23 de septiembre de 2018
23.09.2018
Información

Instituciones Penitenciarias

MIRIAM CELDRÁN, Titular del Servicio de Farmacia del Hospital Psiquiátrico Penitenciario del Centro Penitenciario Alicante-I

23.09.2018 | 04:15
MIRIAM CELDRÁN, Titular del Servicio de Farmacia del Hospital Psiquiátrico Penitenciario del Centro Penitenciario Alicante-I

Para entender las funciones de un farmacéutico en los establecimientos penitenciarios dependientes de la Administración General del Estado hay que destacar que, en ellos, el modelo asistencial presenta un carácter híbrido entre los niveles de atención primaria y especializada. De hecho, según datos aportados por estudios en nuestro medio, contamos con un 6% de diabéticos, un 29% de hipertensos, un 35% de pacientes con dislipemia, una alta prevalencia de infección por VIH y VHC, en concreto, 20-25 y 10-12 veces mayor que en la población general española, respectivamente, un total de 7.927 internos incluidos en el programa de mantenimiento con metadona en el año 2016 y una alta prevalencia de patología mental y patología dual.

El primer nivel de acceso de nuestra población al sistema sanitario lo constituye la atención primaria, cuyas prestaciones se realizan directamente en los establecimientos penitenciarios. El segundo nivel lo constituye la atención especializada, que se presta a través de los hospitales generales de la red pública. La atención bucodental se cubre con profesionales privados o empresas de servicios. La Administración Penitenciaria dispone, además, de dos hospitales psiquiátricos en Alicante y Sevilla.

La misión principal del farmacéutico en la institución penitenciaria se asimila a la desarrollada en los servicios farmacéuticos de otros ámbitos pero adaptada a la peculiaridad del propio medio y a las patologías más prevalentes en el mismo. Es por ello que nuestras funciones básicas se centren en la gestión de adquisiciones, custodia de medicación, validación farmacéutica de las prescripciones e intervención en los casos que se requiera, dispensación de la medicación, elaboración de fórmulas magistrales, conciliación de la medicación al ingreso, farmacovigilancia e información de medicamentos, básicamente.

En cuanto a número de farmacéuticos, nuestra Administración cuenta con 34 efectivos por lo que la ratio es de 1 farmacéutico por cada 1.500 pacientes, lo cual indica una indiscutible necesidad de seguir cubriendo plazas de farmacéuticos en IIPP.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas