12 de mayo de 2018
12.05.2018

Elena Cebrián Calvo, Consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural

«Estamos impulsando un cambio legislativo para que reutilizar agua gane protagonismo»

12.05.2018 | 04:15
Elena Cebrián, en su despacho

- La Comunitat Valenciana cuenta con un déficit hídrico estructural y una sequía acumulada desde 2013 y 2014. Después de las lluvias de los últimos meses, ¿en qué momento están las cuencas?

Lamentablemente no ha llovido lo necesario. Las cuencas del Júcar y del Segura son la excepción en el contexto estatal, permaneciendo en situación de sequía, mientras el resto de España ha ido recuperando caudales de los pantanos en mayor o menor medida hasta llegar a una media del 70%, mientras en nuestras cuencas apenas es del 30%.

- ¿Tendremos que acostumbrarnos en la Comunitat Valenciana a convivir con la sequía?

Tendremos que acostumbrarnos a convivir con la escasez. Las sequías cíclicas son características de nuestro clima mediterráneo, si bien la situación actual marca algunas diferencias con las precedentes, en cuanto a temperaturas elevadas, así como escasez y distribución geográfica de las precipitaciones. Pero supone una oportunidad de reflexión para actuar, prevenir y planificar racionalmente el uso de los recursos hídricos con la mirada puesta en el futuro.

- ¿Qué medidas están tomando desde la Generalitat, y más en concreto desde su Conselleria, para gestionar la escasez de agua existente en la Comunitat?

En el ámbito de nuestras competencias, hemos actuado en una triple dirección. Recuperando las ayudas a modernización de regadíos y para el uso racional del agua; poniendo el acento en la reutilización e incidiendo en la eficiencia de las redes de distribución y abastecimiento.

Todo en el marco de combinación de recursos hídricos, que incluye, respecto a las competencias estatales, mantener el estatus quo existente sobre trasvases y exigir el máximo aprovechamiento del potencial desalinizador. Sin olvidar la creación del Observatorio del Agua entre los últimos compromisos adquiridos por el Consell.

- En el campo de las infraestructuras y el agua, ¿qué proyectos considera más acuciantes en la Comunitat Valenciana, en general, y Alicante en particular?

Sin duda, la finalización del trasvase Júcar Vinalopó, a pesar del considerable retraso del Ministerio de Agricultura en la reparación de la Balsa de San Diego.

Continuar con la modernización de Riegos de Levante Margen Izquierda y Derecha y el resto de regadíos dependientes del SCRATS, sin olvidar la Acequia Real del Júcar.

Destacaría también el Plan de recuperación medioambiental de la cuenca del Vinalopó desde Bocairent hasta Elx; los proyectos de abastecimiento de agua potable Alqueña, Monóvar, Agost, Callosa d'En Sarrià, Altea, Xàbia y Tàrbena; la puesta en marcha de la instalación de aguas depuradas desde la EDAR de Rincón de León con destino a la Mancomunidad de Riegos de Levante, y las obras de canalización de pluviales y encauzamientos de Novelda, Almoradí, San Joan, Redován, Algorfa y Pilar de la Horadada.

En cuanto al Gobierno de España, ha de hacer efectivo el gran potencial de la planta desalinizadora de Torrrevieja.

- El Consell está lanzando campañas de concienciación sobre el uso del agua. ¿Están funcionando? ¿Es el habitante de la Comunitat consciente de la escasez de recursos hídricos que tenemos?

En general, no somos lo bastante conscientes de la escasez y carestía de los recursos hídricos en tanto que bien colectivo.

Que no le falte agua a uno no significa que haya la suficiente, en cantidad y calidad, para el conjunto de la comunidad en el momento presente, para las generaciones futuras y la sostenibilidad ambiental del territorio.

De ahí la campaña que la Generalitat ha iniciado para mentalizar sobre la necesidad de ahorro de este bien escaso, una pequeña contribución a esa concienciación colectiva que precisamos.

- La Comunitat es un referente en la cultura del ahorro del agua. ¿Se puede mejorar más?

Se puede mejorar profundizando en esa misma cultura histórica, haciéndola extensiva a todos los rincones de la sociedad y áreas de desarrollo económico. Tomando conciencia del valor del agua más allá de su precio e incidiendo en líneas de investigación que nos ayuden a ser más eficientes en su uso, como se está haciendo, por ejemplo, en el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias.

- ¿Qué papel tiene la reutilización del agua para su Conselleria? ¿Hay que modificar la normativa?

Un papel fundamental. Los recursos no convencionales, como la reutilización, son claves para afrontar el cambio climático.

Estamos a la cabeza en depuración de aguas residuales y trabajamos para seguir ahí construyendo nuevas depuradoras y con mejoras continuas en las existentes.

Estamos impulsando un cambio legislativo consensuado para que la reutilización gane protagonismo, que se reflejará en un futuro plan de reutilización.

- ¿Las desalinizadoras irán ganando más protagonismo en la Comunitat?

Confiamos en que así sea. Si las desalinizadoras no se hubieran proyectado en la década pasada con visión de futuro, nuestra situación hoy sería mucho peor.

- En la agricultura, que es donde más agua y energía se consume, Ximo Puig anunció que para los próximos cuatro años ya están previstas las inversiones directas y las subvenciones a comunidades de regantes para la modernización de regadíos, que ascienden a 150 millones de euros, de los que 60 millones se destinarán a las comarcas de Alicante. ¿Tienen previsto cuántos hectómetros cúbicos de agua se podrán ahorrar con esta inversión?

Podemos hacer una estimación aproximada sobre los cálculos proporcionales a los datos que manejamos en una planificación a 20 años, y siempre cuando contemos con el presupuesto necesario para poner en marcha todas inversiones previstas. Así, podríamos hablar de unos 6 hm3 de agua ahorrada en modernización de regadíos en los próximos 5 años y en torno a 4,5 hm3 más de agua reutilizada.

- ¿La agricultura de la Comunitat Valenciana deberá adaptarse al cambio climático?

Nuestra agricultura se está adaptando ya al cambio climático y deberá seguir haciéndolo. Pero también puede contribuir a la mitigación del cambio climático, como demuestran las investigaciones edafológicas de nuestros propios centros de investigación.

- ¿Cree que los trasvases son la solución a la situación de la Comunitat Valenciana?

No hay una única solución, sino parte de una combinación de soluciones y recursos. En este momento la transferencia del Tajo al Segura ha sido posible por la mejora de los pantanos de cabecera y el mecanismo jurídico que lo permite, fruto de un acuerdo alcanzado en un momento determinado. No podemos predecir hasta qué punto en el futuro eso será posible. Los acuerdos del futuro nos lo dirán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook