30 de mayo de 2018
30.05.2018

Aspe y Pinoso retiran las placas de Zaplana tras su encarcelamiento

Los actos de repulsa contra el exportavoz del Gobierno y expresidente de la Generalitat guardan relación con las inauguraciones de la reforma del Ayuntamiento aspense y del instituto pinosero José Marhuenda Prats

30.05.2018 | 19:27
La placa conmemorativa de la inauguración del instituto de Pinoso a cargo de Zaplana cuando era presidente de la Generalitat Valenciana

El edificio histórico de la Casa Consistorial de Aspe ya no alberga en su entrada la placa conmemorativa de Eduardo Zaplana Hernández-Soro. En aquel momento era ministro de Trabajo y Asuntos Sociales además de portavoz del Gobierno de España con José María Aznar de presidente.

Zaplana se desplazó desde Madrid hasta Aspe el 18 de octubre de 2003 para asistir al acto inaugural de la última reforma del Ayuntamiento en el que descubrió la placa. Pero durante la mañana de ayer la actual alcaldesa, la socialista María José Villa, ordenó a un operario municipal que la retirase. Una medida que recuerda a la que ya se adoptó en enero de 2016 con la placa del exconseller Blasco, en el centro social de Aspe, cuando fue condenado a ir a prisión por apropiarse del dinero destinado a los proyectos de cooperación con el Tercer Mundo.

También en el Instituto de Educación Secundaria José Marhuenda Prats de Pinoso se ha arrancado esta semana la placa que Zaplana descubrió en la inauguración del centro. Fue el 22 de enero de 1998 y entonces el "molt honorable President" ostentaba la presidencia de la Generalitat Valenciana.

Ambas acciones tienen un carácter de repulsa y reprobación tras el encarcelamiento de Eduardo Zaplana después de que el Juzgado de Instrucción Número 8 y la Fiscalía Anticorrupción le hayan imputado siete delitos: asociación ilícita, cohecho, prevaricación, malversación, blanqueo, tráfico de influencias y fraude en la contratación..

Tras dos años y medio de investigación en el más absoluto secreto, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil culminaba la semana pasada la «Operación Erial» que acabó con la detención del expresidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana (1995-2002), y su círculo de confianza más cercano, además de los empresarios Vicente y José Cotino Escrivà. La operación ordenada por el Juzgado de Instrucción Número 8 de València y la Fiscalía Anticorrupción se ha saldado, por el momento, con siete detenidos y tres investigados no arrestados, además de 22 registros en viviendas, empresas y la Conselleria de Economía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook