16 de junio de 2018
16.06.2018

Los alumnos del IES Azorín de Petrer pasarán tres años más en barracones

Educación decide derribar el inmueble y remodelar el proyecto inicial por las patologías que presenta la estructura del centro educativo

16.06.2018 | 00:23

La obras se retomarían en un plazo de 16 meses.

Los alumnos del IES Azorín de Petrer seguirán tres años más en barracones si los plazos dados por el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, se cumplen a rajatabla. Después de un año paralizadas las obras de reforma del instituto, Soler ha informado a la comunidad educativa y al equipo de gobierno que las patologías que sufre el edificio hacen necesario su demolición.

Los técnicos de la Conselleria de Educación han valorado que debido a sus más de 50 años de antigüedad ya no se ajusta a la normativa vigente y, por tanto, no reúne las condiciones necesarias para una ampliación.

El nuevo proyecto básico incluye el derribo de inmueble y la actuación se alargará tres años más. Será necesario empezar desde cero. Soler detalló nuevos plazos que se alargarán tres años para ver el Azorín, de nuevo, en pie. Esta circunstancia obligará al millar de alumnos de Petrer y Elda matriculados en el centro a seguir recibiendo clases en las aulas prefabricadas instaladas en el antiguo aparcamiento desde hace dos años.

En octubre de 2016 comenzó la obra educativa más esperada de Petrer tras nueve años de incumplimientos y retrasos. La duración prevista de los trabajos era de 18 meses y el presupuesto partió de 6.388.281 euros. Una cantidad participada con fondos de la UE en la que no se incluía ni el IVA ni el coste del montaje y alquiler de los barracones. Una vez iniciada la obras, los problemas detectados en la estructura metálica y en la fachada, ya en 2017, obligaron a rescindir el contrato con la adjudicataria.Solamente quedo el esqueleto del edificio en pie. El secretario autonómico indicó ayer que «si todo va bien, las obras se podrán retomarse en unos 16 meses».

Por su parte, la alcaldesa de Petrer manifestó su compromiso con la comunidad educativa del centro al admitir que son muchos los años de espera, pero dijo que «el objetivo es tener el mejor instituto posible y que sea duradero y, tal y como ha valorado la Consellería, eso pasa por una nueva construcción».

Virrey Poveda y Reyes Católicos

En cuanto a los proyectos de remodelación de los colegios Reyes Católicos y Virrey Poveda, el secretario autonómico cofirmó que han sido incluidos en el Plan Edificant de la Generalitat Valenciana. Los técnicos municipales, junto con los de Consellería, ya trabajan para iniciar el proceso, cuyo primer paso es la realización de un estudio de patologías con el fin de evitar deficiencias no previstas en el proyecto inicial como ha ocurrido con el IES Azorín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas