16 de mayo de 2019
16.05.2019

Petrer abre la vía para que los arcabuceros de todas las poblaciones reciban pólvora

La autorización del Gobierno permite a los festeros utilizar en los alardos y guerrillas un explosivo diferente que ofrece la misma intensidad de tiro

15.05.2019 | 23:48
Festeros de Petrer durante un acto de arcabucería de las pasadas fiestas de Moros y Cristianos celebradas en honor a San Bonifacio, Mártir.

Los arcabuceros de Petrer se repartirán hoy los 450 kilos de pólvora solicitados en tiempo y forma para poder participar en los diferentes alardos y guerrillas de las fiestas de Moros y Cristianos que comienzan hoy. Una solución in extremis, frente al problema de desabastecimiento, que abre la vía para que el resto de poblaciones festeras de la provincia dispongan del explosivo que permita a las comparsas cumplir con los tradicionales actos de fuego.

Ante la falta de pólvora negra del tipo 1, que es la que se viene empleando en la armas de avancarga de las fiestas de Moros y Cristianos, se va a suministrar pólvora negra del tipo 3. Un explosivo que, según indican los expertos, apenas se diferencia del habitual en la intensidad sonora que ofrece el disparo. El único problema es que, al tratarse de una materia de mayor densidad, los trabucos y arcabuces necesitarán una limpieza más profunda cuando finalicen las fiestas.

La medida ha sido autorizada por el Ministerio de Industria y no hay motivos para que no pueda extrapolarse a las inminentes fiestas de Moros y Cristianos de las localidades de Salinas y Elda, que comenzarán respectivamente los próximos jueves 30 de mayo y 6 de junio. Sin embargo los festeros de Biar y Muro no han tenido tanta suerte, y este año no han podido hacer rugir sus arcabuces para simular la contienda entre los dos bandos y lanzar salvas de fuego en honor a sus patrones.

Un problema del que se tuvo conocimiento la semana pasada cuando los responsables del polvorín albaceteño de Montealegre del Castillo comunicaron al Ayuntamiento de Biar que carecían de existencias del tipo 1 al surgir un problema en la fabricación, lo que les obligó a retirar una partida de 4.000 kilos de pólvora defectuosa.

Desde entonces la Unión de Festejos San Bonifacio, Mártir, de Petrer ha realizado numerosas gestiones, con el apoyo de la UNDEF, y finalmente ha conseguido los 450 kilos de explosivo que necesitaba tras una semana de angustias y quimeras ante la cercana posibilidad de tener que suspender unas guerrillas y alardos que forman parte del origen mismo de la celebración.

Está previsto que los 450 kilos de pólvora negra del tipo 3 lleguen a la Finca Ferrusa de Petrer esta mañana procedentes del polvorín de Montealegre del Castillo. Un grupo de festeros pertenecientes a la comisión de Guerrillas trasvasará el explosivo a las cantimploras de los tiradores, que podrán comenzar a retirarlas a partir de la una del mediodía para participar mañana en el primer acto de fuego: la Bajada del Santo a partir de las diez de la mañana.

El presidente de la Unión de Festejos, Vicente Francisco Escolano Mateo, ya anunció el jueves de la semana pasada, tan pronto como se conoció el problema de desabastecimiento que afectaba a Biar, que haría «lo posible y lo imposible» para que Petrer no se quedara sin pólvora. Un logro que, según ha destacado, ha sido posible por la colaboración e implicación» de la UNDEF. «Por eso los festeros de Petrer le estaremos siempre agradecidos a la presidenta Pepa Prats, y a toda su directiva, por haber hecho posible la llegada de toda la pólvora que pedimos », señalaba emocionado Escolano Mateo. «Sin pólvora nuestra fiesta no es fiesta y lo cierto es que no teníamos ningún Plan B -ha admitido- porque confiábamos en que el problema se solucionaría».Quería evitar a toda costa que este año, en su despedida como presidente de la Unión de Festejos, enmudecieran los arcabuces en las fiestas de Petrer. «En los Moros y Cristianos imperan las tres F: Fiestas, Fe y Fuego, y no podíamos consentir que una tradición con más de un siglo de historia se dejara de celebrar por un hecho que no es responsabilidad de los festeros», indicaba ayer sonriendo con alivio tras «una semana de mucho sufrir».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído