27 de noviembre de 2018
27.11.2018
Sax

El colegio Cervantes se moviliza por la falta de aseos y el retraso de las obras

Los 350 alumnos y profesores del centro comparten dos váteres desde el curso pasado

27.11.2018 | 00:40
Los padres colocando la pancartas reivindicativas en el colegio

La comunidad educativa del colegio público Cervantes de Sax ha iniciado una campaña reivindicativa para exigir a la Conselleria de Educación la instalación urgente de dos módulos provisionales de aseos. Una medida que debió materializarse a mediados de 2017, tal y como se contempló en el presupuesto de las escaleras provisionales del centro, y que evitaría que los 350 alumnos y profesores tengan que compartir, a diario, dos aseos individuales a los que acceden por el exterior dando la vuelta al amplio edificio.

Cabe recordar que en octubre de 2017 la AMPA ya solicitó por escrito a la dirección territorial de Educación estos módulos higiénicos. Pero un año después siguen sin instalarse al igual que nada se sabe del inicio de la rehabilitación de un colegio que lleva 27 años sin mejoras relevantes. Una actuación con cargo al Plan Edificant cuyas competencias, según se señala con preocupación desde la AMPA, «no parece haber asumido todavía el Ayuntamiento como tampoco nos consta que se haya entregado el proyecto».

Precisamente en julio el alcalde Juan José Herrero aseguró que los trabajos comenzarían a principios de este otoño, con cuatro meses de ejecución y 700.000 euros de inversión. El primer edil también señaló que solo faltaba el trámite administrativo de la adhesión del Plan Edificant, y la elaboración de los pliegos técnicos para licitar y adjudicar los trabajos.

«Como se trataba de una situación temporal y somos conscientes de que en toda obra se sufren inconvenientes, decidimos amoldarnos a que durante todo el curso pasado solo hubieran dos aseos mixtos en todo el centro. Pero dado que la obra no se ha iniciado en los plazos anunciados, y habida cuenta de las numerosas quejas de las familias y los docentes por una situación precaria que no garantiza unas condiciones higiénico-sanitarias mínimas», la AMPA ha decidido adoptar las primeras medidas. En la tarde de ayer se leyó un comunicado reivindicativo y se colocaron tres pancartas de protesta en la fachada del centro. El próximo paso será realizar paros en las aulas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook