21 de noviembre de 2019
21.11.2019

Petrer endurece las multas por los excrementos y el orín de los perros en la vía pública

Las concejalías de Sanidad, Policía Local y Medio Ambiente trabajarán coordinadamente y Suma se encargará de tramitar y cobrar las denuncias

21.11.2019 | 09:52
Los concejales con una botella rellenable

Las concejalías de Policía Local, Sanidad y Servicios Generales del Ayuntamiento de Petrer han trabajado de forma coordinada para modificar la actual Ordenanza de Convivencia, que data de 2014, adaptando algunos aspectos de la misma e incorporando otros nuevos, con el objetivo de plantar cara al problema de los excrementos y orín de los perros en los espacios públicos de la ciudad.

El edil de Policía, Pablo Lizán, ha señalado que "la realidad es que este es un problema que, afortunadamente, no afecta a la mayoría de los propietarios de animales domésticos pero si hay otros que actúan con incivismo y, aunque no queremos convertirnos en un administración sancionadora, pero sí que queremos concienciar y corregir esas conductas incívicas que causan daño a la imagen de la ciudad".

La ordenanza ya está redactada y la están revisando en el organismo Suma, que será el encargado de tramitar y cobrar las denuncias. Esta es una de las novedades que se incorporan en la ordenanza con el fin de "asegurarnos que las denuncias no caen en saco roto y que llegan a quienes incumplan la normativa en un asunto que preocupa a toda la ciudadanía". Lizán ha aclarado que, tras la revisión de Suma, en breve se ofrecerá más detalle sobre las cuantías actualizadas de las sanciones.

Por su parte la concejala de Sanidad, Juani Ochoa, ha indicado que la nueva ordenanza ya recoge también la obligatoriedad de diluir el orín de los animales con agua y alguna sustancia desinfectante como limón o vinagre, y ha recordado que en su concejalía (en la calle Luis Chorro, número 8) hay a disposición de los dueños de animales botellas rellenables totalmente gratuitas. La edil ha indicado que también se pueden recoger en el centro social Clara Campoamor.

"El orín es corrosivo y ya ha creado problemas al pudrir postes y elementos metálicos del mobiliario urbano que pueden crear incluso accidentes a los viandantes", ha señalado el edil de Servicios Generales y Medio Ambiente, Fernando Díaz, quien ha añadido que el problema de los excrementos ocupa una parte importante del tiempo de los empleados de limpieza y de mantenimiento de jardines.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook