21 de agosto de 2013
21.08.2013
Petrer

Pez invasor halla hogar en un parque

Detectan en un estanque millones de ejemplares de gambusia que se alimenta del protegido fartet

20.08.2013 | 23:52
Pez invasor halla hogar en un parque

El pez gambusia, una especie invasora muy voraz y con gran capacidad de reproducción que se alimenta del protegido pez fartet en vías de extinción, ha encontrado un acogedor hogar en el estanque del Parque 9 d'Octubre de Petrer.

Millones de ejemplares de la exótica gambusia comparten hábitat con carpas y carpines convirtiéndose, según advierten los ecologistas y expertos consultados, en un peligrosa «arma biológica». Estos ejemplares pueden ser fácilmente capturados por cualquier persona que, con toda su buena o su mala intención, puede terminar soltándolos en alguno de los ecosistemas creados para la recuperación y reintroducción del fartet en los humedales del Medio Vinalopó. Fue precisamente lo que ocurrió hace un año en las balsas de El Prado de Pinoso, en un acción que puso en serio peligro una reserva biológica creada en 1995 por el Área de Medio Ambiente y que, en la actualidad, constituye junto a la de Novelda la única población de fartet de interior en semilibertad de todo el mundo.

La anónima acción fue considerada un sabotaje en toda regla, que dio lugar a la apertura de una investigación tras la denuncia presentada por los responsables municipales al Seprona y al agente medioambiental de la zona de Pinoso. De hecho, el propio Código Penal lo tipifica como delito ecológico y todavía un año después se siguen realizando campañas para tratar de eliminar del humedal todas las gambusia. Una tarea para la que ha sido, incluso, necesario desecar las balsas y trasladar a los fartet a una reserva acotada y segura. Aunque ni siquiera de este modo se ha conseguido suprimir la especie exótica en su totalidad.

La concejala de Medio Ambiente de Petrer, Conchi Navarro, aseguró ayer a este diario desconocer la presencia del voraz pez invasor en el estanque del Parque 9 d'Octubre. «No tengo constancia de ello» dijo la edil asegurando que va a pedir información a la técnico del área para conocer la situación real del asunto. Nada se sabe, pues, de cómo, cuándo ni por qué llegó la temida gambusia al jardín municipal. Todo un misterio por resolver.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook