02 de mayo de 2013
02.05.2013
Sax

¡San Pancracio, trabajo para todos!

La tradicional romería hasta la ermita del santo de la salud y el trabajo recibe una avalancha de parados procedentes del Alto y Medio Vinalopó e incluso de diversos puntos de la provincia

02.05.2013 | 00:00

San Pancracio se vio ayer desbordado en la tradicional peregrinación del 1 de mayo hasta su ermita de Sax. El santo de la salud y el trabajo ha recibido una nueva avalancha de peticiones de parados y no parados de toda la comarca, e incluso de diversos puntos de la provincia, que se dirigieron caminando o con sus vehículos hasta el paraje de La Torre para encenderle velas, depositar flores y el típico perejil en el altar y, sobre todo, para rezarle, darle las gracias y pedirle su ayuda divina. De hecho, la frase más escuchada ayer fue "¡San Pancracio trabajo para todos!". Algo lógico teniendo en cuenta "la que está cayendo" con 34.696 desempleados registrados durante el mes pasado en las oficinas del Servef del Alto y Medio Vinalopó.

También se rogaba por la salud porque sin salud no se puede trabajar ni disfrutar. En fin que el santo, al que por cierto anudaron al cuello el pañuelo de romero, tuvo que tomar buena nota de miles y miles de peticiones que intentará atender, en la medida de lo posible, a lo largo de todo el año.

Acompañó la mañana, soleada y cálida tras los últimos días templados y lluviosos, y La Torre fue un hervidero de ir y venir de personas desde primera hora de la mañana hasta última hora de la tarde. Además este año, curiosamente, no ha habido una sino dos romerías. La que acostumbra a realizar la asociación de vecinos del barrio Hispano América, que partió a primera hora de la mañana desde su local social con destino a La Torre, y la que promovió el cura párroco Antonio Andreu, desde la iglesia, para recuperar la antigua tradición de trasladar la pequeña talla de San Pancracio hasta su ermita. Dos caminos con un mismo destino que ha generado polémica de pueblo en un día de almuerzo y comida campestre.

Antes de visitar el mercadillo que se instala en la rambla, y que este año por las lluvias ha tenido que "retranquearse" para evitar el barrizal, los fieles de San Pancracio acudieron a la santa misa de campaña y el párroco también le pidió "trabajo para quienes no lo tienen" y "solidaridad con los más desfavorecidos".

Los componentes del cuartelillo "El préstamo" de Sax que, desde hace años colaboran muy activamente en el mantenimiento de este festejo con más de medio siglo de historia, volvieron a dejar la ermita en perfecto estado y orden, y a mostrar su hospitalidad ofreciendo a los romeros más "madrugadores" el café y las "hierbecicas" tras la visita al santo. También colaboran con la Iglesia en la recaudación de fondos con la venta de estampitas, medallitas, velas, crucifijos y macetas de perejil bendecido. Unas macetas que, junto a una pegatina que incluye una oración a San Pancracio, daban opción este año a participar en el sorteo de un jamón. Y pasada las siete de la tarde se escuchó el último rezo en la ermita: "San Pancracio bendito. Tú que fuiste bueno, compasivo y generoso te pido que me acompañes en la vida para que no me falte salud, dinero y trabajo". Y con el amén se cerraron las puertas y el santo comenzó a trabajar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook