19 de mayo de 2015
19.05.2015

El minuto a minuto del debate

Todos los partidos coinciden en el debate de candidatos al Consell en que no formarán gobierno con el PP

19.05.2015 | 23:24
Oltra se dirige a Fabra en un momento del debate

La izquierda acorrala al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, por los casos de corrupción.

El presidente de la Generalitat Valenciana y candidato del PP a la reelección, Alberto Fabra, fue sometido anoche a un severo correctivo por parte del resto de los aspirantes que participaron en el debate definitivo antes del 24M, organizado por Editorial Prensa Ibérica y emitido por informacióntv e informacion.es.

Los candidatos de PSOE, EU, Compromís, Ciudadanos, Podemos y UPyD acorralaron al jefe del Consell a cuenta, sobre todo, de los casos de corrupción en su partido y, aunque no dejaron claros los posibles pactos entre ellos tras la cita del domingo con las urnas, sí coincidieron en que ninguno lo hará con el Partido Popular.

El debate, organizado en tres bloques temáticos y con un turno final de 90 segundos para que cada candidato pidiera el voto, estuvo marcado por el acoso y derribo constante contra Fabra que llevaron a cabo, fundamentalmente, Mònica Oltra (Compromís) e Ignacio Blanco (EU). La única corbata sobre el escenario, la del socialista Ximo Puig, resulta una buena metáfora de su actuación cuasi institucional y poco protagonista para quien aspira a ser el líder del cambio. También se mostró sin la garra esperable el candidato de Podemos, Antonio Montiel, mientras que Carolina Punset (Ciudadanos) comenzó con fuerza, pero se fue diluyendo conforme concentró sus energías en replicar al anterior y, sobre todo, a la candidata de UPyD, una Alicia Andújar que, más que para debatir, aprovechó su tiempo ante las cámaras para enumerar propuestas de su programa electoral y defender las bondades de su partido.

Situación de la Comunidad Valenciana
El primer bloque, dedicado a analizar la situación de la Comunidad Valenciana, sirvió para avisar a Fabra de que le aguardaban por delante dos horas difíciles. El primero en abrir fuego fue Montiel, que habló del "abandono de la ciudadanía" por parte de políticos que "no han pisado la calle y se acuerdan sólo ahora", para dibujar a continuación a la Comunidad inmersa en "una crisis aguda, empobrecida, con problemas graves de financiación y una deuda en constante crecimiento por culpa del PP".

Punset señaló, por su parte, que de las crisis "no se puede salir sin sacar una lección". La candidata de Ciudadanos dijo, en una primera alusión al que se convertiría luego en uno de los escasos y principales argumentos a los que se aferró Fabra, que "bajar medio punto el paro no es un éxito"; criticó también el patrón económico basado en la hostelería y la construcción, y abogó por cambiar el modelo productivo.

La candidata de UPyD, que inició su alocución felicitándose por que la Junta Electoral resolviera positivamente sobre su participación en el debate, subrayó que con el "apoyo de 125.000 personas somos la garantía del cambio en la Comunidad". Alicia Andújar acuñó el eslogan "hemos demostrado con hechos lo que otros dicen que van a hacer", que repetiría con posterioridad y dijo que "con nosotros los corruptos lo tienen mucho peor".

Claro, directo y contundente fue desde el principio el candidato de EU, Ignacio Blanco: "La cosa está mal, no hacen falta estadísticas. Los problemas siguen ahí: paro, precariedad laboral, desahucios... y el PP crea nuevos con sus recortes en Sanidad y en Educación, y con los copagos en las políticas sociales sobre los que más sufren la crisis". "Pero hay alternativa, no estamos condenados", añadió Blanco, quien augura un cambio de izquierdas donde su partido "es determinante para un gobierno decente".

Mònica Oltra abundó en que "quedan cinco días para poder cambiarlo todo. La mayoría hemos perdido, pero hay quienes lo han perdido todo. Mientras Rita Barberá se gasta 700 euros en berberechos y ron Cacique, aquí 4 de cada 10 están situación de pobreza. En sus primeras palabras, la presidenciable de Compromís citó también a Cotino y las chanclas de Castedo en el yate de Enrique Ortiz como ejemplos de un Partido Popular que está "saqueando y arruinando", algo que "podemos cambiar el día 24".

Puig apeló a la vertebración de la Comunidad en su primera intervención, celebrando que el debate tuviera lugar en Alicante, y manifestó que "ojalá se pudiera hacer en Canal 9, pero lo cerró unilateralmente Fabra". "Si soy presidente volverá Canal 9 porque es necesario para la Comunidad", prometió, antes de acusar al PP de "incapacidad para gobernar dignamente".

Fabra se sumó a la celebración de que el debate fuera en Alicante, y se hizo el sorprendido por las "muchas críticas" recibidas cuando "hoy hay menos paro que hace 4 años y 230 personas encuentran cada día un puesto de trabajo. Además, somos referentes en exportación, en creación de empresas (...) y no en lo que ustedes dicen (en alusión a la corrupción, palabra que Fabra evitó pronunciar en todo el debate). El jefe del Consell, al igual que hiciera la semana pasada su compañera de partido Asunción Sánchez Zaplana en el cara a cara entre alcaldables de Alicante, echó mano del argumento de que "ustedes están empeñados en el pasado, pero no hablan del futuro porque no podrán afrontarlo solos". El dirigente popular expuso las tres ideas sobre las que descansó luego todo su discurso, independientemente de cuál fuera el tema abordado: "Bajaremos impuestos, crearemos más puestos de trabajo y mejoraremos la calidad de vida de los ciudadanos de la Comunidad Valenciana".

Pero no estaban sus adversarios por la labor de hacerle fácil la noche, sino todo lo contrario. "¿Sabe usted cuántas familias hay que no reciben ningún tipo de ingresos en la Comunidad? ¿Lo sabe, señor Fabra? No lo sabe porque no le interesa, ésas políticas son las que hacen ustedes", inquirió al líder popular Mònica Oltra, quien apuntó que "haremos pactos, pero no nos juntaremos con los corruptos con los que sí han estado ustedes".

Ignacio Blanco echó más sal en la herida: ¿De dónde saca esos datos, señor Fabra? Cada mes, una estadística diferente. Con 230 personas que logran empleo cada día, no me salen las cuentas. Hay más parados que hace 4 años. Y aunque fuera de verdad, ni aun así sería una solución para los problemas reales. Hace magia con las cifras. ¿Reconoce el fracaso en el cambio del modelo de financiación? ¿Reconoce que ha fracasado en lo más importante?".

Puig tomó ese hilo y apostó por "hacer una exigencia radical por la financiación, reformar el sector productivo para generar empleo, realizar una auditoría, derogar el copago... Hay que partir de lo que ha pasado. Pero, citando a Vargas Llosa, ¿cuándo se jodió el Perú? Cuando ustedes empezaron a gobernar", dijo a Fabra, a quien recordó que "teníamos la CAM y Bancaja y ahora no", como ejemplo.

La aspirante de Ciudadanos aseguró compartir todas las críticas dirigidas a Fabra, pero consideró "esencial" que "muchos de los que estamos aquí hablemos entre nosotros tras el 24M", pues "harán falta pactos entre todas las fuerzas para sacar a la Comunidad del hoyo". Carolina Punset precisó que "debemos ponernos de acuerdo en los nichos de empleo por los que apostar, en cómo pagar la ley de la dependencia, porque de alguna manera hay que financiarla, etc...".

Andújar replicó a Fabra que si es momento de hablar de futuro "la mejor manera es que el 25 de mayo deje de gobernar en esta Comunidad". Montiel se sumó al batallón: "Me sorprende que ahora hable de bajar impuestos, en vísperas de la elección definitiva, cuando les quedan cuatro telediarios, literalmente". El candidato de Podemos recriminó entonces a Punset que dejara, según él, abierta la posibilidad de negociar con el PP: "Yo con Fabra no quiero seguir hablando. Merece una buena temporada en la oposición para regenerarse y eliminar la sombra de la corrupción".

Mentada la bicha, Fabra viró para hablar de la financiación, atacando el modelo que aprobó Zapatero y que, según él, hizo que "perdiéramos mucho dinero". El resto del tiempo de su turno de palabra lo ocupó en reiterar que "creer en la sociedad significa dar más oportunidades bajando impuestos, creando empleo...".

Punset, molesta con el anterior dardo lanzado por Montiel, quiso marcar distancias entre sus partidos: "Podemos está anclado en la queja y el lloriqueo, mientras que nosotros estamos anclados a las propuestas. Las vamos a hacer aunque le moleste", zanjó este tema para volver con Fabra: "Es triste oír decir a un presidente con un paro estratosférico que han cambiado el modelo productivo".

Puig contraatacó la alusión a Zapatero señalando que llevan ustedes 20 años gobernando y buena parte de ellos con el "modelo Zaplana". "No sólo son corruptos, sino que han mentido a Europa. Habla de bajar impuestos y es una auténtica vergüenza. Más de 40.000 millones de euros a nuestros hijos y nietos, ése es el impuesto al futuro que nos dejan", explicó.

Oltra insistió en este mismo tema: "El PP lo que ha hecho en los últimos 20 años es bajar impuestos a las grandes fortunas y subir el IVA, que lo pagamos todos; beneficiar a las grandes herencias y poner copago a los dependientes. Todavía no me ha dicho si sabe el número de familias que se han quedado por el camino", le recordó.

Pero Fabra se hizo el sueco una vez más. "Parece que les moleste que la Comunidad sea la que más ha reducido el paro, que tenga capacidad de emprender y superar situaciones adversas. Hemos conseguido que los intereses que pagamos por la deuda sean del 0 por ciento. La deuda no es problema", sentenció el mandatario popular.

Andújar le apuntó que la gente de a pie "no tiene conciencia de una mejora de la economía". "Menos y tú más y más propuestas", solicitó.

Montiel mostró su estupefacción por las palabras de Fabra: "La deuda no es un problema, dice. 900 millones al año por servicio de la deuda. Cuénteselo a mis hijos". Y volvió a la carga con Punset comentándole las muchas propuestas de Podemos. "No vamos a jugar con ambigüedades. Sabemos quién se ha descalificado para formar parte del futuro: el PP, que sigue en los mundos de Yupi".

Blanco cerraba el primer bloque de la noche instando a Punset a pronunciarse sobre si apoyarían la derogación del copago, del "apartheid sanitario" y de la Lomce.

Medidas de regeneración democrática
Montiel arrancó este segundo bloque lamentando la "orfandad política de tanta gente". "Qué clase de democracia es ésta que nos invita a votar sin ninguna exigencia de responsabilidad. Que no se hable de fracasos, errores, ni se pida perdón por el accidente del Metro, ni por cerrar Canal 9, por aumentar la lista del paro... Y siguen hablando del futuro, pero qué pueden ofrecer ustedes: maquillaje tributario y mantener a los corruptos en sus candidaturas".

Punset aprovechó su turno para contestar primero a Blanco: "Ser dialogante no es incompatible con ser firmes contra la corrupción. Nos sumamos a derogar los copagos, a defender la sanidad pública gratuita y buscaremos un pacto autonómico por la educación". Entrando en la materia, la candidata de Ciudadanos señaló que la "mayoría de la gente no se cree el mensaje que nos quiere trasladar el PP". "Un cambio de peones no, hace falta cambiar las reglas del juego", dijo Punset, partidaria de un pacto contra la corrupción.

La candidata de UPYD se arrogó que "quien ha puesto medidas firmes contra la corrupción ha sido mi partido" y recriminó a Punset que su formación "no se sumara ayer al pacto que secundó hasta el PP, por no tener autorización desde Barcelona".

En uno de los pocos momentos de tregua para Fabra, Blanco le decía a Punset que apenas le había contestado a sus preguntas. Pero retomó la cruzada enseguida: "EU es el grupo que más ha hecho esta legislatura contra la corrupción", y citó que destaparon el caso Rus, denunciaron a Castedo, lo que costó a Pavón y López Barceló "recibir amenazas", demandaron a Camps, la Fórmula 1, la mafia de Blasco... Usted ninguno, señor Fabra. Es cómplice. ¿Sabe quién está limpiando su partido? Nosotros. Los corruptos han sido dados de baja por nuestras denuncias, no por su acción. Y Rus sigue siendo candidato. No hace la limpieza que haría falta. Les hace falta una limpieza democrática".

Oltra perseveró en el acoso y derribo: "La mejor medida la tenemos en nuestras manos. El día 24 podemos regenerar la democracia haciendo que el PP, el partido podrido, se vaya del gobierno". La representante de Compromís agregó que "necesitamos más control, una auditoría ciudadana, porque ya no nos vale con que vayan a prisión, queremos que devuelvan hasta el último céntimo robado", al tiempo que animó a lograr un "pacto entre todos, abrir puertas, ventanas y armar la democracia para que no vuelva a pasar todo esto".

En el bloque llamado a ser el más incómodo para Fabra, Puig se apuntó al carro: "Somos gente honrada. El corrupto ha sido el PP. Me sabe mal pero sí, han sido corruptos. Ya no es Gürtel, Brugal, Emarsa... Han ganado elecciones de manera ilegítima con una financiación ilegal. El picudo para la democracia es la corrupción". "La única solución es pasar pagina", sostuvo el socialista, partidario de una auditoría ética.

Fabra, acorralado, se agarró a un decálogo elaborado por el PP para que los ciudadanos supieran que la regeneración ética era posible. "Hablamos de reducir el número de diputados, de quitar privilegios a los aforados, pero ustedes tampoco quisieron. Pidieron más transparencia, y ahí está la ley de transparencia, donde hoy a través del portal GVA se pueden conocer todos los contratos de más de 3.000 euros. Ahora se tiene esa posibilidad", glosó el candidato popular.

Si ya en los turnos preliminares de palabra Fabra fue cercado por sus adversarios, lo peor le vino en el debate de este bloque.

Antes tuvo un ligero respiro a raíz de un nuevo rifirrafe entre Punset y Andújar. La primera dijo que "no creo que nos vayamos a pelear. Ciudadanos no ha firmado ese pacto -al que aludió anteriormente la de UPyD- porque no nos ha dado tiempo a tramitarlo. Pero claro, como en su partido sólo decide la gran lideresa (en referencia a Rosa Díez)...".

Oltra se encargó de empezar a soltar la artillería sobre el jefe del Consell: "La transparencia es la aliada de un buen gobierno. Dice, señor Fabra, que se pueden saber las facturas de la caja fija de la Generalitat y no es verdad. Está en el Tribunal Supremo, porque el TSJCV dijo que sí y usted lo recurrió. Usted viajó a París para ver la final de Roland Garros y no ha querido mostrar las facturas. Recurrió usted al Supremo para no darlas. Hizo un viaje a París en plena crisis, con gente aquí que no llega a final de mes, y no sabemos con quién viajó. ¿Por qué no responde a eso?

Fabra justificó el viaje porque en la final "había un alicantino". "Le parece mal que vayamos a representar a la Generalitat. Un presidente tiene que estar al lado de la gente que hace cosas importantes por la Comunidad y esas cuestiones están al alcance de la mano de todos". Oltra le insiste en si sabe cuántas familias carecen de ingresos en la Comunidad. Y no ceja en su empeño: "¿Con quién más fue a París? ¿Dónde están las facturas?". "Usted las verá", contestó Fabra. "Cuando las dé el Tribunal Supremo, y entonces no será usted presidente", apostilló la candidata de Compromís.

Puig se preguntaba "cómo se puede votar una ley de transparencia viniendo de ustedes. El problema es que hemos tenido que ir a la Justicia por ser incapaces ustedes de asumir la democracia". "Que los ciudadanos tengan acceso ahora que se van del Gobierno... Ya no vale la pena ese ejercicio", aseveró el líder del PSPV, para quien el PP de la Comunidad debe "refundarse y poner una orden de alejamiento a los dirigentes que han estado estafando al pueblo valenciano, sin olvidar un plan de recuperación de hasta el último céntimo robado".

Blanco, que en todo momento se expresó en valenciano, echó más leña al fuego: "¿Qué ha hecho usted por la corrupción? ¿Qué caso de corrupción ha denunciado usted? Nosotros, con todas las dificultades, lo hemos hecho. ¿Está seguro de la lista que lleva? ¿Está seguro de Rita Barberá? Su partido está podrido y usted no hace nada".

"¿Cómo puede decir que no lo he hecho?", se indignó Fabra, que fue elevando su tono por primera vez en toda la noche. "No hay un solo imputado por casos de corrupción en la lista del PP. Es fácil criticar todo. Ustedes sólo hacían que poner en evidencia todo por si algo sonaba para apartarlo del partido".

Montiel añadía que "además ha habido mucha prepotencia". "¿Reducir diputados? Asesores, cargos y libres designaciones es lo que hay que reducir. ¿Sabe qué ejercito tiene para construir una realidad que es falsa?".

Fabra creía encontrar un resquicio de luz: "Hemos reducido el 30% de altos cargos, hemos reducido la administración como nadie. Entre la suma de todos ustedes supondría nuevos observatorios o consejos sociales, lo que conllevaría subir los tributos".

Blanco evitaba que se desviara el debate: "Hable de corrupción, que es de lo que va el bloque".

Sobre el caso Rus, Fabra aseguró que escuchó las grabaciones en la Ser por primera vez. Oltra le acusaba entonces de "no enterarse de nada".

Andújar se sumaba al hostigamiento: "Señor Fabra, tienen ustedes colapsado el TSJCV con sus procedimientos y recursos. Suprimir los aforamientos sí, pero sin someterlo a condiciones. Si hubiera habido voluntad se habría hecho, se habría hecho el rodillo como en toda la legislatura".

Punset subrayó que no se trata de ir quitando a los cargos conforme los van imputando, sino de implantar medidas para intentar frenar la corrupción: listas abiertas, reforma de la ley electoral, limitación de mandatos, recortar instituciones que se instrumentalizan, como las diputaciones provinciales y que sus competencias las asuman las comunidades autonómas. "De cada tres euros de las diputaciones, dos son para mantenerlas", apuntó la aspirante de Ciudadanos a la Generalitat.

Oltra afirmó no estar de acuerdo en pasar página "si eso significa impunidad". "Vamos a hacer que el equilibrio de poderes sea mayor. Proponemos que la Presidencia de la Generalitat y la de las Cortes sean ocupados por personas de partidos distintos", explicó la candidata de Compromís. "Que usted diga que el parlamento es abierto, cuando lo han convertido en un búnker... Ustedes hicieron una sesión a puerta cerrada y sin periodistas. Y expulsaron de otro pleno a personas en gran dependencia. Ustedes se sintieron amenazados por gente que pedía dignidad", reprochó a Fabra.

El candidato socialista destacó que "resetear administraciones no es igual a más gastos, sino a ser más eficiente. Necesitamos observatorios, que la gente participe, claro que sí. Ustedes no tienen credibilidad ninguna. Ahora andan intentando despistar para no contestar sobre la corrupción". "Hay que pasar página. Vamos a quitar los sobresueldos a los diputados del PP; hacer una auditoria ética externa. Una cosa son las responsabilidades políticas y otras las jurídicas. Cuando todos sabían que Rus estaba hasta arriba, usted no hizo nada", dijo mirando a un Fabra cada vez más empequeñecido.

Montiel propuso hacer públicas las cuentas de cuando se está en el gobierno, pero también de las maquinarias electorales. "Ese dinero es también pagado por los ciudadanos. Los grandes partidos disparan con pólvora de rey. Nosotros, 221.000 euros. ¿Dónde van a colgar la justificación de esas cuentas?

Blanco terminaba de rematar el ánimo de Fabra: "Lo de Rus lo sabe usted desde septiembre. Desde entonces no ha hecho nada: abrazar a Rus y proclamarle candidato. Le pregunto de nuevo, que no me ha contestado: "¿Se fía de Rita? ¿Y de los miembros de su lista? ¿De aquí al domingo habrá alguna suspensión cautelar más? Basta ya de este régimen de cleptocracia, de gobierno de ladrones. Nosotros hacemos públicos nuestros sueldos, ponemos límites a los salarios, incompatibilidad de cargos, y ustedes nada".

Los presentadores le ceden en ese momento el turno de palabra a Alicia Andújar, pero sorprendentemente lo rehúsa.

Fabra replica que "yo no tenía las grabaciones. Cuando lo he sabido es cuando he actuado, al igual que en otros casos. Cuando se ha demostrado que una persona estaba investigada, se ha echado a la calle". El jefe del Consell se puso algo melodramático: "No se creían que íbamos a hacer lo que hemos hecho: lo que hay en la Administracion no es ese escenario que ustedes dibujan, ni mucho menos, sino gente que se esfuerza y lo da todo por servir a los demás. Ustedes han ido todos los días a poner en evidencia la imagen de la Comunidad Valenciana y eso no es de recibo para quienes se esfuerzan".

Blanco no se movió un ápice: "Usted conocía la investigación. ¿Lo niega ahora y aquí? Porque se puede demostrar". Le insisto: "¿Se fía de Rita y de los miembros de su candidatura? Los silencios hablan".

Andújar, ahora sí, tomó la palabra: "Prediquen con el ejemplo. Recuerden que 45 diputados apoyaron la petición de indulto para el alcalde de Torrevieja".

Puig concluyó que Fabra "actuó siempre tarde y mal. Sabía lo de Rus y lo de Carlos Fabra. El día antes de entrar a prisión fue a Castellón y le abrazó".

"Señor Puig, cuando investiga la Justicia, hay que dejar que lo haga. Usted quiere ser juez y parte. Si creemos en el Estado de Derecho tenemos que ser respetuosos, y eso hemos hecho nosotros, respetar que la justicia hable", finalizó el líder del PPCV.

Gobernabilidad tras el 24M
En este último bloque se abordaron las fórmulas de gobernabilidad que se plantea cada candidato tras el 24M, si, como todo apunta, se certifica el final del bipartidismo.

Montiel, tras recordar que ninguno aportó las cifras del coste de su campaña electoral, dijo que "un nuevo tiempo se abre para desterrar la vieja política, el clientelismo... Las personas deben estar en el centro de la política".

Punset advirtió de que "algunos intentan hacer creer que es imposible el adiós al escenario del rodillo de las mayorías absolutas, pero en Alemania o Inglaterra se gobierna en coalición. Hay que cambiar la mentalidad de los grandes partidos, en particular del PP". Para la candidata de Ciudadanos hay que entablar una etapa de diálogo para "acabar con esa política sectaria donde el adversario es el enemigo y no se puede absorber ni una buena idea. Nosotros queremos ser herederos del expresidente Suárez, escuchar a los adversarios y no tratarlos como enemigos".

Andújar cree que caminamos hacia un escenario con "las marcas emergentes cómodas, que servirán de muleta para mantener el bipartidismo. Desde UPyD apoyaremos políticas, cualquier propuesta política si es buena para los ciudadanos".

Blanco fue categórico, una vez más: "El domingo se acabará la mayoría política del PP. Estamos dispuestos a acuerdos para recuperar nuestros derechos sociales. En cualquier negociacion hablaremos de sanidad pública y universal, educación pública y políticas contra la exclusión. Queremos un Gobierno decente, que responda a las preguntas. Le hago otra, señor Fabra: ¿No había visto en su vida al exgerente de Imelsa, Marcos Benavent? ¿No estuvo usted en un bar de carretera en Moncada?"

Oltra terminó de rematar: "91.600 es la cifra que no conoce de las casas donde no entra un euro, señor Fabra, 19.000 de ellas con niños. La buena noticia es que no será presidente. Debe conocer la situación de la gente más vulnerable".

Para Puig "lo primero es devolver la dignidad a la Generalitat y ganar la confianza de la gente de nuevo". "El principio no es tanto gobernabilidad como viabilidad. Con 40.000 millones de deuda va a haber un problema de liquidez grave", indicó el líder del PSPV. "Ahora es el momento de un gran acuerdo por la Comunidad, con medidas urgentes y hacer políticas contra la pobreza. Lo he hecho como alcalde y lo haré como presidente".

Fabra les espetó a todos que "ustedes tienen un argumento en común: Echar al PP. No hablan de propuestas de futuro, ni de soluciones a los problemas porque no se pondrían de acuerdo para elaborar un programa de gobierno común. Nosotros queremos bajar impuestos, crear empleo, reducir la Administración. Ésa es la mejor política social. Hemos pasado años difíciles y ninguno ha aportado soluciones, siempre han estado detrás de la pancarta. Necesitamos poner en valor que lo hecho hasta ahora genera riqueza y empleo.

Montiel se muestra conciliador con Andújar pese a su andanada de antes: "Se equivoca de enemigo. No siga por ahí. Somos un partido de diálogo y vamos a hacer posible ese acuerdo".

El jefe del Consell, ya visiblemente nervioso, se enfrasca con Montiel, al que le recrimina no respetar su turno de palabra tras discutir sobre los empresarios y la seguridad jurídica. "Bajar los impuestos (por enésima vez lo proclama) somos los únicos que lo estamos defendiendo. A ustedes les gusta intervenir, controlar, que la gente no tenga libertad. Nosotros creemos en la capacidad de la gente para decidir con libertad sobre sanidad y educación".

Contestando también a la acusación previa de Andújar, la candidata de Ciudadanos señaló que su formación "va a hacer algo que no ha hecho ningún partido: no queremos poder. No vamos a ser muleta de nadie. O ganamos o estaremos en la oposición y haremos pactos para hacer reformas. La primera: financiación digna, ahí todos a una. La siguiente: adelgazar la Administración donde le duele a los políticos y no a la gente".

Oltra siguió glosando propuestas, mientras que Blanco siguió dejando en evidencia a Fabra: "Usted mis preguntas no las responde. Su silencio le incrimina. Rita, Marcos Benavent...". Sobre posibles negociaciones, el candidato de EU dijo que siempre tendrán como fin "el poder de las personas, no de los grandes poderes fácticos".

El candidato socialista, por su parte, dijo que tienen un proyecto que han ido elaborando durante años, un "proyecto solvente que va a ser sometido al diálogo. Usted vive en otro mundo -a Fabra-. Yo quiero ser la primera fuerza política de la Comundiad. Pase o no pase, voy a dialogar permanentemente. Ustedes no han tenido capacidad de diálogo. Ésa ha sido su actitud y es muy grave. Y esté tranquilo, este nuevo gobierno se va a portar entre sus miembros 100 veces con más estabilidad y con más cohesion que el suyo".

Andújar compartió que a partir del 25M habrá "un giro radical en la forma de hacer política". "Apoyaremos las buenas propuestas vengan de donde vengan".

Fabra agotaba sus últimos cartuchos disparando al mismo sitio que hacía casi dos horas: "Ustedes prefieren siempre estar en la barrera y criticar. Estamos generando empleo, somos la segunda comunidad en generación de empleo en España, y ustedes a la contra".

Oltra, una vez más le desmontaba: "¿Sabe cuántos emprendedores han tenido que cerrar al no llegarles las ayudas? ¿Sabe la gente que se ha tenido que ir del país? Viene a hablar de empleo el mayor destructor de la ocupación".

Montiel aseguró que "no queremos un modelo como el fracasado tripartito catalán".

EU, por si quedaban dudas, dijo que no estaremos nunca "con los recortadores de derechos y los podridos, y sí con las fuerzas progresistas y democráticas que quieran luchar contra los desahucios, derogar el copago...".

Fabra no dejaba de ser el centro de los disparos. Puig: "No insulte más a los trabajadores de Canal 9, ni a los autonómos. Aterrice y vea que la situación está muy mal. Lo único malo que puede pasar aquí es la continuidad del PP. Propiciaremos un cambio seguro y solvente".

Andujar: "Apoyaremos siempre políticas, nunca, nunca a cambio de sillones, algo que no todos pueden decir con la misma firmeza".

Punset aclaró: "Si no ganamos no participaremos en un gobierno, pero sí en acuerdos programáticos. Nuestra línea roja será elevar el listón de la calidad democrática (exigir primarias, listas abiertas, limitación mandatos...)".

Oltra proclamó de nuevo "no al Partido Podrido" y dijo a Fabra que se encuentra ante el "mayor reto de su vida: limpiar de corrupción e indecencia su partido, algo que le llevará muchos años y energía". ¿Con quien sí pactarán? Con quienes pongan en "el centro de la política a las personas, quienes reclamen salarios dignos, defiendan el medio ambiente, con los que estén con los más vulnerables...".

Fabra copió el eslogan y dijo que estarán con quienes defiendan poner en el centro de todo a las personas. Y añadió de su cosecha: "No con quienes quieran subir impuestos y aumentar la Administración, y sí con quienes quieran mantener la política que genera empleo y crecimiento".

Balance final en 90 segundos para cada candidato
Montiel: "Estas elecciones son históricas. Se decide entre lo viejo y lo nuevo. Continuar con lo de antes, la cultura del pelotazo, la cultura del sálvese quien pueda, del saqueo organizado, frente a lo nuevo. Sólo hay dos papeletas, no doce: lo viejo y lo nuevo. Apostamos por la defensa de los derechos sociales, por no depender de la voluntad de los que han tolerado la corrupción y la incompetencia. Poner la voz de los ciudadanos en el centro del tablero. Queremos poder decir a nuestros nietos que cuando fue el momento del cambio estuvimos ahí y que David venció a Goliat".

Punset: "La gente ha tomado conciencia de que la izquierda y la derecha han estado interviniendo en el poder judicial, parasitando las cajas de ahorros, controlando los medios de comunicación públicos... Nosotros preferimos la propuesta a la queja. No pueden ser agentes del cambio los que quieren que las cosas sigan como están. Usan la Administración como una agencia de colocación. Las nuevas fuerzas políticas como la nuestra llevarán el cambio adelante. Ciudadanos será agente del cambio en primera persona o condicionando a otros".

Andújar: "Quédense con mi cara porque no van a verla en autobuses, ni en las pancartas de las farolas, ni en debates como éste, al que he sido hoy invitada por resolucion de la Junta Electoral. UPyD se ha gastado 100.000 euros en su campaña para toda España. Hemos invertido 265.000 en los procesos judiciales contra Bankia, descubrimos el escándalo de las tarjetas black. Sabemos a qué destinar el dinero. Somos garantía del cambio y lo hemos demostrado, hemos hecho lo que otros dicen que van a hacer. Recuérdenlo el domingo".

Blanco: "Éste es el debate definitivo y el domingo es la votación definitiva. Les animo a que voten con alegría, comenzarán el camino del adiós a una pesadilla. Empieza un nuevo tiempo de izquierdas y ahí EU será decisiva. Confio en que no se va a volver a votar a los corruptos. EU es garantía del cambio, de que la derecha no siga gobernando".

Oltra: "Quedan cinco días, se puede cambiar todo. Se puede cambiar a políticas de la felicidad. A veces son las pequeñas cosas. En campaña se oyen muchas promesas, nosotros no vamos a prometer, pero sí nos comprometemos: a decir siempre la verdad y a escuchar a las personas siempre. Esto me habría alegrado oírlo de un político. Somos conscientes de que son tiempos difíciles, pero tenemos potencia y poder para hacer que todo mejore. Me dirijo a todos, hayan votado lo que hayan votado antes, porque ningún votante es responsable de que un gobierno sea corrupto".

Puig: "A quienes han aguantado hasta el final en este debate: Estas elecciones son decisivas. La Comunidad Valenciana hoy es inviable, el PP la ha sumido en una crisis económica, política y social de grandes dimensiones. Pero la Comunidad Valenciana es potente, capaz y vamos a sacarla adelante. Vengo de una familia de trabajadores, sé lo que es el esfuezo y los valores. Me presento para que nos demos una nueva oportunidad de mirar hacia adelante. Ante un gobierno insensible e inhumano, un gobierno honesto, preparado y capaz".

Fabra: "Voy a mirar a los ciudadanos a la cara, como siempre lo he hecho. Siempre he hecho lo que sentía y creía que era lo mejor. Hemos sufrido juntos, nos hemos esforzado y estamos mejor que hace cuatro años. Apostamos por políticas de crecimiento que garanticen el empleo, la estabilidad y la riqueza para el día de mañana. Para ello necesito que confíen en el PP. No prometo un futuro fácil y sin sacrificio, pero sí mejor gracias al esfuerzo de todos, como hemos hecho estos años. Seamos líderes en crecimiento y empleo, les pido el voto para seguir apostando por la Comunidad Valenciana".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook