09 de mayo de 2019
09.05.2019

Clausuran la segunda planta de la biblioteca de Villena tras caer parte del techo

Una bolsa de agua que había quedado retenida en la techumbre ha provocado el desprendimiento de un trozo de escayola sin causar daños personales

08.05.2019 | 22:42
Clausuran la segunda planta de la biblioteca de Villena tras caer parte del techo

La segunda planta de la biblioteca pública Miguel Hernández en Villena está cerrada al público tras caer, en la mañana de ayer miércoles, parte del techo. Aunque en el momento del accidente la sala estaba llena de usuarios, afortunadamente no se han tenido que lamentar daños personales.

El deterioro de estas dependencias de la biblioteca se ha ido agudizando en los últimos años, por lo que el derrumbe de un trozo de escayola no ha pillado por sorpresa ni a los usuarios ni al personal de la biblioteca.

Hace tiempo se puso en conocimiento de la concejalía de Cultura el mal estado en el que se encontraba el techo de la segunda planta, así como de la moqueta de estas instalaciones ubicadas en la Casa de la Cultura. Durante los días de lluvia aparecían goteras e, incluso, la concentración de agua había provocado manchas en la techumbre. La situación se agravó con las fuertes lluvias de finales del mes de abril. Desde entonces, la humedad y las filtraciones de agua eran una constante hasta que, en la mañana de ayer, se desprendió un trozo de escayola debido a una pequeña bolsa de agua que había quedado retenida en el techo de la segunda planta de la biblioteca.

La sala -utilizada principalmente para el estudio debido a que está alejada de la zona de préstamos y de las actividades de animación a la lectura- permanecerá cerrada, «por seguridad» hasta que concluyan los trabajos de reparación de la techumbre.

La concejala de Obras, Paula García, confirma que en breve se acometerán los trabajos, puesto que estaba previsto, antes del derrumbe, el cambio de la escayola debido al mal estado en el que se encontraba.

La falta de mantenimiento de unas instalaciones de más de treinta años de antigüedad parece ser la causa del deterioro, no sólo de esta sala de la biblioteca, sino de la Casa de la Cultura en general. En diciembre del año pasado, el Partido Popular denunció el apuntalamiento de dos dependencias en el sótano del inmueble tras desprenderse parte del hormigón de la techumbre.

Por otro lado, la biblioteca Miguel Hernández cerrará los sábados por la mañana a partir del 11 de mayo, por falta de personal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook