04 de septiembre de 2019
04.09.2019

Moros y Cristianos de Villena 2019: Año de cambios en el calendario festero

Villena vivirá del 4 al 9 de septiembre sus días grandes. Algunos de los actos cambian este año de día, mientras que otros varían su horario

04.09.2019 | 04:15
12 mil personas participan en los desfiles principales de las Fiestas de Villena.

patrocinadores

Ayto. Villena Dental Arenas
Ferri Grupo Glem

Los Moros y Cristianos de Villena se han caracterizado a lo largo de los años por ser las fiestas más participativas en este tipo de festejos. Las cifras hablan por sí solas: 12.000 personas entre festeros y bandas de música participan en sus desfiles principales.

Su popularidad y su alegría les han hecho ser un referente dentro del mundo de la fiesta y ahora, la Junta Central de Fiestas y el Ayuntamiento buscan ganar en espectacularidad y que los largos desfiles locales tiendan a acortarse.

Por ello, este año se han activado tímidos cambios encaminados, por un lado, a que la Cabalgata, el desfile nocturno, termine antes, no más allá de las cuatro y media de la madrugada, y por otro lado, que los niños no sufran el intenso calor de la mañana del día 6 de septiembre.
 

Cambios en el calendario festero de Villena

Por ello quienes son habituales a los Moros y Cristianos de Villena deben reprogramar su calendario festero. Así, la Embajada del día 6 de septiembre pasa a la mañana del mismo día y ocupa el hueco que deja el Desfile Infantil que se celebrará el 7 por la tarde.

Además la Cabalgata se adelanta una hora, comenzará a las 20:00 horas del 6 de septiembre. El resto del programa permanece inalterable.
 

Actos más destacados de los Moros y Cristianos

Los Moros y Cristianos de Villena cuentan con casi dos siglos de historia y por ello, en su programa festero se mantienen inalterables algunas tradiciones y peculiaridades de estas fiestas que ningún visitante debería perderse.

Si se acerca a la capital del Alto Vinalopó, del 4 al 9 de septiembre, unos de los actos con personalidad propia son las Embajadas, que se celebran el 6 y 8 de septiembre por la mañana en el castillo de la Atalaya.

Otro de los momentos intensos es el ruedo de las banderas por parte de los alféreces. Tiene la oportunidad de verlos, en la Alborada a la 1 de la madrugada del día 7. Así comienza el día grande de la Patrona, con su salida a la puerta lateral de la iglesia de Santiago mientras la Banda Municipal de Música interpreta el pasodoble La Morenica. Es la única vez que estos cargos festeros ruedan las banderas sin que la arcabucería esté presente.

Los Moros y Cristianos de Villena cuentan con casi dos siglos de historia

El 8 de septiembre cuando la Virgen de las Virtudes entra a la iglesia de Santiago, tras la Procesión por las principales calles de la ciudad o el día 9 por la mañana en la despedida de la imagen, el emblema de las catorces comparsas surcará el aire con los movimientos de brazos de los alféreces, pero estas dos ocasiones estarán acompañados por la arcabucería.

Para el ver el futuro que los Moros y Cristianos de Villena proyectan, sólo es necesario acercarse el día 7 por la tarde. Los festeros más pequeños, no tienen más de doce años, lucen sus mejores galas, y demuestran su buen hacer en el Desfile de la Esperanza.

La Entrada y la Cabalgata son los dos grandes desfiles de Villena, al que desde hace años se ha sumado la Entrada de Capitanes, Alféreces y Madrinas, que cierra los festejos el 9 de septiembre.
 

Peculiaridad de los Moros y Cristianos de Villena: Formación de bloques

Los festeros más pequeños también tienen cabida en los Moros y Cristianos.

La alegría es una de las señas de identidad de los Moros y Cristianos de Villena y en ellos, se demuestra que esto es así. Las caras sonrientes de los festeros es la marca de la casa de los villeneros. En la Entrada porque las fiestas han comenzado, en el día 6 por la elegancia de la noche y en el 9, porque a pesar de que las fiestas están a punto de terminar, queda menos para otro «día 4 que fuera».

La formación de bloques es otra de las características de Villena. Frente a los desfiles en escuadras o filàs de otras poblaciones, la gran participación de festeros habilitó la creación de bloques en los que casi 50 festeros caminan al unísono. Una forma de desfilar que se está asumiendo en otras poblaciones por que aporta gran espectacularidad a su paso, sobretodo al son de pasodobles o marchas cristianas, que dotan de un brío al acto.
 

Entrevista a Fulgencio Cerdán, Alcalde de Villena

«Villena posee una amplia y diversa gama de actos»

El alcalde socialista, Fulgencio Cerdán, vivirá por primera vez las fiestas patronales de la ciudad como primera autoridad. Pirata desde que nació, aparcará su participación activa en los desfiles. Le es imposible compaginar su faceta como festero junto a su escuadra especial con la de alcalde.

Fulgencio Cerdán, Alcalde de Villena

- Es la primera vez que vive las fiestas como alcalde de Villena ¿Cómo se las ha planteado? ¿Los preparativos son tal y como preveía?

En absoluto. Es totalmente distinta la responsabilidad de alcalde al de un concejal del equipo de gobierno. Casi todos los asuntos pasan por mi mano. En fiestas hay mucha actividad en Villena, no sólo los desfiles sino también las verbenas nocturnas y el resto de actos que se llevan a cabo.

Ahora estoy a la expectativa para ver cómo se viven esos días desde la responsabilidad de ser la máxima autoridad municipal. Desde luego no van a ser unas fiestas normales como hasta ahora.

- Hasta ahora, sólo era necesario vestirse de Pirata para vivir las fiestas....

Eso es. Como concejal tenía la posibilidad de estar un rato en la tribuna pero luego disfrutaba de las fiestas. Ahora la responsabilidad es totalmente distinta y vamos a intentar disfrutarlas desde ese prisma. Estoy realmente ilusionado con esta experiencia nueva.

- Este es un año de cambios. ¿Desde el equipo de gobierno se plantean más?

Los cambios deben de venir del mundo de la fiesta y el Ayuntamiento ver si son viables y si lo son apoyarlos. Los festeros, coordinados con la Junta Central de Fiestas, son los que organizan los actos. Al final los que tienen que plantear este tipo de iniciativas son ellos, siempre que sea para que logremos unas fiestas mejores.

Tanto los cambios que se han planteado y han salido adelante como los que no eran cambios bien intencionados y lo que buscaban era que los desfiles no sean tan pesados o que los niños no sufrieran con el calor de las mañanas de septiembre. Unos han salido adelante y vamos a ver cómo funcionan y otros se han rechazado pero esto no quita que dentro de unos años se vuelvan a repensar y se pongan encima de la mesa.

- ¿Qué acto recomendaría a los visitantes que en fiestas se acercan a Villena?

Depende del tiempo que tengan y que les guste ver. En Villena hay una amplia gama de actos. A mi me gusta, la Entrada del Capitanes, Alféreces y Madrinas, el día 9 de septiembre, por la fluidez con la que transcurre y las caras de alegría de los nuevos cargos.

El más tradicional, la Entrada del día 5 de septiembre contiene la emoción del primer desfile de nuestras fiestas y el día 6, la Cabalgata tiene la elegancia y el apoyo de la noche y la iluminación y el mayor número de boatos. Como desfile para sentarse y ver, el mejor quizás es el del día 6.

Luego, hay otros actos muy bonitos. A mi me encanta después del pregón la Entrada de Bandas o Fiesta del Pasodoble. Para mi es el primer acto de fiestas, en el participan los cargos festeros y desborda ilusión por donde va. También recomendaría las Embajadas porque son espectaculares ya que se escenifican en el castillo.

- En los últimos años se ha trabajado por conseguir la declaración de Fiestas de Interés Turístico Internacional ¿En qué punto se encuentra este tema?

Se mantiene la línea de trabajo en este sentido. Este año también vienen periodistas extranjeros que van a ayudar a aumentar ese conjunto de impactos que nos piden para conseguir la catalogación de Fiestas de Interés Turístico Internacional. Pero debemos de tener en cuenta que hay que estar preparados para cuando vengan esos turistas y eso requiere de unas infraestructuras, sobretodo de alojamientos, que a día de hoy, Villena no tiene.

Villena es una ciudad en la que se hacen muchos eventos, no sólo fiestas de Moros y Cristianos, sino también Fiestas del Medievo, festivales de rock y competiciones deportivas. Debemos de empezar a trabajar, que creo que se ha trabajado poco hasta ahora, en la línea de dar una respuesta de alojamiento para las personas que nos visiten.

- Otro de los temas candentes es el tema de la pólvora....

Dependiendo de la población, los problemas son diferentes. Una de las peticiones es que no sólo una empresa sea la que comercialice la pólvora. En la reunión con Subdelegación se dejo claro que no es un monopolio pero ninguna otra empresa ha entrado en ese mercado. También se ha hablado de la necesidad de flexibilizar los repartos para que no se tenga que hacer en los días de fiesta.
 

Las Embajadas, las joyas del programa de actos de Villena

Las Embajadas de Villena, que se celebran el 6 y 8 de septiembre por la mañana, son dos de las joyas que contiene el programa de actos de los Moros y Cristianos. Una de sus singularidades es que se representan en el imponente castillo de la Atalaya. Un escenario natural catalogado como Monumento Histórico y Artístico y Bien de Interés Cultural.

En 1977 se tomó la decisión de trasladar las Embajadas al marco natural del castillo de la Atalaya. Antes se construía una fortaleza de metal y madera para su celebración. Una decisión que procura un gran realce a la representación. Las embajadas se añadieron al programa a de actos de los Moros y Cristianos de Villena a principios del siglo XIX. Los textos se escribieron entre 1810 y 1815.

La Junta Central de Fiestas cuida este acto que arrastra cada año a una mayor cantidad de público. Festeros y visitantes desafían a las altas temperaturas que suelen acompañar a los diálogos que mantienen los embajadores , en las horas centrales del día.

Las representaciones consiguen un gran realce al ser interpretadas en el castillo.

Los parlamentos pretenden evitar una sangrienta batalla, aunque la palabra nunca llega a imponerse y finalmente tienen que llamar a las armas. El grupo de embajadores, pertenecientes a las comparsas más veteranas de las fiestas de Villena –Moros Viejos y Cristianos–, consigue en cada una de las representaciones superar el buen sabor de boca que dejaron el año anterior. Tras meses de ensayos logran que las dos representaciones históricas que se celebran en la fortaleza – el 6 y 8 de septiembre- sean unas de las joyas del programa de actos.

Este año, el elenco de embajadores está compuesto por los socios de la comparsa de Moros Viejos Ricardo Conca, Francisco Javier Gil, Carlos Alpañes, Francisco Martínez y Pascual Torres. Y los cristianos, Rafael Hernández, Jorge García Ferre, Vicente García y Carlos Javier Barceló. Y los infantiles, Eloy Ruiz y Pedro Gil. El director de embajadas es José Fernando Domene Verdú y el director de la Conversión Infantil, Pascual Torres.

Dentro de las Embajadas también se enmarca la Conversión del Moro al Cristianismo que se celebra cada 8 de septiembre en la iglesia de Santiago justo antes de que comience la Procesión. Esta representación es una antigua comedia de moros y cristianos que pudo escribirse en el siglo XVII y cuenta con numerosas ediciones posteriores, la más antigua conocida es un pliego de cordel del siglo XVIII que se guarda en el interior de la Biblioteca Nacional.

Además se le ha dotado de un poema sinfónico compuesto por Gaspar Ángel Tortosa dota al templo de un clima especial que consigue cautivar a quien disfruta de la teatralización así como quien año a año repite como espectador de ésta.
 

Abencerrajes, 40 años de historia en las fiestas de Villena

Imagen de archivo de la escuadra de Abencerrajes. información

La escuadra especial de Abencerrajes del Bando Marroquí cumple 40 años de historia en 2019. El nombre de este colectivo está inspirado en la guardia abencerraje que militaba en el siglo XV en la Alhambra en Granada. Una de las salas de este palacio nazarí lleva el nombre de este cuerpo.

En 1979 se formó la escuadra y en 1980 pisaron por primera vez las calles de Villena. En su amplia historia cuentan con premios de escuadra especial así como cabos e incluso de Retreta. Muchos son los cabos que han dirigido sus filas. José Rico fue el primer cabo premiado y fundador.

La escuadra se distingue por un diseño elegante en sus trajes y por la profusión de adornos metálicos y pieles en ellos. Y aunque tienen un línea marcada en el diseño, éste ha evolucionado a lo largo de los años.

Estos 40 años, los escuadristas que han formado parte de este grupo son Mateo Díaz Flor, cabo desde el 2001 hasta el 2015, José Soriano Milán, el actual así como José Martínez Tormo, Andrés Domene, Jaime Romero, Andrés Rubio, José Francisco Domene, Francisco Ferriz Catalán, Francisco Pérez, Paco Tomás, Jerónimo Pérez como presidente, Pedro Bautista, Joaquín Pérez, Adrián Hernández, José María Fernández Martínez.
 

Jenízaros, 25 años como escuadra especial de los Moros Nuevos

El nombre que eligieron en 1994 procede de la guardia del sultán del imperio Otomano

Las escuadra especial de Jenízaros de la comparsa de Moros Nuevos cumple 25 años. Un grupo de amigos se reunió para dar vida a este colectivo festero que lleva el nombre de la guardia del sultán del imperio Otomano.

Estos Moros Nuevos desfilan los años pares, el 5 y el 6 de septiembre. Aunque, en 2019, y con motivo de esta celebración desfilarán en año impar. Por ello, han preparado un boato para la Entrada que guardan en secreto.

Los fundadores que participaron en las fiestas de 1994 fueron José Conejero, José Hernández, Francisco Miguel Navarro, Luis Ramón Navalón, Francisco Hernández, Vicente Ubeda, Francisco Javier Sanchiz y José Joaquín García Navarro. A lo largo de estas décadas se han integrado nuevos miembros en ella.

Cada mes, los miembros de la escuadra se reúnen para que su convivencia vaya más allá de los días de fiesta. Además, algunos de ellos han trabajado y colaborado de forma activa con las directivas de la comparsa. Así, sus 25 años de historia están llenos de convivencia y anécdotas.
 

Programa de actos Moros y Cristianos de Villena 2019

Consulta aquí el programa de actos de las Fiestas de Villena

Día 5 de septiembre

12:00 horas - Pregón y Fiesta del Pasodoble, que iniciarán las Regidoras con la Banda Municipal de Música seguidas de las bandas música de cada una de las comparsas con los respectivos Capitanes, Alféreces y Madrinas.

16:00 horas - Entrada. Orden: Moros Viejos, Moros Nuevos, Bando Marroquí, Moros Realistas, Nazaríes, Bereberes, Piratas, Estudiantes, Marinos Corsarios, Andaluces, Maseros, Ballesteros, Almogávares y Cristianos.

Día 6 de septiembre

07:30 horas - Diana

10:00 horas - Misa de la Juventud. Conversión del Moro al Cristiano infantil. Finalizada la Santa Misa serán rodadas por los respectivos Alféreces Infantiles de cada una de las comparsas su banderas al compás del Pasodoble La Morenica

12:15 horas - Guerrilla y Embajada del Moro al Cristiano

17:30 horas - Representación del Contrabando

20:00 horas - Cabalgata de todas las comparsas. Orden: Cristianos, Almogávares, Ballesteros, Maseros, Andaluces, Marinos Corsarios, Estudiantes, Piratas, Bereberes, Nazaríes, Realistas, Bando Marroquí, Moros Nuevos, Moros Viejos

Día 7 de septiembre

07:30 horas - Diana

12:00 horas - Ofrenda

17:30 horas - Desfile Infantil

22:00 horas - Retreta

01:00 horas - Alborada

01:30 horas - Castillo de fuegos artificiales.

Día 8 de septiembre

07:30 horas - Diana

10:30 horas - Misa Mayor

12:15 horas - Guerrilla y Embajada del Moro al Cristiano

18:00 horas - Conversión y a continuación se procederá a la Procesión.

Día 9 de septiembre

07:30 horas - Romería de Despedida de la Virgen.

17:00 horas - Entrada de Nuevos Capitanes, Alféreces y Madrinas. A continuación entrega de premio y fin de fiesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook