05 de febrero de 2020
05.02.2020

Investigada por estafar 15.000 euros a una empresa de Novelda tras un "ataque" informático

Había suplantado la identidad de la mercantil y modificado el número de cuenta donde debía ingresarse la factura de un cliente

05.02.2020 | 16:28

La Guardia Civil de Alicante ha investigado en Palma de Mallorca a una mujer de 29 años por su presunta relación con una estafa de 15.000 euros a una empresa del municipio alicantino de Novelda, tras haber sido suplantada la identidad de esa mercantil por internet mediante un "ataque informático" y modificado el número de cuenta bancaria donde debía ingresarse la factura de un cliente.

La denuncia de este caso se interpuso a finales de mayo de 2019, después de que la empresa detectara que alguien había asumido su identidad por la red y le había estafado la cantidad de 15.000 euros.

Se trataba del dinero procedente de una factura expedida a cargo de un cliente de Argentina que, en vez de abonarse en la cuenta bancaria de la mercantil, se había ingresado en otra desconocida.

Según las pesquisas, la estafa se había cometido tras haber sido "atacada" una "cuenta de correo electrónico comprometida", es decir, una que tenia afectado su sistema de seguridad, indica la nota de prensa.

Una vez en el panel web de esa cuenta, se redireccionaban los correos de los clientes a otros controlados por la persona que se hacía pasar por la empresa.

Durante nueve meses, agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Novelda han tenido que realizar una muy compleja tarea de análisis de sistemas informáticos y de rastreo de numerosas direcciones IP para llegar tanto al origen del ataque informático como al destino del dinero.

Para ello han contado con la colaboración y asesoramiento de expertos en delitos telemáticos de la Guardia Civil -Equipos de Investigación Tecnológica (Edite)- de las comandancias de Alicante y de las Islas Baleares.

De todas las conexiones analizadas, se descubrió que la mayoría de ellas fueron emitidas desde Nigeria. Sin embargo, los 15.000 euros se enviaron finalmente a la cuenta bancaria de la sospechosa, originaria de aquel país.

La mujer, con domicilio en Palma de Mallorca, ha sido investigada por un presunto delito de estafa, al ser ella la beneficiada del dinero logrado de forma ilícita, y por otro de falsedad documental, por la alteración de los datos de la factura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook