18 de noviembre de 2019
18.11.2019
Villena

Un tramo de la avenida de Alicante pasará a ser de sentido único de circulación

18.11.2019 | 18:37
Obras de urbanización de la avenida de Alicante

El rediseño de la vía provoca el malestar entre los vecinos que advierten de la dificultad de que un camión pueda circular por la estrechez de la calzada

Las obras de reurbanización de un tramo de la avenida de Alicante en Villena están a punto de finalizar tras cinco meses de trabajos y de múltiples inconvenientes en el tráfico rodado de la población. Así cuando concluyan la vía pasará a ser de sentido único de circulación con dirección desde la carretera de Biar hasta el centro urbano.
A finales de junio comenzó la primera fase de las obras de reurbanización y accesibilidad al barrio San Francisco -en el tramo que abarca desde el puente de La Losilla hasta el semáforo de la avenida de Alicante- adjudicadas por un importe de 400.000 euros y financiadas hasta el 50% por el fondo europeo de desarrollo. Desde este momento, los vecinos y visitantes de la ciudad han sufrido los inconvenientes de tener levantada una de las principales vías de acceso al casco urbano de Villena desde la autovía de Alicante. Los atascos en las horas punta, durante los festivales de verano, han sido una constante que han llevado con resignación los conductores.
En la anterior legislatura, el equipo de gobierno de Los Verdes habló de una primera fase para mejorar la accesibilidad al barrio San Francisco y conectar el mismo con un carril bici.
Conforme se ha ido desarrollando los trabajos, los vecinos han podido comprobar el diseño de este tramo de la avenida de Alicante y las voces disconformes se han alzado. Los vecinos han mostrado su malestar porque la vía pierde el doble sentido de circulación. No obstante, lo que más sorprende son las reducidas dimensiones de la calzada y su proximidad a las aceras y especialmente a la estación de servicio ubicada en esta zona. Consideran que el nuevo diseño de la avenida de Alicante reduce las dimensiones de la calzada y advierten de la dificultad de tránsito por la misma de vehículos de grandes dimensiones y autobuses. Asimismo, consideran que siendo una avenida de grandes dimensiones, perfectamente se podría haber proyectado dos carriles de circulación, habilitar el carril bici y mantener las aceras.
El alcalde de Villena, Fulgencio Cerdán, ha indicado que cuando en junio entraron en el gobierno municipal se encontraron con un proyecto tramitado en la anterior legislatura, adjudicado e iniciado, donde sólo se contemplaba un carril con espacio para la circulación de un vehículo. El nuevo equipo de gobierno consiguió realizar una pequeña modificación del proyecto inicial, ensanchando las dimensiones de la calzada «para que en un momento de urgencia se pueda habilitar un carril para que puedan entrar y salir los vehículos de Villena».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook