14 de febrero de 2020
14.02.2020
Opinión

"A vueltas con el Cabezo de la Sal de Pinoso y los deportes de montaña"

14.02.2020 | 13:25
Ana Campo

Queremos manifestar nuestra satisfacción como ecologistas ante la disposición del alcalde de Pinoso (nada común entre los políticos, dicho sea de paso) a dar contestación pública al manifiesto suscrito por el Observatorio del Vinalopó y la Asociación Salvatierra, recientemente. Llegados a este punto, la satisfacción da paso a una absoluta estupefacción, ante su afirmación de que la mencionada carrera, con mil doscientos deportistas inscritos, corriendo campo a través, vehículos, acompañantes, etc., en uno de los terrenos más fácilmente erosionables, donde crecen especies de flora endémica (no lo decimos nosotros, lo dice la Generalitat Valenciana, apoyándose en estudios del mundo académico) no vaya a causar daños ambientales al monte Cabezo de la Sal de su municipio. En cualquier caso, estaríamos encantados de conocer los estudios que apoyan su afirmación. Antes de continuar, queremos expresar nuestro apoyo a la práctica de los deportes en espacios forestales, eso sí, con las debidas garantías hacia la conservación del medio natural receptor. De hecho, nuestro manifiesto no entra en su compatibilidad, sino en la conveniencia de que eventos deportivos multitudinarios de esta naturaleza, deban celebrarse en un espacio frágil, vulnerable, singular y amenazado, características estas que dieron pie a que, acertadamente, ese ayuntamiento promoviese su declaración como Monumento Natural de acuerdo a la Ley de los Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana.

Sus afirmaciones parecen tener otras lecturas, más siendo el Ayuntamiento de Pinoso la institución promotora de su futura declaración como espacio natural protegido. Pudiera ser que Ud. no recuerde los motivos por lo que se adoptó esa decisión encaminada a la "protección" del monte. También pudiera ser que Ud. no alcanzase a comprender el compromiso que adquirió el ayuntamiento que preside con su solicitud, o también, pudiera tratarse de un irrelevante compromiso electoralista más, sumándose a la "moda" de tener un espacio protegido autonómico en el municipio, satisfaciendo con ello, además de sus propios intereses, las inquietudes de aquellos vecinos más preocupados con la conservación medioambiental del hito identitario de Pinoso por excelencia: el Cabezo de la Sal.

Sr. Azorín, nos gustaría explicarle con un lenguaje sencillo qué NO es la protección de un espacio natural protegido (ENP en adelante, por aquello de no aburrirle con la palabra "protegido"). Un ENP, no es un espacio donde traer a miles de deportistas, aunque estos sean noruegos. Un ENP tampoco es la excusa para promocionar turísticamente su pueblo. Pinoso ya tiene suficientes recursos y valores para ser promocionado, sin necesidad de que miles de botas de montaña pateen el Cabezo, insistimos, tan frágil e impactado por la actividad minera y la indiferencia de las administraciones, entre otras, la que Ud. representa. Un ENP no es un punto más de un programa electoral o la excusa para hacerse una fotografía cada tanto en un entorno natural porque sea "políticamente correcto". Se trata de un compromiso con la conservación de la naturaleza, al menos eso parece afirmar el partido al que Ud. representa, el PSOE. Un ENP tampoco es un parque temático, ni un jardín, ni un bello paisaje, ni unas maravillosas vistas, ni una etiqueta que prestigia al territorio sobre el que se declara, ni un decreto publicado en un boletín oficial y por descontado, nada de lo que al parecer Ud. entiende que es.

No vale escudarse en el informe favorable de otra administración (algo que también nos resulta incomprensible, máxime tratándose de la Conselleria que, aun habiendo eliminado el "medio ambiente" de su denominación, debería velar por la preservación de los ENP y la biodiversidad), ni en que se lo pidiera muy educadamente una federación deportiva internacional, ni en que los ecologistas somos muy malos y perversos. Al respecto, le informo que, tras su contestación en la prensa, otras asociaciones ecologistas (Colla Ecologista d'Alacant, Heliaca de Monóvar, Margalló-Ecologistes en Acció d'Elx, Federació de Ecologistes en Acció del País Valencià, Cinco Ojos, Associació per al Desenvolupament Rural del Camp d'Elx) han manifestado su apoyo a nuestro manifiesto, algo que les agradecemos encarecidamente. Lo que se esperaba de Ud. máximo responsable de la administración que ha promovido y autorizado este evento, repetimos, adecuado para otros sitios, pero no desde luego para el Cabezo, era que sencillamente hubiese sido coherente con "su" petición de protección para este monte. Este es el origen de la estupefacción a la que aludíamos al comienzo: la inconsistencia de sus propuestas ambientales o el total desconocimiento de en qué consisten.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook