28 de enero de 2012
28.01.2012
Información

Los propietarios de perros se rebelan en Monforte contra la nueva tasa municipal

Crean una plataforma, critican el precio "abusivo" fijado por el Ayuntamiento y anuncian movilizaciones

28.01.2012 | 01:00
Marcha con perros en Orito del pasado domingo.

Los propietarios de perros de Monforte del Cid no están dispuestos a acatar la ordenanza municipal aprobada años atrás y que el Ayuntamiento ha comenzado a aplicar este mes porque, según han indicado varios de ellos a este diario, la tasa fijada por el equipo de gobierno popular es "un absoluto abuso, que sólo busca un fin recaudatorio y demuestra ser completamente insolidaria con las familias que lo están pasando fracamente mal en la localidad por la falta de empleo y la crisis económica". Así lo resumió ayer Lorenzo Navarro, portavoz de la Plataforma por un parque canino en Monforte, tras anunciar que todos los perjudicados por el nuevo tributo se están agrupando a través de Facebook bajo la denominación "¿Cómo podemos parar esto?".
Según Navarro, el número de afectados se aproxima al millar y ya han comenzado a organizarse para poner en marcha un calendario de movilizaciones con las que pretenden conseguir que el Ayuntamiento anule la tasa o, al menos, reduzca su elevado importe. En la tarde de ayer mantuvieron la primera toma de contacto. "Fue una reunión informal que convocamos unos pocos sin apenas tiempo. Quedamos a las tres de la tarde en el parque de La Purísima y acudieron unas cuarenta o cincuenta personas, pero nos despedimos muy pronto porque comenzó a llover. De todos modos -ha destacado el portavoz- ha servido para que comencemos a conocernos, para intercambiar opiniones y dejar muy claro que no estamos dispuestos a aceptar lo que se nos quiere imponer desde el Ayuntamiento". Lorenzo también alude a posibles defectos de forma en la publicación de la ordenanza en el BOP. Un matíz que han puesto en manos de una abogada y que, de prosperar, podría dejar sin efecto la tasa hasta nueva aprobación.
Desde el 1 de enero quienes residan en Monforte y tengan un perro de compañía tendrán que abonar 40 euros para que su mascota se incorpore al censo de animales domésticos que ha comenzado a realizarse en la localidad. Pero, a partir del segundo año, estarán obligados pagar 20 euros anuales por animal. Peor suerte han corrido los dueños de perros de razas considerados potencialmente peligrosas. En este caso deben realizar un primer pago de 120 euros por perro para ser censado. Pero, si tuvieran un segundo o un tercer ejemplar de estas mismas características, la cantidad quedaría reducida a 80 euros. No obstante, a partir del segundo año y en adelante el pago fijado en la tasa es de 60 euros anuales. "Esto es una barbaridad y basta con comparar esta tasa con la de otros pueblos de la comarca que la tienen en vigor para darse cuenta de lo desproporcionada que es", subraya el responsable del colectivo considerando, asimismo, que "por desgracia lo que va a conseguir el gobierno de Monforte activando este tributo es favorecer el abandono de cientos de animales porque los dueños no podrán pagar tanto dinero por ellos".

Un parque canino como contraprestación
La Plataforma por un parque canino en Monforte se creó hace seis meses a través de un grupo de Facebook. Sus miembros se oponen al pago de la tasa pero, si finalmente no consiguen que el equipo de gobierno suprima o modifique la medida, exigen al menos que con el dinero que obtenga el Ayuntamiento se construya y mantenga un espacio urbano amplio, bien cuidado y dotado de las instalaciones necesarias para el esparcimiento de los animales domésticos. Recuerdan, en tal sentido, que la Ley 4/1994 de la Generalitat Valenciana impone a los municipios la obligación de disponer de este tipo de servicios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook