31 de enero de 2020
31.01.2020

Los ecologistas rechazan el paso de una carrera por un monte protegido de Pinoso

La competición supera el millar de inscritos y se desarrolla este fin de semana en el Cabezo de la Sal, que está a punto de ser declarado monumento natural

31.01.2020 | 00:18
Vista del monte Cabezo de la Sal de Pinoso, al que los expertos consideran uno de los mejores exponentes de diapiro salino de Europa.

Los colectivos ecologistas Asociación Salvatierra y Observatorio del Vinalopó han denunciado públicamente el impacto medioambiental que el IX Premio de Orientación Comunidad Valenciana «El Pinós» va ocasionar en el monte Cabezo de la Sal de Pinoso. Un enclave de conservación prioritaria que en febrero será declarado espacio natural protegido con carácter de monumento natural. Los expertos lo consideran uno de los mejores exponentes de diapirismo halocinético en Europa. De hecho, en el año 2012, el Geolodía de la provincia de Alicante tuvo lugar en este emblemático monte para dar a conocer a la ciudadanía sus valores geológicos, paisajísticos y culturales.

La prueba deportiva a disputar es de carácter internacional, ha sido organizada por la Federación de Orientación de la Comunidad Valenciana y el Club Colivenc, contará con una participación aproximada de 1.200 competidores de 12 a 70 años, se desarrollará entre este viernes y el domingo y cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Pinoso y la Conselleria de Cultura y Deportes, entre otras entidades.

«Nos sorprende la falta de sensibilidad de las diferentes administraciones al permitir que se realice una actividad que va a degradar uno de los espacios naturales valencianos más valiosos, singulares y frágiles», han señalado los responsables del Observatorio del Vinalopó (Ovi) y la Asociación Salvatierra, Ana Campo y José Carlos Hernández. Ambos han mostrado su absoluto rechazo a la competición campo a través que comienza hoy por ser «totalmente incompatible» con la próxima declaración del Cabezo de la Sal como monumento natural. «Entendemos -subrayan- que este hecho es otro exponente de la hipocresía de las administraciones, más aún tras la reciente declaración de la Emergencia Climática y la celebración en España de una Cumbre del Cambio Climático».

Por sus características el Cabezo es una isla ambiental. El estrés al que está sometida su vegetación, tanto por la presencia de yesos y sales como por la aridez del clima, permite solo el desarrollo de una flora muy específica que ha evolucionado desarrollando estrategias de supervivencia de estrés permanente y adaptación, permitiendo la presencia de endemismos. De ahí que disponga de hábitats de interés comunitario y dos microrreservas de flora como ejemplo de representación, a pequeña escala, de las especies botánicas del paraje. A pesar de sus valores y de ser uno de los iconos identitarios del paisaje del Medio Vinalopó, el Cabezo es, sin embargo, uno de los parajes más fuertemente impactados por la explotación minera de salmueras, la presencia de vertidos, la circulación incontrolada de vehículos con y sin motor y la erosión de las plantaciones intensivas de pinar.

Dictamen favorable


Los servicios técnicos de la dirección territorial de Medio Ambiente en Alicante, a petición del Ayuntamiento de Pinoso y en el marco del procedimiento de autorización, han emitido informe favorable a la prueba. Indican sus responsables que la naturaleza de la misma -orientación- hace pensar que los eventuales efectos sobre la zona serán limitados, aunque se llevará a cabo un seguimiento de los efectos que pueda ocasionar para plantear, en su caso y de forma coordinada con el municipio, las actuaciones que fuera necesario. Finalmente debe indicarse que en breve, y a instancias del Ayuntamiento, culminará el procedimiento para declarar el Cabezo de la Sal como monumento natural, «con lo que las medidas de protección sobre sus valores se verán notablemente reforzadas», concluye Conselleria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook