28 de febrero de 2015
28.02.2015

La provincia ahorra 657 millones en un año al mejorar la eficiencia energética

La última factura alcanzó los 3.267 millones de euros pero el alto precio de la electricidad y el combustible ha llevado a las empresas, familias y administración a reducir el gasto

28.02.2015 | 01:32
La provincia ahorra 657 millones en un año al mejorar la eficiencia energética

Los esfuerzos realizados desde el sector público y privado en los últimos años para mejorar la eficiencia energética ha permitido a la provincia de Alicante reducir en 657 millones de euros la última factura, que ascendió a 3.267 millones de euros. Además, desde 2005 las comarcas alicantinas han conseguido mejorar su eficiencia energética un 19%, lo que significa que para producir una unidad de Producto Interior Bruto (PIB) se necesita ahora un 19% menos de energía que en 2005. Y esto ha permitido un ahorro equivalente a 517 kilotoneladas de petróleo.

Son varios los factores que han contribuido a esta notable reducción del gasto. La crisis económica y el elevado precio de la electricidad y el combustible han concienciado a particulares, empresas y administraciones públicas sobre la necesidad de ahorrar. Una decisión que ha venido respaldada en muchos casos por las diferentes líneas de ayudas del Ivace-Energía. En ciudades como Alicante y Elche se llegaron a realizar apagados selectivos de farolas por barrios y en muchas otras localidades se ha renovado todo el alumbrado público con bombillas leed de bajo consumo, introduciéndose además políticas de austeridad en los servicios públicos. También los empresarios, para quienes la electricidad y los hidrocarburos suponen el primer o segundo mayor coste de su actividad productiva, han ido sustituyendo su maquinaria por otra más eficiente en materia energética. Otro tanto han hecho miles de familias alicantinas con la renovación de sus electrodomésticos y el aislamiento térmico de sus hogares. Eso en el mejor de los casos porque en el peor las medidas han sido mucho más drásticas hasta el extremo de no encender la calefacción o dejar una bombilla por lámpara para rebajar al máximo el recibo de la luz.

El Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) está a punto de publicar el Balance de Datos Energéticos de la Comunidad Valenciana correspondientes al año 2013. Cabe puntualizar que en este caso, tal y como ocurre en el resto del país, la estadística siempre va un año por detrás. Pues bien, este diario ha tenido acceso, antes de su publicación, al informe que elabora anualmente el Ivace y que recopila los principales datos energéticos. Uno de ellos es que la provincia de Alicante consume el 29,6% de toda la energía del territorio valenciano y, por sectores económicos, el transporte es el que más energía gasta. Concretamente 1.110 kilotoneladas equivalentes de petróleo (ktep), lo que representa algo más de la mitad de toda la energía consumida en la provincia. A continuación le siguen el sector doméstico que con un consumo de 415 ktep representa el 18,8%; el sector industrial, que concentra el 15% del total y consumió 333 ktep; el sector servicios que con un consumo de 262 ktep supuso el 12% del total y finalmente la agricultura y la pesca con el 3,8% y 85 ktep consumidos.

En definitiva, el total del consumo energético provincial ascendió a 2.204 ktep durante 2013 y el combustible más utilizado fue el de los derivados del petróleo. Precisamente sigue siendo el crudo la fuente más utilizada en la provincia con 1.299 ktep consumidos, es decir el 58,9%. La electricidad ocupó el segundo puesto con el 30,4%, seguida del gas natural que representa el 6% y las energías renovables con el 4,8%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook