16 de marzo de 2019
16.03.2019
DEBATE SOCIAL EN PETRER

Compromís rompe su silencio respecto a la suspensión del ultramaratón

La coalición recuerda que su único compromiso es con la protección de la biodiversidad para evitar que las montañas sufran más impacto

16.03.2019 | 14:27

Hasta ahora nuestro grupo se ha mantenido en un prudencial silencio con el objeto de no interferir en la prueba EL CID FALCOXTREM y por respeto al Centro Excursionista de Petrer, entidad que desde aquí reconocemos su importancia e implicación en la protección de nuestros parajes, con la que este Ayuntamiento ha colaborado y espera seguir colaborando en un futuro.

No obstante, y debido a las alusiones directas tanto a Compromís como a la nuestra compañera Silvia Rodríguez, concejala de Medio Ambiente de Petrer, nos vemos en la obligación manifestar nuestra versión así como poner luz a esta lamentable circunstancia para que la ciudadanía sepa el porqué de la suspensión de esta carrera en la sierra del Cid y Maigmó.

En primer lugar, señalar que la responsabilidad legal y moral sobre la celebración de un evento corresponde única y exclusivamente a los organizadores. Es responsabilidad exclusiva de la organización el ajustarse a la normativa y a las especificaciones que establece la administración. Y es responsabilidad de la administración velar por que esa normativa se cumpla en todos sus términos con todas aquellas propuestas que se presentan.

Criterios científicos

Desde el primer día en el que tuvimos conocimiento de que había interés en organizar la prueba "ElCid Falcoxtrem", nuestra compañera Silvia Rodríguez señaló no tendría ningún inconveniente con la celebración del evento siempre y cuando se atuviesen a la normativa en vigor, concretamente a la Resolución de la Dirección General de Medio Natural y Evolución Ambiental para pruebas deportivas por terrenos forestales en el término de Petrer, , un trabajo realizado en el año 2013 en el que el propio Centro Excursionista ha participado y al que dio su visto bueno. Queremos recordar que tanto las normativas como las recomendaciones de la Conselleria se basan únicamente en criterios científicos.

De igual forma queremos destacar que dichos itinerarios fueron aprobados en pleno municipal sin ningún voto en contra de todas las formaciones políticas, dando su visto bueno. También se indicó en esa primera reunión que difícilmente se aprobaría si no se tenía en cuenta el periodo de nidificación, ya que la carrera se pretende realizar sobre una Zona de Especial Protección de Aves a comienzos de primavera, una época de especial relevancia para el ciclo de las aves.

La respuesta de la organización del evento en todo momento, y hasta hace pocos días, fue hacer caso omiso a esas advertencias.

De igual forma observamos como la propia organización sacaba a la venta todas las inscripciones en el mes de septiembre sin haber presentado la documentación pertinente, hecho que se produjo en el mes de enero, concretamente el día 2, sin contar con las autorizaciones de los propietarios y sin la garantía de que finalmente los obtuviesen. Y sin ajustarse a la normativa relativa a los tracks homologados para pruebas deportivas en nuestro espacio natural. Un
hecho que a nuestro juicio supone una irresponsabilidad que, no solo ha comprometido a esta y otras administraciones, sino también a los 600 corredores que en su día abonaron la inscripción creyendo que todo estaba en regla. Prueba de ello es la incertidumbre creada entre los participantes, que no tuvieron acceso al track hasta hace pocos días.

"Manos negras"

Lamentamos la interpretación que se está dando desde la organización aludiendo a "motivos políticos" o "manos negras", cuando el Departamento de Medio Ambiente, así como el propio Consejo Municipal de Medio Ambiente y el Consejo de Participación del Paisaje Protegido, compuesto por organizaciones, entre ellas organizaciones ecologistas, y funcionarios públicos, han advertido a la organización que una prueba de estas características sería técnicamente imposible.

Todas estas advertencias han caído siempre en saco roto o, peor aún, han sido cuestionadas por la propia organización. Tanto la dirección territorial como el Departamento de Medio Ambiente se han mantenido siempre en el lado de la legalidad, hecho que entendemos ha supuesto un problema para los organizadores.

No obstante, y a pesar de todas estas advertencias, la organización ha mantenido toda una estructura publicitaria, atrayendo a centenares de voluntarios y decenas de patrocinadores locales haciendo creer a la población que dicho evento sería posible, cuando desde el punto de vista legal y administrativo parecía indicar que lo contrario.

Alternativas rechazadas

De igual forma, en las últimas semanas, desde el propio departamento de Medio Ambiente de Petrer se ha tratado de dar alternativas al track propuesto y se han planteado otras posibilidades relativas a las fechas de la celebración para evitar la suspensión. La organización del evento no ha querido aceptarlas y desgraciadamente todo ha terminado como ya sabemos.

Por todo ello lamentamos las manifestaciones que se están dando y debido a nuestra intención de aclarar todo los sucedido, queremos recoger el guante que el presidente del Centro Excursionista de Petrer ha lanzado a este grupo en medios de comunicación para sentarnos juntos y reflexionar sobre las causas de esta suspensión.

Puerta abierta al diálogo

También estamos dispuestos, como siempre hemos estados, a valorar las posibilidades que tienen para la celebración de una prueba de estas características, siempre y cuando estén dentro de las normativas en vigor. Nuestra compañera Silvia Rodríguez ha mantenido siempre la puerta abierta al diálogo con la organización del evento y este hecho no va a cambiar. De igual queremos manifestar que en repetidas ocasiones nos hemos puesto en contacto con miembros de la organización a pesar de que el Departamento de Medio Ambiente de Petrer ha sido en ocasiones el último estamento municipal en acceder y tener conocimiento de la información relacionada con la prueba.

Por último señalar que nuestro compromiso político se sitúa al lado de la protección de la biodiversidad y de nuestros queridos parajes, y nos esforzamos para que nuestras montañas y bosques no sufran más impacto del que ya reciben. Es por ello que nuestra obligación como responsables públicos es velar porque cualquier actividad no genere un impacto negativo e irrecuperable. La organización del evento habla de poner en valor nuestros montes, pero nuestros montes ya se pusieron en valor cuando se consiguió la declaración del Paisaje Protegido de la Sierra del Cid y del Maigmó. Y la obligación de la administración es conjugar la actividad deportiva con la protección del mismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook