19 de diciembre de 2018
19.12.2018
Elda / Petrer

Miden los pies a más de mil niños para detectar la talla justa del calzado

El estudio de Inescop obtiene las hormas de los escolares y evitará patologías a corto plazo

19.12.2018 | 00:57
A cada uno de los alumnos de Primaria se les han hecho pruebas.

Un total de 1.023 alumnos de los colegios de Elda Santa María del Carmen, Santo Negro y Padre Manjón y del 9 de Octubre de Petrer , en edades comprendidas entre los 5 y los 12 años, han colaborado con Inescop en un estudio para evaluar el ajuste del calzado infantil utilizado durante la etapa de crecimiento y evitar así posibles problemas y patologías a corto y largo plazo.

El objetivo del estudio es homologar el tallaje de los zapatos para las edades más tempranas. Inescop obtendrá las dimensiones promedio de las hormas de calzado infantil actual. Gracias a este trabajo de caracterización de pies y hormas, se podrá conocer el ajuste real del calzado mediante pruebas de calce con niños, así como la interacción funcional entre calzado y usuario durante la marcha.

Además se ofrecerá al sector información real sobre el estado actual del pie de los niños y el calzado que utilizan, permitiendo así que los fabricantes optimicen sus productos.

La responsable de esta investigación en el centro tecnológico eldense, Mónica Sanchís, ha escogido a los alumnos de Primaria porque «en esta etapa existen grandes variaciones en la geometría y dimensiones del pie de los niños, además la tasa de crecimiento del pie es muy alta, con importantes incrementos en longitud y anchura, pudiendo verse afectado por factores intrínsecos como la edad o el peso, y extrínsecos como los hábitos de calzado o de actividad física» ha explicado.

Durante 2017, 1.029 niños de la Comunidad Valenciana colaboraron con Inescop para la toma de datos. Tras dos años de mediciones y gracias a la colaboración de colegios de Elda y Petrer, un total de 2.052 niños han participado en el estudio que Inescop está realizando y que prevé finalizar a finales de año. A este respecto, Sanchís precisa que «en general el calzado marca un tallaje superior al correspondiente en su longitud interior para alojar el pie. El promedio es de una talla más, pero hemos encontrado casos de hasta tres tallas más. Además, los resultados muestran una dispersión de sistemas de escalado».

Con los datos extraídos, Inescop pondrá a disposición del sector una metodología homogénea que pueda ser aplicada en el escalado del tallaje de series de calzado infantil, pues en la actualidad existe un intervalo de «17 tallas frente a las 7 habituales en calzado de adulto», señala Sanchís.

El ajuste en calzado infantil es vital para un buen desarrollo del pie y está demostrado que un calzado bien ajustado a sus dimensiones es determinante para su correcto desarrollo morfológico y funcional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook