Tomás Gómez pide primarias para elegir al secretario general

Rubalcaba recibe los primeros apoyos de Griñán, Óscar López y Valenciano

23.11.2011 | 01:00
El líder del PSM, Tomás Gómez.

El candidato del PSOE en el 20N, Alfredo Pérez Rubalcaba, guarda silencio sobre su futuro político mientras comienza a recibir elogios como posible aspirante a la secretaria general del partido, elección para la que el líder de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha pedido primarias. Gómez defendió la necesidad de un debate profundo del proyecto socialista para evitar nuevos fracasos electorales y abogó por elegir al líder del PSOE en primarias en las que voten los militantes, sin desvelar si él está dispuesto a encabezar una candidatura. "Voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que haya más de un candidato y que sean los militantes, las bases del partido, los que tomen la decisión", recalcó.
Los estatutos del partido contemplan la posibilidad de organizar primarias para elegir a los candidatos a la Presidencia o a una alcaldía, pero no para nombrar al secretario general del partido, elegido en un congreso.
Ajenos por el momento a este debate, varios dirigentes del PSOE no han escatimado elogios a la figura de Rubalcaba, que, según creen personas de su entorno, reflexiona todavía sobre si optará a suceder al frente del partido a Zapatero.
"Ha hecho una campaña extraordinaria, es lo mejor de lo mejor" y "Andalucía lo quiere", manifestó el presidente de la Junta de Andalucía, Jose Antonio Griñán, al ser preguntado por la eventual candidatura de Rubalcaba.
Griñán, quien consideró que resulta "casi imprescindible" que el próximo líder del PSOE tenga un escaño de diputado para poder ejercer su labor de oposición, subrayó el importante peso y el papel clave de los socialistas andaluces en el congreso de febrero, que se celebrará previsiblemente en Sevilla.
Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, subrayó que no ve a Rubalcaba en "un segundo nivel político", porque es, dijo, "un político de primerísima dimensión".
De hecho, según apuntó su responsable de campaña, Elena Valenciano, "hay mucha gente que le pide que lidere ese proceso", aunque él aún no ha tomado una decisión al respecto.
Oscar López, secretario general del PSOE en Castilla y León y uno de los coordinadores de la campaña, ha dejado ver que apoyaría una posible candidatura de Rubalcaba. Elogió su "sólida y honesta" campaña, el "amplísimo" reconocimiento que tiene entre los militantes y la consistencia de su programa electoral, que, a su juicio, es equivalente al proyecto que debe poner en marcha el PSOE a partir de ahora.
Rubalcaba no ha hablado y tampoco lo ha hecho la que, para muchos, podría ser una contrincante de peso, Carme Chacón.
La exministra Carmen Calvo, entrevistada en Telemadrid, dudó de sus posibilidad. A su juicio, "hasta hace cuatro días" parecía que Chacón podría ser candidata a la secretaría, pero ahora debería analizar los resultados que ha obtenido el PSC en Cataluña.
Otro de los nombres que aparecen en muchas de las quinielas del PSOE es el del diputado vasco y ex secretario general del grupo parlamentario Eduardo Madina, aunque él ha enfriado cualquier expectativa: "no estoy en eso y no voy a estar en eso", garantizó.
Tanto Madina, como los portavoces del Gobierno Vasco, Idoia Mendia, y del PSE-EE, José Antonio Pastor, descartaron también la posibilidad de que el lehendakari, Patxi López, quiera liderar el partido en Madrid. López, aseguraron, no adelantará los comicios autonómicos previstos para la primavera del 2013 y será candidato en ellos, de manera que no optará a ser secretario general del PSOE.


Una red de militantes pide el voto directo

Una red de militantes y simpatizantes del PSOE, organizados bajo el nombre "Bases en Red", han acordado pedir al aparato del partido que el nuevo secretario general sea elegido por voto directo de las bases socialistas y no por los delegados territoriales. A su juicio, resulta "contradictorio" que se designe al candidato a la Presidencia del Gobierno a través de primarias y al líder del partido no. La red está formada por cerca de 2.000 militantes y simpatizantes organizados en quince grupos surgidos en nueve federaciones del PSOE, entre ellos las cuatro más importantes -Andalucía, Cataluña, Valencia y Madrid. ep madrid

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook