09 de enero de 2019
09.01.2019

La Guardia Civil rescata a dos montañeros de Petrer en Ordesa

Los dos escaladores, de 39 y 48 años de edad, presentaban signos de hipotermia y agotamiento

09.01.2019 | 20:00

Especialistas de la Guardia Civil rescataron la noche de este martes a dos escaladores de Petrer que se quedaron atrapados a últimas horas de la tarde de ayer en una zona de cortadas del pico Taillón, en el interior del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca).

Según informa el Instituto Armado, una llamada hecha sobre las 19,30 horas de ayer a la central de emergencias del 062 informó que los dos montañeros se habían desorientado a causa de la niebla cuando descendían del Taillón, y se habían dirigido por una ruta equivocada hasta una zona de cortados.

Los montañeros, debido a las dificultades derivadas de progresar de noche en un terreno escarpado y con grandes caídas, se refugiaron de la nieve y el viento entre unas rocas y esperaron a ser rescatados.

Las fuentes citadas destacan que los especialistas de la Guardia Civil iniciaron el desplazamiento al lugar donde se encontraban los montañeros bajo unas condiciones meteorológicas pésimas, con fuerte viento, temperaturas bajo cero y bajo ocasionales nevadas.

Los agentes, con la ayuda de guardas del Parque Nacional de Ordesa, consiguieron ubicar a los escaladores mediante una aplicación de teléfono móvil y llegar horas después, sobre la medianoche, al lugar donde se encontraban.

Los dos montañeros, de 39 y 48 años de edad, presentaban signos de hipotermia y agotamiento, y debido a las inclemencias meteorológicas, los especialistas decidieron asegurarlos y emprender con ellos el descenso hasta el refugio de Bujaruelo, que alcanzaron pasadas las 3.00 horas de la madrugada de hoy.

Al no tener lesiones y remitir la hipotermia, los dos montañeros fueron trasladados hasta el lugar donde habían aparcado su vehículo particular.

Por otra parte, sobre las 13,00 horas de la jornada de ayer fue rescatado, también en el Taillón, un escalador que resultó herido al golpearle una piedra de gran tamaño en el casco de seguridad que portaba y causarle una herida sangrante.

A pesar de las fuertes rachas de viento que se registraban en la zona, el helicóptero del Cuerpo consiguió dejar a los especialistas y a un médico en las inmediaciones del punto donde se encontraba el herido.

El montañero fue trasladado por su propio pie hasta una zona en la que la aeronave pudo realizar un apoyo parcial y evacuado hasta el Hospital San Jorge de Huesca para ser atendido de un traumatismo craneoencefálico leve.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook