03 de mayo de 2019
03.05.2019

El Museo de la II República abre sus puertas en Monóvar

Las escuelas rurales de la pedanía de El Hondón se convierten en un centro de interpretación de un enclave histórico, que este sábado acoge un concierto y una conferencia coloquio

03.05.2019 | 21:20
Imagen interior del centro de interpretación de El Hondón

Han finalizado las obras para crear un centro de interpretación sobre el final de la Guerra Civil y los últimos días de la II República en las antiguas escuelas rurales de El Fondó o El Hondón, la pedanía de Monóvar que albergó el aeródromo desde el que partieron al exilio, entre otras personalidades, Juan Negrín, Dolores Ibárruri «La Pasionaria», Enrique Lister, Rafael Alberti y María Teresa León.

El Museo de la II República abrirá sus puertas este sábado 4 de mayo con un concierto a las 11 horas a cargo de la Asociación de Cantautores de Alicante La Explanada y una conferencia coloquio a las 12.30 horas. Charla en la que se ofrecerá una visión literaria, universitaria y emocional del último espacio de la II República con la participación del escritor Benjamín Prado; el doctor en Geografía e Historia, José Ramón Valero; y Pedro Olivares, miembro de la Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante.

El proyecto para convertir El Fondó en un pequeño museo de referencia cultural, turística e histórica comenzó a ejecutarse en noviembre de 2018 con 100.000 euros de inversión. La actuación más costosa ha sido, precisamente, el acondicionamiento de las antiguas escuelas rurales de la pedanía como centro de acogida de visitantes y punto de encuentro de exposiciones itinerantes y permanentes sobre la Guerra Civil y la Memoria Histórica. Pero la actuación también contempla la rehabilitación integral del refugio antiaéreo, en el que se instalará un sistema de luces y sonidos que recrearán los bombardeos de la Legión Cóndor. Una obra que será la próxima en licitar.

El alcalde socialista Natxo Vidal ya manifestó en agosto de 2018, durante la visita de Ximo Puig al histórico enclave, que «estamos ante una de las iniciativas más representativas de la legislatura por su carga simbólica y por su impacto real y económico en la población». No en vano, desde que la ruta «De Monóvar al exilio» se puso en marcha han sido centenares las personas las que han visitado la localidad. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook