23 de abril de 2019
23.04.2019
Monforte del Cid

Archivada la denuncia por acoso laboral del exsecretario de Monforte contra la alcaldesa

La Audiencia concluye que no hay indicios de que Berenguer ni el edil de Personal menoscabaran la integridad moral del denunciante

22.04.2019 | 21:26
María Dolores Berenguer.

El auto asegura que continuar la causa es abocar a los denunciados a «una pena de banquillo».

La Audiencia de Alicante ha archivado la denuncia por acoso laboral que interpuso el exsecretario municipal de Monforte del Cid, Santiago de Munck, contra la alcaldesa y el concejal de Personal, María Dolores Berenguer y Vicente García, según el auto al que ha tenido acceso este diario. El juzgado de Novelda que investigó la querella la archivó por no ver indicios de delito. El denunciante recurrió la decisión a la Audiencia y ésta ha confirmado el cierre de la investigación. «No concurren indicios de que los querellados hayan menoscabado gravemente la integridad moral del denunciante, ni hayan realizado reiteradamente actos hostiles o humillantes que supongan grave acoso al recurrente», asegura la resolución, que considera que llevar a los dos representantes municipales a juicio supondrían «una pena de banquillo».

Por su parte, el actual equipo de gobierno formado por un acuerdo de gobierno entre el PSOE y Esquerra Unida había presentado una querella contra el exsecretario municipal de Monforte y la exalcaldesa del PP, Antonia Cervera, acusando al primero de haber ejercido ilegalmente el cargo durante doce años, en los que los dos denunciados habrían tenido un poder absoluto en el Ayuntamiento. De Munck por su parte había denunciado a la actual alcaldesa, María Dolores Berenguer (EU) y al edil de Personal, Vicente García (PSOE), acusándoles de haberle acosado laboralmente y haberle sometido a una persecución ideológica desde que se incorporaron al cargo.

Conflicto laboral

La Audiencia de Alicante recuerda que el mobbing o acoso laboral suele resolverse en el ámbito laboral, pero hay casos en los que por su gravedad es necesario acudir al ordenamiento penal. Por este motivo, la sala asegura en el auto que coincide con el criterio de la juez instructora y de la propia Fiscalía al concluir que de la investigación realizada «no se desprenden indicios que permitan mínimamente inferir la existencia de una conducta susceptible de ser subsumida por los delitos invocados». A juicio de la Audiencia, las diferentes entre el denunciante y los responsables municipales, que están representados por el letrado, Alejandro Bas, «deben ser resueltas por la jurisdicción correspondiente, que no es, desde luego, la criminal»

La resolución sostiene que el hecho de que el denunciante haya presentado una denuncia «no es un derecho incondicionado» por el que el proceso tenga llegar a juicio. En este sentido, recalcan que el juez puede desestimar la denuncia de manera anticipada en caso de no ver indicios de delito. «En el caso que nos ocupa, no se desprenden indicios claros de criminalidad que justifiquen la continuida del procedimiento y la eventual pena de banquillo que pudiera deriva de un eventual escrito acusatorio», concluye la Audiencia.

Paralelamente, otro juzgado de Novelda prosigue con la investigación de la querella contra el exsecretario municipal y la exalcaldesa del PP presentada por el actual equipo de gobierno. Ambos se acogieron a su derecho a no declarar en su día y ahora se está a la espera de que el juzgado empiece a citar a los testigos para proseguir con la instrucción judicial. La querella, que ha sido asumida por la Fiscalía Anticorrupción, alude a presuntos delitos de falsificación de documentos públicos, tráfico de influencias, negociaciones prohibidas a los funcionarios, prevaricación, cohecho, fraude y usurpación de funciones.

El exsecretario municipal de Monforte consideraba que la querella que el equipo de gobierno presentó contra él se enmarcaba dentro de la campaña de «acoso y derribo» que a a su juicio estaba sufriendo, desde mayo de 2015, por hacerlo responsable «político» de los 12 años de gobierno del PP en la localidad.

Antes de llegar a Monforte, Santiago de Munck estuvo en el municipio madrileño de Rivas-Vaciamadrid, donde ostentó el cargo de presidente del PP desde 1989 a 2003 y fue portavoz y concejal del grupo popular durante doce años a partir de 1991. Según la querella, el 1 de julio de 2003 llegó a ser nombrado secretario interino de Monforte del Cid e interventor de facto de la Corporación, cargo que habría estado compatibilizando durante meses con su acta de concejal en Madrid. La denuncia sostiene que De Munck estuvo ocupando ilegalmente el puesto de secretario de manera intermitente hasta mayo de 2015.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook