27 de marzo de 2019
27.03.2019

Detienen a un vecino de la Plaza Mayor de Sax acusado de 32 robos e incendios en tres años

La situación había generado inseguridad en la comunidad y la Guardia Civil lo pondrá hoy a disposición del juez de Villena

26.03.2019 | 23:57
Un bombero y la botella de butano.

La Guardia Civil de Sax conducirá hoy al Juzgado de Villena al presunto autor de 32 robos, incendios y daños materiales ocasionados en vehículos y trasteros del garaje subterráneo comunitario de la Plaza Mayor. Acciones que se han venido cometiendo, de forma anónima y esporádica, durante los tres últimos años sin que se hubiera podido descubrir al autor de las mismas.

La situación había generado tal clima de inseguridad y hartazgo entre los vecinos que durante el pasado mes de diciembre, tras el último incidente grave a consencuencia del incendio intencionado de un trastero, decidieron instalar cámaras de vigilancia para controlar el interior del garaje. De forma paralela la Guardia Civil de Sax intensificó la vigilancia, contando con la colaboración de la Policía Local, con el objetivo de poner fin a una situación que había generado alarma social por su persistencia en el tiempo.

En los robos se repetía siempre el mismo método. El ladrón utilizaba los extintores del propio garaje para reventar las ventanas de los coches y llevarse los objetos que encontraba en su interior. La mayoría de las veces mandos de la puerta de acceso al garaje, gafas de sol y utensilios de escaso valor. También forzaba las puertas de los trasteros para comprobar lo que había en su interior y vaciaba los extintores con una intención meramente vandálica. Sin embargo lo que más preocupaba a los vecinos era la faceta pirómana por la que se estaba decantando en los últimos meses. Una circunstancia que podía poner en peligro la vida de las personas. Tanto de los residentes como de las personas que frecuentan los diferentes establecimientos situados en la Plaza Mayor.

Trastero calcinado


El último incendio intencionado se produjo el 3 de diciembre de 2018 y fue el segundo que se producía en diez días. En esa ocasión prendieron fuego a un trastero de la tercera planta del garaje, la más baja del sótano. Los bomberos extrajeron las dos botellas de butano que había en el interior y sofocaron las llamas, que calcinaron diversos enseres. Pero la humareda se extendió por todo el aparcamiento afectando al suministro eléctrico, por lo que las tareas de ventilación se tuvieron que mantener durante cinco horas. Afortunadamente las llamas no afectaron a los vehículos estacionados y las válvulas de las botellas de butano soportaron bien las altas temperaturas. En caso contrario la estructura de la Plaza Mayor podría haberse visto afectada, tal y como indicaron los expertos.

El fuego se originó sobre las cinco de la tarde y en la extinción participaron una decena de bomberos que se desplazaron desde los Parques de Elda y Villena.

El incendio anterior se produjo el 22 de noviembre, poco antes de las tres y media de la tarde, y los bomberos del Parque Comarcal de Elda lograron extinguir las llamas con rapidez. Sin embargo, la combustión también generó una densa humareda que se extendió desde la primera planta, donde se encontraba aparcado el coche siniestrado, hasta las otras dos plantas de las que consta el amplio parking. El fuego fue claramente intencionado. El vehículo llevaba mucho tiempo sin ser utilizado y la combustión partió de la zona del motor.

El presunto autor de la treintena de robos, incendios y destrozos fue detenido en la mañana de ayer por la Guardia Civil y conducido al cuartel esposado. Es natural de Elda y reside en la Plaza Mayor desde que se terminó de construir. Está previsto que el juez de guardia le tome declaración esta mañana antes de acordar si lo deja en libertad con cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook