19 de marzo de 2020
19.03.2020
CORONAVIRUS

Un convento de Novelda, en cuarentena tras la muerte de una monja

La carmelita de 93 años que estaba ingresada en el hospital de Elda tenía una discapacidad y no había mantenido contacto con el exterior

18.03.2020 | 23:15
El colegio de las Carmelitas Teresianas de Novelda se encuentra separado del convento-asilo.

Una monja de la Congregación de las Carmelitas Misioneras Teresianas en Novelda falleció ayer por coronavirus, según confirmaron fuentes municipales. Desde la noche del pasado domingo la religiosa se encontraba ingresada en la cuarta planta de enfermos aislados del Hospital General Universitario de Elda. El resto de las hermanas de la comunidad religiosa son doce, tienen edades comprendidas entre los 45 y 97 años, y se encuentran en cuarentena bajo control médico siguiendo estrictamente el protocolo de la Conselleria de Sanidad para detectar posibles contagios por Covid-19. De momento, solo una de ellas presenta un cuadro de fiebre y otra se está recuperando de una gripe que contrajo la semana pasada.

La fallecida de 93 años, estaba imposibilitada -iba en silla de ruedas- y no había mantenido ningún contacto con el exterior desde hace meses. Se desconoce, por tanto, cómo pudo desarrollar la enfermedad. El resto de religiosas tampoco ha salido del convento-asilo ni ha realizado ningún viaje fuera de Novelda en las últimas semanas. Los únicos desplazamientos se han llevado a cabo por la ciudad y han tenido por objeto realizar compras o gestiones, tal y como ha indicado la hermana Teresa Vives Pertusa, titular del centro.

La carmelita teresiana fallecida empezó a tener fiebre y a encontrarse mal sobre las siete y media de la tarde del domingo 15 de marzo. La directora del convento avisó al centro de salud de Novelda y el médico de guardia envío una ambulancia, que trasladó a la enferma al Hospital General Universitario de Elda, donde ingresó sobre las diez y media de la noche en el servicio de Urgencias. La anciana quedó ingresada, estuvo aislada y tenía las visitas restringidas. Finalmente no pudo superar la enfermedad y ayer por la tarde se conoció el fatal desenlace.

Sin contacto con el colegio


Las Carmelitas Misioneras Teresianas de Novelda son la entidad titular del colegio Santa María Magdalena de Novelda, que acoge a alumnos de Educación Infantil, Primaria y Secundaria. Pero ninguna de las hermanas imparte clases ni mantiene contacto con alumnos y profesores.

Además, tampoco comparten el mismo espacio físico ya que el convento-asilo se encuentra totalmente separado del centro. No hay motivos, por tanto, para que se extienda la preocupación y el alarmismo entre la comunidad educativa.

El alcalde de Novelda, el socialista Fran Martínez, ha indicado al respecto que «ahora más que nunca tenemos que extremar las medidas de precaución y seguir las recomendaciones».

Entre ellas destaca la necesidad de no salir a la calle salvo que sea por extrema necesidad. «Parecía que en general algunos y algunas se habían relajado pero esto es muy serio y toca combatir al virus de la forma en la que la Conselleria de Sanidad nos está diciendo», subraya el primer edil lanzando un mensaje de tranquilidad y confianza en las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias.

«Debemos seguir un comportamiento social responsable y solidario en un momento de alarma social que nos afecta a todos, y en el que debe imperar la cordura y el sentido común. Esto pasará y lo pasaremos juntos», ha afirmado tajante el alcalde de Novelda.

Tranquilidad y continuidad en sus quehaceres diarios


Las carmelitas teresianas de Novelda están tranquilas y siguen adelante con sus quehaceres diarios y su vida religiosa. «Nos encontramos bien y no queremos que se genere alarma ni informaciones que no se ajusten a la realidad», ha indicado una de las monjas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook