15 de junio de 2019
15.06.2019

La socialista Irene Navarro hace historia en Petrer

La alcaldesa del PSOE es la primera mujer en la historia de la localidad que asume la presidencia de la Corporación tras ganar las elecciones

15.06.2019 | 15:12
La nueva Corporación de Petrer

Reproducimos íntegramente el discurso de la alcaldesa socialista Irene Navarro durante el pleno de investidura con el que se ha constituido la nueva Corporación Municipal de Petrer:

Muy buenos días a todos los presentes: familiares, amigos y a quienes desde hoy ya formáis esta nueva corporación municipal.

Y es a vosotras y vosotros a quienes quiero comenzar saludando, a todas mis compañeras y compañeros de corporación: Esquerra Unida, Ciudadanos, Partido Popular y PSOE. Y, por supuesto, un saludo muy especial para quienes habéis decidido acompañarnos en un día tan importante como es el que estamos viviendo, tanto los que estáis dentro de este salón de plenos como a los que, por motivos de espacio, lo estáis viendo a través de las pantallas ubicadas fuera de esta sala. También para todos aquellos que lo estáis siguiendo a través del canal de Youtube del Ayuntamiento o escuchándolo a través de la radio. Públicamente, quiero agradeceros a cada una de vosotras y vosotros las palabras y gestos de apoyo que habéis tenido hacia mí y hacia mis compañeras y compañeros en estos días pasados; sabed que nos han dado la fuerza para que yo pueda estar hoy aquí dirigiéndome a esta gran ciudad. Siempre habéis sido, sois y seréis una pieza fundamental en nuestro día a día.

Desde hoy, es para mí un honor y una enorme responsabilidad dirigirme a todas vosotras y vosotros como Alcaldesa de Petrer.

Antes de avanzar en mi intervención, quiero acordarme hoy de todas las personas que han pasado por el Ayuntamiento como concejales y Alcaldes democráticos que me han precedido, por su compromiso con Petrer. Cuarenta años de historia, de personas comprometidas y de trabajo por y para nuestro ciudad. Mi reconocimiento a los Grupos Municipales, que con total normalidad y lealtad democrática han aceptado y asumido el resultado obtenido en la urnas.

Mi más sentida gratitud y afecto para mis compañeras y compañeros del G.M. Socialista, quienes, en todo momento, han confiado y apostado por mí. Un grupo de mujeres y hombres muy joven y totalmente renovado; personas perfectamente formadas y preparadas para asumir las responsabilidades que se les van a encomendar, que no son otras que trabajar para seguir haciendo de esta la gran ciudad de la que todas y todos nos sintamos plenamente orgullosos de pertenecer y de vivir, además de mejorar con esfuerzo la calidad de vida de todos los que aquí vivimos, y por supuesto con una gran capacidad de gestión. La unión que existe entre todos y cada uno de nosotros facilitará esta tarea, y del mismo modo, cuando lleguen momentos complicados, todos juntos sabremos tomar la mejor decisión para resolverlos.

Y no puedo acabar el capítulo de agradecimientos sin dirigirme a quienes para mí son mi pilar fundamental: mi familia. La que está hoy aquí presente o no ha podido acudir, y la que ya me falta pero llevo siempre prendida en el corazón. Si tengo a mi familia a mi lado, soy más fuerte, más segura, más decidida y, sobre todo, más humana.
Mis hijas, mi marido, mi hermana, mis padres, mis tías y tíos, mis primas y primos, y, por encima de todos, ahí están ellos dos, mis abuelos, Juana y Laureano.

A lo largo de todo este tiempo he pretendido que siempre se sintiesen orgullosos de mí. He sufrido mucho pensando que posiblemente hayan tenido que escuchar y leer cosas desagradables sobre su nieta, que les habrán afectado en mayor o menor medida, pero cuando la conciencia está tranquila, y así pretendo que siga estando, no hay palabras que hieran.

Hace sólo unos días, apenas una semana, fui a casa de mis abuelos con mis hijas Begoña y Martina, a visitarles. Había pasado ya más de una semana de las elecciones municipales y a mi abuelo aún se le llenaron los ojos de lágrimas al verme, en una mezcla de alegría, emoción e ilusión.

En ese momento, mientras mis hijas jugaban y mi abuela cosía, surgió una conversación que aún a día de hoy me tiene dándole vueltas y no hay día que no aparezca en mis pensamientos.

Mi familia no es nacida en Petrer, es natural de Jaén, Navas de San Juan y Sabiote, para ser más exactos. La vida no ha sido fácil para ellos, como seguramente no lo habrá sido para muchos de los que nos estén escuchando. Hace 60 años, mi abuelo, sin saber leer ni escribir, y sin apenas equipaje, tuvo que dejar el pueblo y marcharse a otro país, a Suiza, donde no conocía ni la lengua, ni la moneda ni prácticamente a nadie. Pero lo hizo, y lo volvería a hacer, para mantener a su familia.
Si alguien en aquellos momentos de su vida les hubiera dicho que su nieta en el año 2019 sería la Alcaldesa de Petrer, habría pensado que estaba loco.

Y precisamente sobre esto mismo fue de lo que hablamos esa tarde.

Mi abuelo me contó una conversación con mi abuela:
"Con lo que hemos pasado nosotros en nuestra vida, con lo que hemos penado y con lo que hemos peleado para sacarlos a todos adelante, quien nos iba decir que ahora iban a vivir todos tan bien, y quien nos iba a decir a nosotros que nuestra nieta sería alcaldesa".
Son reflexiones de abuelos que llegan al corazón porque seguramente si él no hubiese dejado todo para ganar un dinero para sacar adelante a su familia, hoy yo no estaría aquí contándooslo.
Hoy es un día importante para Petrer, este Pleno constituyente representa la materialización de lo que los ciudadanos decidieron con su voto libre y democrático el pasado 26 de mayo. Una jornada en la que, una vez más, las vecinas y vecinos de Petrer participaron de forma ejemplar. Con su voto, los ciudadanos han decidido de forma contundente el gobierno de la ciudad. Desde hoy, en este salón de plenos se representa la voluntad de la ciudad para los próximos 4 años.

Quienes tenemos la tarea de gobernar esta ciudad, lo haremos desde el diálogo y la escucha activa, la humildad, la sensatez y la honradez. Las vecinas y vecinos de Petrer han depositado una enorme confianza en nosotras y nosotros, pero esa gran confianza requiere ahora de una enorme responsabilidad por nuestra parte. Somos conscientes de ello, y así lo haremos.
Un responsabilidad que será mía como alcaldesa y de mi gobierno, pero que necesitará de la lealtad institucional de todos los grupos con representación municipal. Algo de lo que estoy absolutamente convencida.

Es para mi un día muy importante, asumo una tarea apasionante y una responsabilidad muy importante: ser la Alcaldesa de todos y de todas. De quienes nos votaron decididamente, de quienes lo hicieron con ciertas reticencias, de quienes no lo hicieron, e, incluso de quienes ni siquiera votaron; lo que es sin duda un verdadero privilegio. Porque permitidme que os diga que la política, más allá de los titulares de prensa y las noticias bochornosas por actos inaceptables, es la mejor, por no decir la única, herramienta de la que disponemos para cambiar las cosas, para mejorar la calidad de vida de vecinas y vecinos y para conseguir avanzar.
Petrer es una ciudad maravillosa, con un potencial humano importantísimo, un carácter emprendedor y trabajador como pocas y un presente y futuro lleno de retos. Sus paisajes, sus tradiciones, su gastronomía, su comercio e industria, su tejido asociativo que nos hace únicos y, sobre todo, sus gentes, nos distinguen y convierten en una ciudad única. Estos valores son los que vamos a cultivar y yo, como Alcaldesa, me dejaré la piel para mejorarlos todavía más.

Convoco a los grupos políticos a trabajar juntos por nuestra ciudad, pero, sobre todo, por los ciudadanos. Esta tiene que ser una legislatura de personas, de obras que, no siendo algunas de ellas tangibles, sean importantes porque van a mejorar la vida de nuestros vecinos. Convoco también a los ciudadanos a participar de la vida municipal, puesto que una ciudad fuerte necesita de un tejido asociativo que esté a la altura.

Soy una firme convencida de que juntos podemos seguir haciendo grandes cosas y resolviendo los retos que se nos planteen en el día a día, porque es cierto que no hay progreso sin esfuerzo y sin sacrificio. Estoy convencida de que el único camino para ser grandes es unidos, llevando a nuestra querida Petrer en el corazón.

Muchas gracias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook