17 de mayo de 2019
17.05.2019

Los festeros de Petrer se reparten los 450 kilos de pólvora solicitados

Los arcabuces suenan hoy tras una solución «in extremis» ante el problema de la falta de explosivo

17.05.2019 | 00:02
La pólvora llegó ayer por la tarde a la Finca Ferrusa de Petrer con dos horas de retraso, lo que suscitó temor e impaciencia entre los 200 arcabuceros que la aguardaban.

Suenan ya los arcabuces en los Moros y Cristianos de Petrer. Se mantiene el sonido de una tradición, que este año ha estado a punto de enmudecer por la inesperada falta de pólvora. Un problema del que se tuvo conocimiento la semana pasada cuando los responsables del polvorín albaceteño de Montealegre del Castillo comunicaron al Ayuntamiento de Biar que carecían de existencias para atender su pedido al tener que retirar una partida de 4.000 kilos de pólvora defectuosa.

Los arcabuceros de las diez comparsas de Petrer recibieron en la tarde de ayer las cantimploras con los 450 kilos de pólvora solicitados para participar en los alardos y guerrillas en honor a San Bonifacio, Mártir. Actos que comienzan esta mañana durante la Bajada del Santo y que tendrán continuidad esta tarde con la Guerrilla. Ante la falta de pólvora negra de la serie 1, que es la que se viene empleando en la armas de avancarga de las fiestas de Moros y Cristianos, se ha suministrado pólvora negra de la serie A-3. Un explosivo que apenas se diferencia del habitual en la intensidad sonora del disparo. El único problema es que, al tratarse de una materia de mayor densidad, los trabucos y arcabuces necesitarán una limpieza más profunda cuando finalicen las fiestas.

La medida autorizada por el Ministerio de Industria podrá aplicarse también en las inminentes fiestas de Moros y Cristianos de Salinas y Elda.

Llega de este modo una solución in extremis que abre la vía para que el resto de poblaciones festeras de la provincia dispongan del explosivo con el que celebrar los tradicionales actos de fuego.

Más de 200 arcabuceros de Petrer aguardaron ayer en la Finca Ferrusa para recoger las cantimploras particulares o alquiladas adaptadas a la normativa. La pólvora debía retirarse a partir de la una del mediodía pero el camión se retrasó dos horas. Algunos festeros se temieron lo peor tras una semana de dudas y después de que las poblaciones de Biar y Muro no hayan podido realizar los actos de arcabucería de sus pasadas fiestas. Pero al final el transporte llegó a su destino y los festeros de Petrer se llevaron hasta el último kilo. «Misión cumplida, felices fiestas y ¡Visca San Bonifaci!» exclamó al finalizar el reparto el presidente de la Unión de Festejos, Vicente Escolano Mateo.

Operativo de seguridad

La fiesta está en la calle. Y con ella se ha puesto en marcha el operativo de seguridad. Contará con 180 servicios de la Policía Local, reforzados con el mismo número de servicios de la UPR de la Policía Nacional, con especial incidencia por las noches, de 23.30 a 06.30 horas. Además, Protección Civil realizará 100 servicios a través de voluntarios de la agrupación local y de otras poblaciones vecinas.

Por su parte, en el operativo de Cruz Roja está prevista la participación de más de 80 personas. Según el acto dispondrá recursos fijos y móviles con entre dos y tres ambulancias SBV, puesto sanitario móvil, desfibrilador y punto de atención de primeros auxilios en la calle José Perseguer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook