02 de julio de 2019
02.07.2019

Investigan por prevaricación al exalcalde de Villena por no permitir las corridas de toros

Un juzgado ha admitido a trámite la querella de la Fundación Toro de Lidia. Esquembre asegura que no dio los permisos por cuestiones de seguridad

01.07.2019 | 20:26
Javier Esquembre, de Los Verdes, exalcalde de Villena.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Villena ha admitido a trámite la querella por prevaricación interpuesta por la Fundación Toro de Lidia (FTL) contra el exalcalde de Villena, Javier Esquembre, del partido de Los Verdes.

La Fundación Toro de Lidia interpuso una querella por prevaricación contra Francisco Javier Esquembre, después de tres años denegando los permisos para celebrar corridas de toros en la localidad y «por lo tanto haciendo caso omiso de las resoluciones judiciales de los años 2016, 2017 y 2018 que determinaron que el Ayuntamiento de Villena no podía prohibir ni impedir la celebración de festejos taurinos en la localidad», afirman desde la FTL.

Javier Esquembre está siendo investigado por un presunto delito de prevaricación y prestará declaración el próximo 10 de septiembre en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Villena.

El exalcalde de Villena señala que el anterior equipo de gobierno de Los Verdes nunca ha prohibido la celebración de corridas de toros- al no ser esta decisión una competencia municipal- ni va contra las leyes del Estado. Asimismo, insiste en que se rechazó la celebración de festejos taurinos por «motivos de seguridad, ya que el estado de la plaza no reúne las condiciones necesarias para este tipo de eventos y se incumpliría con el reglamento de espectáculos taurinos».

Por otro lado, afirma que «el Ayuntamiento de Villena tiene potestad para regular la actividad cultural que se realiza en la ciudad y para ceder o no el coso, que es de propiedad municipal, para el desarrollo de los eventos que considere oportuno».

La querella por prevaricación interpuesta por la Fundación Toro de Lidia contra Javier Esquembre, es la última acción judicial tras tres años de litigios. En 2016, ante la negativa del Ayuntamiento de Villena a realizar una corrida de toros, la FTL interpuso la primera denuncia. Así el TSJ de la Comunidad Valenciana dictaminó que el Ayuntamiento carecía de competencia tanto para autorizar o denegar la celebración de espectáculos taurinos y condenó al consistorio a abonar las costas del procedimiento.

Un año más tarde y ante la misma situación, una nueva resolución judicial dio la razón a la Fundación Toro de Lidia indicando que «siendo la tauromaquia un patrimonio cultural digno de protección en todo el territorio nacional, el municipio de Villena no constituye una excepción a esta máxima establecida legalmente; y dado que los poderes públicos deben ejercer una acción de salvaguardia de la tauromaquia, el Ayuntamiento de Villena también se encuentra comprometido dentro de tal exigencia legal».

Silencio administrativo


En 2018 y ante las dos últimas resoluciones judiciales en contra de la negativa del Ayuntamiento de Villena, la Peña Cultural Taurina y la FTL solicitó de nuevo la Plaza de Toros para realizar un festejo taurino. En este caso, el consistorio no denegó la solicitud explícitamente, pero sí por silencio administrativo. El Tribunal condenó al Ayuntamiento de Villena -basándose en la jurisprudencia generada por los procedimientos anteriores interpuestos por la FTL- y añadió que el silencio administrativo, «al no dar razones para negar la solicitud, coloca a la parte demandante en la más absoluta indefensión».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook