo, con buen sonido y buena iluminación.

Dicho todo esto y viendo la acogida que ha tenido y las felicitaciones que todavía sigo recibiendo, no me queda más que decir que estoy muy satisfecho y muy feliz.

- Salva López manifestó en su intervención que el tesoro de las empresas está realmente en el proceso y no en el resultado. ¿Está de acuerdo con esta afirmación?

Debo confesar que Salva y yo hemos conectado profundamente. Quizás sea porque, como dice él, los músicos vemos los negocios con otra perspectiva y que «la música es algo más de lo que parece ser». Sobre su pregunta, estoy de acuerdo con Salva. Es mucho más importante fijarnos en cómo son las compañías que admiramos y preguntarnos qué están haciendo que valorarlas por sus resultados.

- ¿Cómo ayuda la tecnología en los procesos de las empresas?

Yo creo que la pregunta podríamos formularla justo al contrario. ¿Realmente puede hoy en día una empresa competir sin ayuda de tecnología? Desde mi punto de vista, los términos tecnología y empresa ya son claramente indivisibles. Lo que sí podemos establecer es una relación muy clara y lineal de la influencia de los medios tecnológicos y la cuenta de resultados. Las innovaciones tecnológicas pueden suponer verdaderas palancas de crecimiento y diferenciación de las empresas respecto a sus competidores.

- ¿En qué grado de digitalización está la empresa española?

Nuestro foco de negocio se centra en la Pyme, donde lo que observamos, desgraciadamente, es que un gran porcentaje de empresas todavía percibe las inversiones en las TIC como un gasto más que como una oportunidad de ser más eficientes.

Es un tema, creo, cultural. Muchas veces observamos que los departamentos de IT dependen directamente del departamento financiero, debiendo responder más a cuestiones de costes de la tecnología que a cuestiones relacionadas con mejoras del negocio.

Por decirlo de otra forma, nos encontramos con departamentos IT algo encorsetados bajo criterios no relacionados con la tecnología, sino con lo que cuesta dicha tecnología. Lo primero que debemos conseguir es un cambio de mentalidad, un cambio cultural que permita que estos departamentos de IT se transformen en departamentos de innovación y estén presentes en mesas de decisión al mismo nivel que otros departamentos.

- ¿Influye el tamaño de las empresas?

La relación entre el tamaño de la empresa y la digitalización también es una constante que nos encontramos. La mayoría de veces ocurre más por obligación que por cultura, ya que la complejidad de una organización grande implica muchas veces la imposibilidad de operar sin un grado elevado de procesos automatizados.

La ventaja es que hoy en día cualquier empresa, independientemente de su tamaño, tiene un acceso fácil a introducir procesos digitales en sus operaciones. La tecnología se ha democratizado y eso lo podemos observar en las nuevas generaciones de pequeños empresarios que crean startups con una mentalidad totalmente digital y con unos niveles de inversión muy contenidos.

- ¿Son suficientes las ayudas en I+d+i del Gobierno en España?

España necesita creerse de verdad que si no invertimos, no más, sino mucho más, en I+D+I, pero sobre todo en la última «I», no vamos a poder competir con otros países que le dan a estos temas máxima prioridad en sus presupuestos.

- El pasado año se registraron varios ataques a grandes empresas. ¿Estos ataques van a ir a más?

Efectivamente. Y no sólo eso, sino que además el mercado de la ciberdelincuencia también está evolucionando como un modelo de negocio en sí mismo, con grupos dedicados a realizar ataques en modo pago por uso y cada vez con objetivos más dirigidos.

- ¿Conceden las empresas la suficiente importancia a su seguridad tecnológica? ¿En el congreso del miércoles se habló de que sufren el 70% de los ataques?

Leí que existen dos tipos de empresas: las que han sufrido ciberataques y las que no saben que los han sufrido. El 70% es un dato real.

La mayoría de nuestros clientes son pymes y los han sufrido sobre todo en estos dos últimos años. Sobre este tema también hay un componente cultural. Somos siempre reactivos a los problemas y no proactivos. Tenemos que esperar a que sucedan las cosas para ponerles remedio.

Con la hiperexposición que tenemos hoy de todos nuestros datos, deberíamos de darle más importancia a la ciberseguridad. La buena noticia para las empresas es que protegernos no es tan difícil y está al alcance de todos. Fabricantes como Sophos están ayudando mucho a las empresas gracias a soluciones que se adaptan a las necesidades y no solo a las de grandes corporaciones.

- Con la tecnología cada vez más presente. ¿Es necesario cambiar el modelo educativo?

Lo considero necesario y urgente. El Estado debe apostar por un cambio en el modelo educativo. Se están preparando a jóvenes para profesiones que no van a existir

Es responsabilidad del Estado poner en sus agendas «Alerta roja con la Educación». Como padre que soy de dos niñas de 9 y 11 años entenderán que estoy especialmente sensibilizado con este tema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook